La portada de mañana
Acceder
La nueva versión de Sánchez provoca fisuras con sus socios de coalición
150 días de guerra entre el Gobierno y las eléctricas
OPINIÓN | La consulta anticonstitucional de Batet, por Javier Pérez Royo

'Las cosicas de Cristina', las recetas manchegas que triunfan en las redes sociales

Cristina Alcázar, una vecina de Elche de la Sierra, famosa por sus recetas en las redes sociales

“Hola a todos y bienvenidos de nuevo a mi cocina: Las cosicas de Cristina”. Con este bonito saludo, Cristina Alcázar de Elche de la Sierra comienza sus vídeos cada día en sus redes sociales para miles de seguidores.

Cristina cuenta que siempre le ha gustado cocinar, pero todo empezó cuando se decretó el estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus. Con el confinamiento “hice un vídeo gracioso para mi familia que terminó en Facebook”. A raíz de este primer vídeo una amiga la animó a subir una receta de buñuelos porque no sabía hacerlos, después otro con los rollos fritos y le siguieron unas buenas migas.

Aunque al principio le daba vergüenza, se decidió a grabar recetas tradicionales y publicarlas en su página personal de Facebook. “Esto me servía a mí como terapia para estar entretenida. Para mi sorpresa el vídeo tuvo muchísimas visualizaciones y empecé a recibir solicitudes de amistad de gente que ni conocía”, explica.

El 23 de abril de 2020 decidió abrirse una página de recetas llamada 'Las cosicas de Cristina'. Al principio tenía unos mil 'Me gusta' de gente conocida. En pocos meses llegó a los 10.000 seguidores, un logro emocionante que celebró haciendo la receta de la 'tarta de la abuela', que tuvo más de un millón de visualizaciones. “Una motivación extra que me hizo dar el paso a monetizar la página y a día de hoy tengo un pequeño sueldo con la “tontería” de los buñuelos” dice entre risas. En estos momentos cuenta con más de 90.000 seguidores de muchos rincones de la geografía mundial, lo que es algo muy gratificante para Cristina.

Actualmente, mantiene su tienda de calzado en la localidad de Elche de la Sierra donde realiza envíos y al mismo tiempo “lo compagino con mis recetas”.

"No me valoraba y viendo todo lo que me está pasando me está ayudando a mi autoestima"

A raíz de tener presencia en Facebook, se abrió un canal de YouTube con el mismo nombre que hoy en día cuenta con más de 16.000 suscriptores. Además, en Instagram también tiene cuenta. “Me comparto por todos los sitios, soy una persona que no me valoraba y viendo todo lo que me está pasando me está ayudando a mi autoestima. Una terapia muy buena” señala Cristina.

Como anécdota destaca que este verano algunos turistas que han estado en su pueblo la reconocían y le pedían fotografías, “para mí es un orgullo sano y una satisfacción muy grande”.

Todo tiene un trabajo detrás

Para la grabación de los vídeos, Cristina sigue la técnica de 'yo me lo guiso y yo me lo como'. Cada noche cuando cierra su negocio graba la receta “y ya me sirve de comida para el día siguiente. Además, todos los fines de semana grabo varias recetas para tenerlas por si algún día no puedo. Me intento organizar”.

“Al principio me grababa mi marido, pero le daba la risa y me la contagiaba a mí y acabábamos riéndonos los dos, entonces nos tocaba repetirla muchas veces. Así que le sustituyó mi hija, pero no quería distraerla de sus deberes y de las cosas que tenía que hacer, así que decidí comprarme un trípode y aprender a manejarme yo sola con la cámara y así no molestar a nadie”, explica.

Las recetas son de cosecha propia, de dulces típicos del pueblo o comidas tradicionales como 'el ajomataero' que “lo hice junto a mi madre porque sola nunca lo había hecho. Aunque hay que decir que las recetas típicas de aquí se acaban (risas) por lo que yo veo otras o de gente que me da recetas de sus pueblos por privado para que yo las grabe y las suba”.

Además, Cristina tiene una gran implicación con sus seguidores siempre intenta contestarles a todos y todas cuando le preguntan por algo en concreto. “Soy muy cercana y transmito confianza, esa es mi esencia de toda la vida”.

Las raíces de Cristina Alcázar

Muchas de las recetas con las que Cristina empezó a triunfar en las redes sociales son las que le gusta hacer cuando va a Villares, una aldea que la vio nacer de la localidad de Elche de la Sierra. Desde los 8 años, Cristina ya apuntaba maneras. "Recuerdo que cuando llegaban fechas señaladas se estilaba amasar las elaboraciones y llevarlas a un horno antiguo que había en la aldea donde acudían todas las vecinas a hornear sus recetas. En este horno yo aprendí a elaborar muchas recetas, sobre todo dulces que son de las que tengo puestas en las redes sociales”, cuenta emocionada.

A sus 15 años se mudó a Elche de la Sierra por el trabajo de sus padres donde cogió más destreza en la cocina. Cuando “nos juntamos con los vecinos y vecinas en verano nos gusta comer al fresco y siempre les preparo alguna de mis recetas”.

Cristina tiene proyectos futuros en mente, “estoy escribiendo un libro de recetas tradicionales de mi pueblo que esperemos que pronto vea la luz”, concluye Cristina Alcázar.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
10 de octubre de 2021 - 12:21 h

Descubre nuestras apps

stats