El Gobierno de España afirma que reducir el trasvase Tajo-Segura obedece a una decisión técnica y beneficia a ambas cuencas

Canal del trasvase Tajo-Segura

El secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Hugo Morán, ha defendido que reducir el volumen de agua a transferir en el trasvase Tajo-Segura obedece a una decisión técnica y que beneficiará a ambas cuencas.

Page: “Si quieren que hablemos de agua, que lo hagamos a las orillas del Tajo, para que vean la porquería de río que tenemos”

Page: “Si quieren que hablemos de agua, que lo hagamos a las orillas del Tajo, para que vean la porquería de río que tenemos”

En un vídeo remitido por el MITECO, Morán explica que la modificación de las reglas de explotación de la situación 2 del trasvase Tajo-Segura, por la que se reducirá el máximo mensual trasvasable de los 38 hectómetros cúbicos (hm3) actuales a 27 hm3, beneficiarán tanto a la cuenca cedente como a la receptora y que obedece "estrictamente" a una recomendación técnica.

En la actualidad, el nivel 2 establece que cuando las existencias conjuntas de los embalses de Entrepeñas y Buendía están por debajo de 1.300 hm3, pero por encima del nivel 3 (desde 586 a 688 hm3 según los meses) se autoriza de manera automática una transferencia mensual de 38 hectómetros cúbicos.

Morán ha explicado que el Gobierno aboga por dar una respuesta "más razonable" a las necesidades de ambas cuencas, en línea con las recomendaciones técnicas.

Así, ha recordado que la última modificación realizada en estas normas se produjo en 2013 y ha asegurado que en aquel momento "se hizo desoyendo las recomendaciones técnicas" que indicaban que en situación de nivel 2 --en la actualidad se transfiere de forma automática 38 hectómetros cúbicos-- no debería rebasarse los 30 hectómetros cúbicos.

"De hacerlo se podía colocar al sistema en una situación excepcional, buena parte del tiempo a lo largo del año hidrológico y eso ha redundado primero, en reducir las reservas disponibles en cabecera y, en segundo lugar, no permitir actuar con una predictibilidad suficiente", ha criticado el secretario de Estado.

A su juicio, aquella fue una decisión política del Gobierno del PP que "se ha demostrado errónea, equivocada", ya que "aproximadamente" la mitad del tiempo el sistema está esa situación.

En estos momentos, según ha apuntado hay aproximadamente un 20 por ciento de posibilidades de que el sistema llegue a nivel 4, que es cuando no se puede realizar ningún trasvase. Morán recuerda que hubo una época con once meses consecutivos en los que el sistema estuvo en esa situación y, por tanto, el trasvase fue de cero hectómetros cúbicos.

Por eso, justifica que no se puede permitir que vuelva a producirse esa situación, para lo que el Gobierno ha adoptado la decisión "atendiendo al criterio técnico" y con los parámetros ya disponibles en 2013, para procurar no entrar en niveles excepcionales de situación 3 o situación 4.

Por tanto, afirma que es "necesario" establecer en el nivel 2 un volumen trasvasable que "no sobrepase" los 27 hm3, porque eso permitirá contar con más volumen de agua en los embalses de cabecera, que no sufrirán se podrá garantizar el suministro de agua para beber y también a los usos económicos que se derivan del aprovechamiento del trasvase.

En definitiva, Morán concluye que modificar la regla del trasvase en situación de nivel 2 obedece a una recomendación técnica para dar una "necesidad más razonable tanto de la cuenca cedente como en la receptora".

Ximo Puig afea a Page sus declaraciones "altisonantes" sobre el trasvase

Sin dejar la infraestructura, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha replicado al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que en el trasvase Tajo-Segura "más allá de declaraciones altisonantes, lo que se debe actuar es con criterios objetivos" para garantizar el buen estado del río, pero también el agua a los regantes. "Esto no tiene que ser una guerra de confrontación de banderas sino de arbitrar las mejores soluciones", ha defendido.

Puig, en una entrevista a la cadena SER recogida por Europa Press, ha apostado por generar "una atmósfera favorable a un acuerdo" aunque sea "muy complicado" porque el agua "también tiene una parte identitaria". En ese sentido, ha lamentado "muchas declaraciones que tienen que ver con tintes nacionalistas de todo tipo y victimismos" porque "la confrontación y el identitarismo no ayuda a solucionar problemas".

En ese sentido, ante las críticas de "incoherencia" de García-Page por defender el trasvase y gestionar fondos europeos con criterios de sostenibilidad, Puig ha replicado que "el Consell defiende la sostenibilidad porque forma parte de nuestro ADN, lo que no es en absoluto incompatible con mantener una infraestructura que en estos momentos no tiene alternativas".

Así, se ha definido como "profundamente defensor del diálogo, desde la firmeza" y en ese sentido ha recalcado que el trasvase es "absolutamente irrenunciable" y es "justo" para lo que es "un acuerdo básico al que se llegó en su momento" y que "por tanto no se puede cambiar por una parte".

Por ello, "necesitamos encontrar esos puntos de aproximación y más "teniendo en cuenta que todos defendemos la sostenibilidad". "Aquí no se trata de que haya unos que defienden la sostenibilidad frente a otros que defienden el crecimiento económico porque la sostenibilidad, en realidad, está basada con la asociación de crecimiento económico y social", ha mantenido.

Del mismo modo, preguntado por la petición del presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, de que encabece el frente común, ha contestado: "Yo no estoy por frentes, estoy por soluciones". En ese sentido, ha aclarado que está dispuesto a hablar con todas las instituciones, pero ha advertido: "Esto no va de hacer política del agua porque las guerras del agua dan muy poco resultado". "Politizar y partidizar esta cuestión no ayuda", ha insistido.

En esta línea, ha insistido en que "estamos en un momento en el que necesitamos la máxima capacidad de superar la confrontación" porque, en caso contrario "no conseguiremos nada". "Hay unos derechos adquiridos que nosotros vamos a defender y también se tiene que garantizar el agua para siempre como hemos planteado", ha recalcado.

Al respecto, ha apostado por "aprovechar todas las fuentes de recursos" porque "la huerta de la Vega Baja es fundamental para la economía de la Comunitat Valenciana y de España". "Lo que es insostenible es acabar con la huerta", ha apostillado.

síguenos en Telegram

Descubre nuestras apps

stats