La portada de mañana
Acceder
Las estafas con criptomonedas se multiplican y atrapan a inversores
Empresarios acogidos a la amnistía fiscal logran que el Estado les avale préstamos
OPINIÓN | 'Las cuentas de la derecha', por Antón Losada

La mayoría socialista aprueba el plan fiscal de Page y veta las propuestas de PP y Ciudadanos en el Debate de la Región

Parte del equipo de Gobierno de García-Page se felicita tras el último Debate sobre el Estado de la Región antes de las elecciones de 2023

Los impuestos han vuelto a copar buena parte del Debate sobre el Estado de la Región en Castilla-La Mancha, el último de la legislatura. Este miércoles era el turno del debate y votación de las resoluciones de los tres grupos parlamentarios presentes en la Cámara regional.

De un total de 21 que fueron calificadas en la Mesa de las Cortes durante la pasada madrugada, solo se han aprobado siete, y todas a propuesta de los socialistas. Ni una sola de las 14 que presentaron PP y Ciudadanos salió adelante en virtud de la mayoría absoluta que ostenta el PSOE.

El Grupo Parlamentario Socialista ha sido el encargado de materializar la propuesta fiscal que ayer avanzase Emiliano García-Page, que el propio presidente se afanaba hoy mismo en aclarar, tras las dudas suscitadas entre los agentes sociales y formaciones políticas de Castilla-La Mancha, sobre cómo van a pagarse. En concreto explicaba que la parte que la comunidad autónoma recauda del incremento del precio de los combustibles, puede servir para compensar la rebaja fiscal para rentas medias y bajas que ha anunciado.

“Todos los empresarios que tengan miedo en otros territorios, que se vengan. No tienen que tener miedo en el ámbito fiscal. No vamos a aumentar impuestos”, decía ayer, para añadir después que “si no hubiera inflación ni siquiera me estaría planteando deducciones”.

En todo caso, hoy su partido ha aprobado implementar deducciones en el tramo autonómico del IRPF pero “sin una rebaja a granel”, como advertía el presidente regional, para llegar a rentas de hasta 30.000 euros. El Gobierno castellanomanchego espera reducir en 75 millones el impacto en los bolsillos de los ciudadanos de la comunidad autónoma. Esta propuesta, junto con otras cinco propuestas fiscales supondrían un impacto total de 85 millones de euros.

También se ha dado luz verde a que en la próxima declaración de la renta, y para reducir la inflación -Castilla-La Mancha encabeza el ranking nacional desde hace varios meses-, los contribuyentes podrán deducirse de la cuota 200 euros en rentas inferiores a 12.000 euros, 150 si son de menos de 21.000 euros, y 100 euros en caso de rentas de hasta 30.000 euros.

Esta deducción podrá incrementarse en 50, 37,5 o 25 euros respectivamente, por cada hijo a cargo del contribuyente. Se va a duplicar la deducción ya existente por las cantidades satisfechas por custodia de menores de 3 años en centros de Educación Infantil, de forma que se compensará el 30%, duplicando igualmente los límites máximos de deducción hasta los 500 euros.

En gastos educativos se va a incrementar la deducción ya existente en la adquisición de libros de texto y enseñanza de idiomas; en la compra de la primera vivienda habitual también verá compensado el incremento del tipo de interés de préstamos hipotecarios, y habrá deducciones al emprendimiento o la inversión en entidades de economía social.

Otra de las propuestas novedosas de los socialistas ha sido la de pedir al Gobierno de España la inclusión de La Roda (Albacete) y Tarancón (Cuenca) para que puedan engancharse a la Tubería Manchega como municipios “prioritarios”.

La propuesta de rebaja fiscal del PP se queda en el cajón

Aunque el presidente del PP castellanomanchego lo dejó ayer en su segundo plano durante su intervención, hoy el Partido Popular ha vuelto a intentar que las Cortes regionales aprobasen su propuesta fiscal, tras la puesta en escena del pasado lunes junto al presidente andaluz Juan Manuel Moreno para explicar las 'bondades' de rebajar impuestos.

El partido de Paco Núñez pedía deflactar el tramo autonómico, una modificación de los tramos y la reducción de tipos impositivos en cuanto al IRPF. En concreto deflactar un 4,1% en los tres primeros tramos. Eso, según el PP, afectaría a los contribuyentes con rentas anuales más bajas (las inferiores a 34.36 euros) y “permitiría compensar el efecto de la inflación y una recaudación extra de IRPF a Castilla-La Mancha con 300 millones de euros más”.  

Después, y en cuanto a su idea de modificar tramos de la base liquidable, han propuesto “la rebaja de entre 1 y 2 puntos en todos los tipos impositivos”. Es decir, el tipo máximo sería del  20,50% y el mínimo del 8,50%.

Los ‘populares’ también pusieron sobre la mesa hasta 12 deducciones. Por ejemplo, establecer en un mínimo de 500 euros las ayudas por nacimiento o adopción de cada hijo, multiplicándolas progresivamente en función del número que se tenga o adopte.

También quieren deducciones en las ayudas a las familias numerosas, a la familia monoparental,  o destopar la deducción por gastos de guardería, pasando de la actual deducción del 15% de los gastos de guardería de 0 a 3 años, con un tope de 250 euros; a una deducción del 30% de los gastos y eliminando el límite.

Otra de las propuestas fue la de multiplicar por diez las deducciones actuales por discapacidad del contribuyente, ascendientes o descendientes y para contribuyentes mayores de 75 años y los que cuiden a un mayor de 75 años. Además de duplicar la deducción por acogimiento familiar no remunerado a menores, eliminar los límites de la deducción por arrendamiento de vivienda habitual o duplicar la deducción por traslado de vivienda habitual.

Sucesiones, donaciones y patrimonio

En relación con el Impuesto sobre el patrimonio, el PP ha propuesto una bonificación autonómica del 100% si la cuota resulta positiva, una vez que se le han aplicado deducciones y bonificaciones reguladas por la normativa estatal.

En cuanto al impuesto de sucesiones, el PP pide elevar la bonificación del 95% actual, al 99% hasta los 225.000 euros de base liquidable. Y además, incrementar el 5% en la bonificación del resto de tramos.

Para el impuesto de donaciones el PP ha reclamado duplicar la reducción aplicable en  adquisiciones 'inter vivos' de una empresa individual, un negocio profesional o participaciones en entidades, desde el 4 hasta el 8% en la base imponible. Y también elevar porcentajes de bonificación en las transmisiones 'inter vivos' en los distintos tramos desde el 95 al 99% respecto de los primeros 120.000 euros. En el resto, bonificación del 5%.  

Respecto de las personas con grado de discapacidad igual o superior al 65% han propuesto elevar también hasta el 99% (práctica eliminación) el tipo actual del 95%.

El presidente del PP en la región, Paco Núñez, ha dicho estar dispuesto a “consensuar” estas medidas con el Gobierno autonómico para “devolver” a los castellanomanchegos hasta 500 millones de euros, según recoge Europa Press. Pero su propuesta no ha salido adelante al no recibir ni los apoyos del PSOE ni de Ciudadanos. Ayer Emiliano García-Page le afeaba por “demagoga” su propuesta: “Propone un agujero de 1.000 millones y no sé de dónde va a sacarlo. No explica cuántos docentes hay que despedir, cuántos sanitarios o cuántos centros hay que cerrar”, agitando así el fantasma de los recortes de Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha.

Las propuestas fiscales de Ciudadanos, también rechazadas

Ciudadanos también ha presentado propuestas de corte fiscal. Tampoco han salido adelante, en virtud del voto mayoritario en contra del PSOE y también del PP.

La formación que lidera Carmen Picazo reclamó elevar al Gobierno de España la necesidad de aprobar una deducción extraordinaria y temporal en el IRPF de, al menos, el 25% del importe del incremento experimentado en el pago de intereses de las hipotecas constituidas a tipo variable hasta el 1 de agosto de 2022 sobre la vivienda habitual, con un máximo de 400 euros anuales.  Y también que el Gobierno de Castilla-La Mancha aprobara una deducción autonómica extraordinaria y temporal en dicho impuesto que complemente la deducción estatal con un máximo de 400 euros anuales.

Han defendido un Plan de Reducción de la Carga Fiscal para las Familias Jóvenes que conlleve la creación de una nueva deducción autonómica sobre IRPF a contribuyentes menores de 36 años, de 150 euros de la cuota íntegra autonómica, con un límite en la base imponible de 20.000 euros en tributación individual y 32.000 euros en conjunta.

Además, propusieron aumentar la actual deducción autonómica sobre el IRPF por nacimiento o adopción de hijos, crear una nueva por cuidado de hijos menores de 7 años y otra más por suspensión del contrato de trabajo o interrupción de una actividad económica por cuenta propia por permiso de paternidad.

Entre las siete propuestas presentadas por Ciudadanos está la de alargar la vida de la nuclear de Trillo, en Guadalajara hasta 2035. No es la primera vez que lo piden para “conseguir una transición energética más verde”.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats