Younes, hostelero marroquí y casi 15 años en Toledo: "No es nada fácil si partes de cero, pero si te empeñas lo consigues”

Younes, un marroquí afincado en Toledo, que regenta el restaurante Marrakech

Younes es marroquí y vive en Toledo. Llegó a España en el año 2007 cuando era un estudiante veinteañero. Venía, como tantas otras personas que llegan a nuestro país, a buscarse la vida con un contrato para trabajar en el todavía pujante sector de la Construcción.

Cuando necesitó ayuda para actualizar su curriculum y gestionar sus papeles con Extranjería se enteró por un amigo de la existencia de un Centro de Información y Asesoramiento Sociolaboral para Inmigrantes regentado por el sindicato UGT.

Al principio reconoce que “fue difícil” porque Younes no hablaba español (hoy lo hace a la perfección), no tenía trabajo ni tampoco casa. “Vivía con una familia en un pueblo de Toledo y necesitaba trabajar”.

Primero lo hizo en el sector de la Construcción para pasar después al sector de la Hostelería. Pudo traer a su mujer a España y abrir un negocio. Hoy regenta el restaurante Marrakech, en la calle Cordonerías del Casco Histórico toledano. “Me ayudaron con el plan de viabilidad del negocio” y en la actualidad el centro le sigue prestando ayuda en la tramitación de la nacionalidad española.

Este empresario ha sufrido también el impacto de la pandemia. “Tenía a dos personas trabajando que ya no están. Al cerrar el interior de la Hostelería trabajo el servicio a domicilio y aunque no hay mucho no he cerrado en ningún momento”.

Un centro con servicio gratuito y 14 años en funcionamiento

El caso de Younes no es el único que ha pasado por el Centro de Información y Asesoramiento Sociolaboral para Inmigrantes que ahora es noticia porque reanuda su actividad anual. Es el único de estas características en Castilla-La Mancha.

Presta un servicio gratuito y lleva ya 14 años en funcionamiento, aunque en 2020 lo hiciera con las limitaciones impuestas por la pandemia.

Su responsable, Ana López, explica que el objetivo es facilitar la integración sociolaboral y mejorar la cualificación y empleabilidad de las personas inmigrantes. “Muchos ya son amigos y pasan por aquí cada año”.

Y es que desde su puesta en funcionamiento han sido centenares las personas que han pasado por las instalaciones de las que dispone el sindicato, en pleno Casco Histórico de Toledo, frente al Alcázar. Muchos lo conocen gracias al boca a boca de los propios usuarios.

Llegan sobre todo de Marruecos o de países de Sudamérica y los perfiles más habituales son los de personas de origen no comunitario, con un alto grado de vulnerabilidad social. “Sobre todo tienen problemas para saber cómo acceder a Extranjería para solicitar el arraigo o renovar papeles”, aunque según explica Ana López, “llegan con problemas muy diversos y se les pide una gran cantidad de documentación que muchas veces no saben cómo afrontar”. La psicóloga recuerda el caso de Roberto, un venezolano que llegó a España huyendo de la situación política de su país. "Ya no sé nada de él y tengo la esperanza de que eso signifique que le va bien".

Pero muchas de las personas que pasan por el centro son mujeres con cargas familiares y escasa cualificación profesional, otras se encuentran en situación laboral precaria o de desempleo. Como Zayda. Llegó desde Nicaragua en julio de 2010 a Toledo. Dejó de su país "en un momento malo de la Economía" y dejó allí a sus tres hijos que hoy tienen entre 22 y 12 años. "Al pequeño le dejé con un añito".

"Los primeros momentos fueron malos, compartiendo vivienda y con mucha falta de información" y llegó a ser detenida por la policía al superar el periodo máximo de estancia en el país de tres meses por razones turísticas. "Me pusieron una multa de 501 euros que pagué y me ayudó Ana muchísimo. Llegó a acompañarme a Hacienda y a la Seguridad Social".

"Me ayudaron mucho las monjas. Desde sus recomendaciones fui a dar con UGT". Logró legalizar su situación y ahora en el centro le ayudan a tramitar su tarjeta de residencia de larga duración. También a traer a sus hijos aunque, de momento, eso no es posible. "Me han ayudado muchísimo".

Zayda ha trabajado durante todos estos años en el servicio doméstico y en el cuidado de niños. "He tenido cuatro y cinco trabajos a la vez". Ahora quiere mejorar su cualificación. "He participado en algunos talleres pero apenas tengo tiempo. Salgo a las siete de la mañana, paro a comer y vuelvo a las siete de la tarde" porque alterna su trabajo en domicilios particulares y en un restaurante, desde hace ya tres años. "Me ha gustado la cocina y me encanta hacer postres, me gustaría aprender".

Hay quienes han llegado desde sus países de origen con titulación universitaria, en muchos casos no homologable en España, lo que dificulta la inserción laboral en su profesión. "Nos dicen que quieren trabajar en lo que sea porque tienen que mandar dinero a su país, a sus hijos, pero yo les animo a que tramiten la homologación de su titulación profesional, aunque sea un poco tedioso".

De hecho, la orientación laboral es otra de las tareas del centro. “Les ayudamos a preparar o actualizar curriculums”, dice la psicóloga, pero no siempre es sencillo. “No es nada fácil si partes de cero y mucho menos ahora, pero si te empeñas lo consigues”, explica Younes que nos cuenta como varios de sus amigos han pasado también por el centro.

“Younes es un luchador y aunque el centro ayuda, es mérito de cada persona salir adelante”, añade Ana López, quien reconoce que el año 2020 y debido a la pandemia "muchos se han quedado sin trabajo", aunque la paralización de las renovaciones de permisos de Extranjería y otros trámites han facilitado algo las cosas a estas personas. "Ha sido todo muy complicado".

El Centro de Información y Asesoramiento Sociolaboral para Inmigrantes está subvencionado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y cofinanciado por el Fondo Social Europeo. No solo atiende a personas inmigrantes, sino que presta servicios a las entidades o instituciones que trabajan con este colectivo.

Se ponen a su disposición acciones de orientación sociolaboral; talleres de preformación, por ejemplo, para tramitar y adquirir la nacionalidad española y se les asesora en el casi siempre complicado camino de la normativa relacionada con la Extranjería y o el sistema laboral.

Este servicio se encuentra en la sede de UGT Castila-La Mancha, en la cuesta Carlos V, 1º, 1ª planta, de Toledo. También se puede contactar a través de los teléfonos 925252518 y 638 348 230 o en el correo amarialopez@toledo.ugt.org.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats