Fernando Campoy, alma de la cervecera Domus: “Ahora estamos reconquistando el corazón del toledano”

Fernando Campoy delante de la fábrica

Lleva desde el 2003 haciendo cerveza artesana, fue uno de los pioneros de estas cervezas que ya estaban muy extendidas en Europa y América, pero no en España. De hecho, cuando en 2007 Fernando Campoy monta la empresa Domus, sólo había tres cerveceras artesanas en todo el país, cifra que se multiplicó poco a poco hasta que llegó al boom de los últimos años. Hoy produce 200.000 litros de cerveza anuales desde su fábrica en el Polígono industrial de Toledo.

Comenzó en un pequeño garaje del Barrio de Santa Bárbara de Toledo, local que en seguida se quedó pequeño, y se trasladó a la fábrica actual, que también empieza a quedarse corta. Muchos años en el corazón de esta ciudad, pero al que cree que aún no ha terminado de conquistar.

“Creo que todavía el toledano no se identifica todo lo que me gustaría con Domus”, aunque sí afirma que “prácticamente todos los toledanos la conocen y la identifica como la cerveza de Toledo”, señala. El siguiente paso que quiere dar es que el toledano la quiera como suya, “porque muchas veces se identifica como la cerveza de Toledo pero que consumen los turistas”. Cree que “el toledano la esta redescubriendo y haciendo suya que es lo que siempre he querido que pase como  en otros sitios con cervezas industriales. Ahora estamos reconquistando el corazón del toledano”, afirma.

Con sus cervezas de puede maridar desde un plato de alcachofas “con una Pangea que puede jugar con los toques dulces y amargos de la alcachofa”; un escabeche toledano de perdiz, “con una Aurea que es muy fresca y muy afrutada, combina también muy bien con encurtidos”; un queso manchego con una ‘Iberus’ una cerveza robusta con un componente notable de lúpulo con su toque de amargor; o una tarta de mazapán con una “Domus Greco, que la hice con almendra, que sería perfecta pero también con una ‘Santo Tome´ o una ‘Summa’”, señala.

Actualmente la fábrica tiene en el mercado 14 cervezas distintas fijas, más las ediciones especiales que cada año elaboran, así como las colaboraciones con otras cerveceras de todo el mundo, la más reciente con la argentina Bierhaus.

Degustación y encuentros en la fábrica

Ahora, incluso, la fábrica de cervezas de Toledo se ha convertido en un centro de encuentros y degustaciones de las distintas cervezas. De lunes a jueves hasta las 18 horas se puede tomar una cerveza en la terraza que han habilitado para ello o comprarlas para llevarlas a casa e incluso los viernes hasta las 23 horas se puede acompañar con un perrito caliente con salchicha alemana y pan de cerveza, una hamburguesa de pulled pork o unos nachos con salsa.

Además, también se ha convertido la fábrica en “zona de encuentro para grupos, para formaciones, reuniones y dar a conocer lo que es la cerveza al público. Un espacio interesante que además educa a los que vienen en el mundo de la cerveza”, señala Campoy.

Tras las experiencias de degustaciones de cervezas online que ha hecho durante la pandemia, con ‘Hombres G’ y Agustín Jiménez, muchas personas participando mediante la web, ahora vuelven los encuentros presenciales, incluso recientemente se ha hecho una presentación a través de la web conectando Toledo y Argentina para la presentación de las nuevas cervezas. De estas experiencias se van a hacer una al mes siempre con reserva.

Una sin alcohol

Domus es una cervecera inquieta que no para. Recientemente han puesto en el mercado una de las primeras cervezas artesanas sin alcohol. Es una cerveza elaborada de manera distinta a como se hacen las industriales sin alcohol, “Hemos hecho una producción muy cuidada para que el alcohol que produce no super el 1%. Tiene menos cuerpo pero tienen más sabor que la lager, es una ale, percibes el lúpulo, la malta caramelizada, color, es una  cerveza que gusta al cervecero y también la no cervecero”, señala.

Esta se une a la larga familia Domus. La primera, ‘Toledo’, una lager rubia, natural, la primera en una cata. ‘Regia’, una Pale Ale de alta fermentación, en la que percibes el lúpulo, la malta, y es uno de los buques insignia de Domus.

Aurea, es una IPA (India Pale Ale), la primera IPA que se hizo en España. Es diferente, “quise hacer una para España que fuera más fresca, muy refrescante, con poco cuerpo y que no sea muy amarga, con lúpulo muy aromático como protagonista, es pura fragancia”, señala.

Summa, es una scott, más oscura, roja con un punto de miel, con 7,2 grados.

“Estos son los cuatro magníficos de nuestras cervezas:  Toledo, Regia, Aurea y sin alcohol, y luego Summa”, señala.

Pero junto a estas básicas ya en el universo Domus, se han elaborado otras ediciones más especiales que llegaron para quedarse, en las que está muy presente Toledo y sus símbolos: “En ‘Santo Tome’ hicimos un guiño a la Iglesia y al barrio, es de estilo belga con unos 6 grados, la hemos suavizado con respecto a las belgas y está gustando mucho”, añade, es una de las cervezas más caras de Domus pero se vende muy bien, con una botella de formato muy atractivo y una etiqueta con diseño mudéjar.

‘La Catedral’, otras de sus productos, “es una muy especial en colaboración con cerveceros de Portugal, en Braga porque la catedral es la Primada de allí igual que la de aquí, por eso hicimos una cerveza común de 8 grados y medio, con toques de enebro”.

Los viajes de Fernando Campoy es otro de los motivos que inspira sus creaciones. Así por ejemplo ‘Pangea’, es una cerveza que “hice en Brasil, me llevé en la maleta azafrán de Consuegra y luego puse también pimienta rosa de allí”. O ‘Iberus’, “una cerveza que hice pensando en Portugal, la cerveza que nos une es una doble IPA”, señala.

También Ninfa, “una cerveza negra como la noche, una receta elaborada con el cervecero  Boris Brew, que presenta toques cafetosos, chocolate, muy compleja”.

Además, Domus se ha internado en otros productos derivados de la cerveza como la mermelada de cerveza o la crema de cerveza “un destilado de 15 grados, muy atractivo”, dice.

Cristal o lata

Domus elabora sobre todo en cristal ya que está más enfocada hacia la hostelería y la restauración, que es el segmento donde más se vende, especialmente en Toledo y Madrid, aunque actualmente están empezado a enlatar la cerveza para dirigirse más al sector de la alimentación.

“Estamos cada vez más en Alimentación, en pequeñas tiendas, cada vez más carnicerías y charcuterías gourmet, en Toledo en las grandes superficies, en el Gourmet del Corte Inglés nacional tenemos dos referencias”, señala.

Para este segmento, “estamos planteando tener referencias exclusivas para grandes superficies, para no entrar en competencia con el canal Horeca”, uno de sus últimos empeños. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats