La Junta de Castilla y León pide al Gobierno una "herramienta jurídica" que permita confinar con rapidez sin esperar autorización judicial

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

La Junta de Castilla y León ha celebrado este jueves un Consejo de Gobierno extraordinario telemático -la mayoría de los consejeros está de vacaciones- para analizar y abordar nuevas medidas que permitan frenar el "lento e imparable crecimiento de la incidencia acumulada de casos en la Comunidad". El vicepresidente, Francisco Igea ha pedido al Gobierno de España, una vez más, "una herramienta para tomar decisiones" porque "no se puede luchar sin una herramienta eficaz que permita dictar resoluciones rápidas y seguras". Así, quiere que el Ejecutivo nacional "ejerza el liderazgo" si bien ha anunciado que la Junta analiza ya "posibles cambios legales" .

Esta petición está basada en la obligatoriedad de que los confinamientos estén autorizados o ratificados por la autoridad judicial por lo que requiere elaborar un informe que justifique la orden. En el caso de que se pidan muchos confinamientos a la vez, podría dificultar la rapidez. "Pedimos una herramienta legal e intermedia que nos permita dictar orden de restricción de movimientos, sin tener que pasar previamente por autorización judicial de cada caso. No podemos paralizarnos por el volumen de trabajo de las órdenes. La justicia es una garantía, es necesaria la supervisión judicial pero en este momento hay dos derechos en conflicto, el derecho individual a la movilidad y el derecho a la salud", ha explicado Igea.

El confinamiento de 14 días "no es un capricho"

En este momento, Castilla y León mantiene el confinamiento en tres municipios, Aranda de Duero en Burgos, y Pedrajas de San Esteban e Íscar en Valladolid. Sin embargo, el juez que ratificó la medida de confinamiento en Aranda determinó que sólo podía ser de 7 días y no de 14 y que para prorrogarlo, la Junta debía aportar datos que justificasen la orden. La Junta ha pedido ya la prórroga durante otra semana basándose en que el periodo de incubación del virus es de dos semanas y que es a partir de ese momento cuando se puede comprobar sin la incidencia de contagios baja. Pero el informe que se ha presentado no ha convencido al juez, que ha pedido más datos que se aportarán en las próximas horas.

Tanto Igea como la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que también ha comparecido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, han insistido en que la petición de14 días de confinamiento no obedece a un "capricho" sino al tiempo de contagio. Como ejemplo se han referido al caso de Íscar y Pedrajas de San Esteban, que pasaron de tener 40 casos por cada 10.000 habitantes a 8, cuando está a punto de cumplirse el plazo de dos semanas. El descenso es tan determinante que, según Casado y a la espera de próximos datos de Sanidad, su confinamiento podría acabar este viernes.

Sobre Aranda de Duero, Casado ha afirmado que la medida de confinamiento está teniendo eficacia puesto que hace una semana había 116 casos por cada 10.000 habitante y ahora está en 71. "La tendencia creciente comienza a contenerse, pero no es el momento de levantar las medidas con 472 casos", ha añadido.

No se prevén más confinamientos pero los escenarios están abiertos

Tanto el vicepresidente como la consejera han mandado un "mensaje de tranquilidad" a los ciudadanos y el agradecimiento a la población y los alcaldes de los municipios confinados. La Junta de Castilla y León está realizando más de 2.000 pruebas pcr a diario y es una de las comunidades con mayor número de rastreadores por habitante, con 622 rastreadores cuando según la tasa que establece el Ministerio de Sanidad el mínimo sería de 472. Además las bolsas de empleo de especialidades necesarias para tratar la COVID-19 están "prácticamente agotadas" porque se han hecho más de 6.000 contratos. Sin embargo Igea ha insistido en que el Gobierno de España retome "el liderazgo" para que la situación "no se convierta en el juego del conductor gallina mientras se espera a que alguien dé un volantazo".

El vicepresidente también ha querido desmentir los "bulos" de los últimos días. "No es inminente el confinamiento de Salamanca, ni de Valladolid ni de ninguna otra ciudad. Todos los escenarios están abiertos, pero nuestra obligación es no llegar y poner todos los medios, con diagnósticos y confinamientos selectivos, y no dudaremos en tomar ninguna medida", ha señalado.

Etiquetas
Publicado el
13 de agosto de 2020 - 17:30 h

Descubre nuestras apps

stats