La portada de mañana
Acceder
El hijastro de Ángeles Muñoz dijo tener el plan urbanístico antes de aprobarse
El negocio secreto de Tesla: vender a otros fabricantes el derecho a contaminar más
OPINIÓN | 'El veto del odio', por Antón Losada

Paco Núñez busca el apoyo del presidente andaluz un día antes del Debate de la Región en Castilla-La Mancha

Paco Núñez con Juan Manuel Moreno Bonilla en Sevilla

Carmen Bachiller


0

Por sorpresa, en una convocatoria a la prensa de última hora, el presidente del PP de Castilla-La Mancha ha anunciado un viaje relámpago a Sevilla para reunirse con el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla. Paco Núñez ha buscado un golpe de efecto un día antes del Debate del Estado de la Región en el que el debate fiscal será uno de los principales argumentos del PP, como viene anunciando desde hace semanas.

Núñez se lo jugará todo a la cuestión de los impuestos este martes frente a Emiliano García-Page. Será, previsiblemente, su último gran careo ante al actual presidente de Castilla-La Mancha antes de las Elecciones Autonómicas. Entre otras cosas porque las ausencias de ambos en los plenos ordinarios han sido notables durante esta legislatura.

En marzo de 2021, Paco Núñez se ocupó personalmente de que la formación castellanomanchega pelease por el voto para Isabel Díaz Ayuso que aspiraba a la Presidencia de Madrid y que por aquel entonces marcaba la dinámica y la retórica del partido incluso a nivel nacional. El PP de Castilla-La Mancha pidió el voto para ella entre los 200.000 madrileños que viven en la región.

Ahora ha buscado el amparo del nuevo ‘gurú’ del Partido Popular en política fiscal, Juan Manuel Moreno, que acaba de suprimir el impuesto de patrimonio que pagan los 20.000 andaluces más ricos.

De la reunión ha trascendido una comparecencia grabada en la que Núñez, arropado por Juan Manuel Moreno, se deshacía en elogios al modelo fiscal implantando por el presidente de aquella comunidad autónoma.

“Andalucía es un ejemplo de la evolución hacia el futuro. De un modelo reformista que, con buenas políticas, con cercanía y con la creencia firme en el progreso de su tierra, es capaz de cambiar la dinámica de todo un territorio”, decía Núñez.

Desde Sevilla le ha propuesto al Gobierno de Castilla-La Mancha “que siga el camino de Andalucía”, porque “el eje de crecimiento que se puede generar en el sur de Europa pasa por Castilla-La Mancha”.

Para el presidente popular “es fundamental que vayamos hacia un modelo de bajos impuestos para nuestros vecinos”. En un discurso electoral, a pesar de que queda más de medio año para los comicios, Núñez ha dejado claro que ahora quiere parecerse a Moreno Bonilla.

“Los castellanomanchegos no nos merecemos más un gobierno que esté alejado de la realidad del territorio”, decía ante un Moreno Bonilla que tomaba después la palabra. “La España del sur tiene mucho que proponer”, señalaba el presidente andaluz. Sostiene que sus recetas están “probadas” y “funcionan” como la de bajar impuestos. Andalucía, decía, ha dejado de ser un “infierno fiscal” y eso puede trasladarse a la comunidad autónoma vecina con un “gobierno reformista con impulso, con ilusión y con equipo traerá consecuencias muy positivas para Castilla-La Mancha”. Un discurso de campaña electoral en toda regla. 

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats