La Comarca de Almadén denuncia su “reiterado aislamiento y olvido” un año después de recrear el encierro minero de 1984

Grupo de acampados en Almadenejos

Se cumple un año desde que un grupo de hombres y mujeres originarios de la Comarca de Almadén, en la provincia de Ciudad Real, comenzó un encierro en la primera planta de la histórica mina de mercurio de la ciudad. Con ello recrearon la protesta que 11 mineros iniciaron en esa misma fecha en 1984, pidiendo la mejora de sus salarios y de sus condiciones laborales. Lo que comenzó como el rodaje de un documental de Chico Pereira sobre aquella protesta del siglo pasado desencadenó toda una movilización social en la zona, trascendiendo su objetivo inicial.

Del documental a la protesta: la recreación del encierro de mineros de Almadén en 1984 desencadena una nueva movilización social 

La recreación del encierro de mineros de Almadén en 1984 desencadena una nueva movilización social 

Desde el 30 de julio hasta el 9 de agosto, día en que terminó el encierro y la recreación, la ciudadanía de Almadén y comarca hizo oír su voz en todo el país, aunque por otros motivos diferentes a los de los mineros de los años 80: querían medidas de impulso económico, industrial, laboral y de infraestructuras para una zona muy deprimida y despoblada. Consiguieron que se constituyera una mesa de seguimiento con el Gobierno de Castilla-La Mancha para la consecución de varias acciones, pero un año después “nada ha cambiado”.

El pasado jueves, día 29 julio, un grupo de hombres y mujeres decidió “reeditar” la protesta. Recorrieron a pie los 12 kilómetros que separan Almadén de la estación ferroviaria del cercano municipio de Almadenejos y allí han acampado desde entonces, soportando temperaturas de hasta 41 grados. Con ello quieren “simbolizar y dar continuidad” a sus peticiones. “No hemos conseguido nada en un año, seguimos en un reiterado aislamiento y olvido”, comenta el presidente de la Plataforma Forzados (impulsora de las movilizaciones), Leodegario Villaseca.

Explica que la mesa de seguimiento que se constituyó tras la protesta de hace un año se reunió en diciembre y después quedó paralizada debido a la pandemia de coronavirus y al posterior estado de alarma. Hubo un nuevo encuentro vía online la semana pasada, motivado por el “ruido” que la plataforma ya había hecho en las redes sociales convocando para la acampada, pero por el momento no hay medidas adoptadas y puestas en marcha.

El lema para ellos y ellas sigue siendo “Del pozo se sale” pero este año han añadido también otra frase: “Nuestro tren nunca llega”. No se refieren solo con ello a las conexiones ferroviarias deficientes de la comarca, sino a todo un conjunto de peticiones donde el tren simboliza el futuro de la zona.

Muchas de esas peticiones quedaron reflejadas  en un documento de peticiones que sirvió como hoja de ruta a la mesa de seguimiento y que “sigue vigente”. Entre otras cuestiones, reivindican la reindustrialización de la comarca mediante la captación de inversores y creación de puestos de trabajo; y la disposición de suelo industrial a bajo coste e incentivos fiscales y sociales que hagan atractiva la zona para inversores privados.

En el ámbito de las infraestructuras, demandan el trazado de la Autovía A-43 en su opción Sur, mejorar la conectividad ferroviaria de los pueblos de la comarca y sustituir las tuberías de agua potable. En cuanto al turismo, reclaman, entre otras cuestiones, un órgano de coordinación para la recuperación, mantenimiento y licitación de la explotación turística del Patrimonio histórico‐cultural de la Comarca de Almadén. 

Y en el ámbito sanitario, exigen dotar de los medios humanos y materiales necesarios a los centros de salud y servicios de urgencia de la comarca, con un “redimensionamiento” donde “se tenga en cuenta la situación de aislamiento geográfico de la zona y el envejecimiento de la población atendida y no exclusivamente en función del número de habitantes”.

“Nos quedaremos aquí hasta conseguir nuestras peticiones”, afirma Villaseca, aunque principalmente quieren que les reciba el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. “No hace falta que venga en persona, solo nos basta con que nos diga que nos va a recibir en breve, cuando se recupere la actividad, y que nos diga a cara a cara que las promesas que nos hicieron se van a cumplir”. Este miércoles está previsto que acuda a visitar el campamento el presidente del PP regional, Francisco Núñez.

Etiquetas
Publicado el
4 de agosto de 2020 - 19:23 h

Descubre nuestras apps

stats