Cooperativas Agroalimentarias defiende que el 95% de la ayuda a la destilación de crisis la perciba la bodega

Vino

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha no se ha mostrado muy conforme con algunos de las medidas incluidas en el Real Decreto de medidas extraordinarias en el sector del vino para paliar la crisis causada por el COVID- que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) publicaba el pasado día 10 de junio. Tras analizar a fondo el texto, esta organización no entiende que se deje en manos únicamente del sector destilador la determinación del precio que finalmente pagará a cada bodega por una destilación de crisis cuyos fondos son europeos, y cuyo reparto debe responder a criterios objetivos y no discriminatorios.

Para las Cooperativas esto va a crear agravios comparativos entre las distintas bodegas cooperativas de Castilla-La Mancha, por ello apela a la coherencia del sector acoholero y pide que pague por todos los vinos al menos el 95% del precio de la ayuda que el Real Decreto indica (0,40 €/litro para vinos con denominación de origen, y 0,30 €/litro para el resto de vinos).

Según ha señalado esta organización, “no es de recibo que el propio Ministerio haya consentido que arbitrariamente cada destilador negocie libremente y de forma separada con cada bodega, la comercialización de los vinos objeto de la ayuda tras su destilación, con fondos de la Unión Europea que además han sido generados por el propio sector vitivinícola”, con ello además cree que “discrecionalmente ha puesto en manos del sector destilador la potestad de influir en el mercado del vino, tras una crisis que ha sobrevenido y que el propio sector no ha provocado”, señala.

A su juicio, “si las destilerías, además de percibir la ayuda íntegra para la compra del vino a las bodegas para esta destilación de crisis, van a quedarse en propiedad el alcohol obtenido para usos industriales, energéticos o sanitarios, por los que van a ser compensados en el mercado del alcohol, no deben distorsionar e influir de forma unilateral la bajada del mercado del vino”.

Condiciones

Según el Decreto aprobado la semana pasada, la destilación de crisis, para dos millones de hectolitros, tendrá cupos separados para vinos con denominación de origen y resto de vinos. Esta medida está dotada con 65,5 millones de euros, con importes de ayuda de 40 euros por hectólitro en el primer caso y de 30 euros por hectólitro en el segundo. El importe de la ayuda incluye los costes de suministro y los de destilación del vino.

Además, para que todas las zonas vinícolas puedan optar a la ayuda, se abonarán suplementos adicionales cuando la distancia a la destilería sea superior a 150 kilómetros. El alcohol obtenido deberá utilizarse en fines industriales y energéticos, nunca de boca o alimentarios

Etiquetas
Publicado el
15 de junio de 2020 - 14:35 h

Descubre nuestras apps

stats