La portada de mañana
Acceder
El vicealcalde de Murcia denuncia por corrupción a su propio equipo de Gobierno
El primer mapa de mortalidad por COVID muestra el fuerte impacto de la pandemia
Opinión - Villarejo, tercera temporada, por Esther Palomera

El deporte infantil volverá en enero a Cantabria tras varias semanas de reivindicaciones

Un grupo de niños entrena en un campus de fútbol este verano.

El pasado 28 de octubre el Gobierno de Cantabria prohibía el deporte base tras detectar varios brotes de COVID-19, aunque con la esperanza de que este periodo no se extendiese demasiado en el tiempo. Sin embargo, más de dos meses después, niños y adolescentes continúan sin poder retomar sus entrenamientos a pesar de la relativa vuelta a la normalidad generalizada. “Se trata de preservar el deporte, tal y como se ha hecho con la educación presencial", señalan los defensores de la vuelta a esta actividad.

Y es que este panorama propició la creación de la plataforma 'Los niños de Cantabria queremos entrenar', donde menores, padres, entrenadores, educadores e incluso federaciones pedían al Ejecutivo autonómico que se retomase el deporte base para que este periodo "en blanco" afectase a los más pequeños lo mínimo posible. "Nos estamos cargando a una generación de deportistas", lamenta en declaraciones a este periódico una de las integrantes del colectivo y madre de dos niñas deportistas, Inna Alexeeva, refiriéndose a que, "más allá de las medallas, se trata de una cuestión de bienestar y de adquirir hábitos saludables".

Sin embargo, y a pesar de que las competiciones no son una prioridad en estos momentos -únicamente se baraja la opción de entrenar-, desde la plataforma argumentan que estos parones tan extendidos en el caso de Cantabria provocarán "desilusión" entre los menores. "Cuando, sobre todo los adolescentes, vuelvan a competir se darán cuenta de que están muy atrasados respecto a otros compañeros de otras comunidades que ya están entrenando. Hay que intentar empezar cuanto antes", explican.

Finalmente, la presión social sumada a la voluntariedad de la Dirección General de Deporte, desde donde admiten que "siempre" han defendido esta vuelta "en cuanto fuese posible por la situación sanitaria", ha terminado por provocar un encuentro entre el director de esta área del Gobierno, Mario Iglesias, y la plataforma. El mismo, producido este lunes, ha puesto una fecha encima de la mesa para recuperar los entrenamientos: el 11 de enero. "Salvo que se complique mucho el panorama y Sanidad se vea obligado a retrasarlo, la previsión es que ese día los niños puedan volver a entrenar", admite Iglesias con cierta esperanza.

Pero por el momento, tal y como indica el director general de Deporte, las reuniones con Sanidad continúan, y ellos serán los encargados de realizar las modificaciones pertinentes al borrador presentado. "Lo que sí puedo decir es que Sanidad también está por la labor de que se vuelva a entrenar porque los niños lo necesitan: tanto por salud física como mental", reconoce Iglesias.

Respecto a la forma de entrenar, la propuesta realizada es la misma por la que ya se optó en la vuelta al cole: entrenamientos en grupos de convivencia estable pero formados por los clubes o escuelas deportivas, no por los compañeros de clase. Algo con lo que están de acuerdo desde la plataforma 'Los niños de Cantabria queremos entrenar', aunque también piden que no se vuelva a prohibir el deporte "salvo por una circunstancia de extrema necesidad", algo que desde la Dirección General de Deporte advierten que "no pueden asegurar".

Las "injusticias" e "incongruencias"

No obstante, el acuerdo entre la plataforma y el Gobierno también destaca por otros puntos en común, como la falta de equidad entre la realización de unas actividades u otras, como ocurre con los campus y las clases de surf, que se siguen desarrollando porque se consideran "actividad turística". Aunque también ocurre, como indican desde la plataforma, con las clases de baile, que también están permitidas "por tratarse de una actividad cultural". "No lo entendemos, y nos parece muy bien por las academias de baile y los centros de surf, pero es injusto respecto al resto de deportes", expresan desde el colectivo.

Por su parte, desde Deporte aseguran que dentro del borrador que estudiarán con Sanidad, también se ven recogidas algunas de estas problemáticas -como la del surf-, aunque habrá más: "Queremos cambiar varias cosas, como el aforo de los gimnasios, o que el público de las actividades culturales y los eventos deportivos pueda ser el mismo", explica Iglesias.

Asimismo, hay otras "incongruencias" que para la plataforma también son reseñables como que los adultos sí que puedan entrenar en los mismos clubes que los niños no, o que aquellos niños que realizan deportes que dependen directamente de las federaciones nacionales también puedan prepararse, algo que no ocurre con las federaciones autonómicas.

"Hay muchas cosas que no tienen sentido", concluyen. Aunque para acabar, y lejos de buscar culpables, la representante del colectivo asegura que, por mucho que hayan tenido que "aguantar", ahora el objetivo es conseguir su máxima reivindicación: que los niños y niñas de Cantabria pisen el suelo de las pistas deportivas cuanto antes.

Etiquetas
Publicado el
29 de diciembre de 2020 - 14:43 h

Descubre nuestras apps

stats