La portada de mañana
Acceder
La auditoría de la Iglesia detecta al menos 30 acuerdos con víctimas de pederastia
No es (solo) la sequía: cómo hemos llegado a los cortes en el grifo del agua
Opinión – Catalunya, un país de colonos, 'botiflers' y traidores, por Pere Rusiñol

Un Ayuntamiento de León recurre la sentencia que reconocía que un pueblo desaparecido estaba habitado

'Aquí sí hay quien viva', en Prada de la Sierra.

ileon.com


0

A los 20 años de espera de los vecinos de Prada de la Sierra hay que sumarle otro año más después de que el Ayuntamiento de Santa Colomba de Somoza haya recurrido al Tribunal Superior de Justicia la sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo 2 de León que obligaba a dar de alta a la localidad en el INE, que en la práctica significa reconocer su existencia.

El Ayuntamiento de Santa Colomba argumenta que Prada de la Sierra no cumple con los requisitos para ser un núcleo de población, alegando que el pueblo carece de condiciones de habitabilidad. A este respecto, tras un juicio que ha durado dos años y en el que han intervenido varios peritos y hasta una notario visitó el pueblo, la sentencia resolvía: “No puede existir ninguna duda en que Prada de la Sierra constituye una unidad poblacional, y tampoco en que debe clasificarse, al menos, como entidad singular de población dado que es un área identificable, conocido con su propia denominación y habitable, como se demuestra en el hecho de que, en realidad lo está”.

El pueblo fue dado de baja en 1992, pero nunca quedó totalmente abandonado, ya que las nuevas generaciones regresaban al llegar el verano para poner a punto sus casas. A partir de los años 2000, el pueblo volvió a repoblarse de modo permanente y empezó a recibir nuevos habitantes fijos, celebrando la fiesta de la localidad y manteniendo el pueblo totalmente cuidado.

Sobre la habitabilidad del lugar, el Juzgado resuelve que “no tiene relevancia a estos efectos sí las casas habitadas cumplen o no con los requisitos urbanísticos para recibir una licencia, o si urbanísticamente las vías tienen el carácter de vías o son caminos rurales. Lo importante es la realidad física del lugar” y es algo incuestionable.

Este recurso dilatará, al menos, un año la decisión final sobre si este pueblo existe o no existe a nivel legal. Todo ello impedirá que el correo postal llegue a la localidad y los vecinos de Prada de la Sierra seguirán sin aparecer como tales en el padrón y en el censo electoral para las próximas elecciones de mayo de 2023. Una situación que Cordal Abogados, que defiende los intereses de los vecinos de Prada de la Sierra, definen como “kafkiana”.

Los afectados reconocen que este recurso es un “jarro de agua fría” pero señalan que no se van a rendir tras llevar pleiteando más de 20 años para poder ser empadronados y para poder terminar de reconstruir la localidad.

Denuncian que el alcalde, José Miguel Nieto, “quiere enterrar este pueblo a toda costa” y “enfrentar a unos vecinos del municipio con otros”. Según los afectados, “el alcalde alega que no tiene medios para dar servicios a Prada de la Sierra pero eso no es cierto. En los montes de Prada hay un parque eólico, además de caza, madera y mucho ganado que genera miles de euros que vienen siendo gestionados por el Ayuntamiento”, afirman.

Los vecinos consideran toda esta situación “un atentado contrario a la estrategia nacional frente al reto demográfico” y, por ello, pedirán amparo a la Diputación de León para ayudar a sacar a los vecinos del limbo en el que se encuentran.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats