Una asociación pide al juez la suspensión y anulación de la licencia de la macrogranja de pollos de San Miguel del Arroyo

Granja de pollos

La asociación San Miguel en Vivo ha instado al juzgado la suspensión y anulación de la licencia urbanística otorgada por el alcalde para la ejecución de las obras de la macrogranja de pollos por considerar ilegal dicha resolución y porque no se habrían observado en los expedientes la tramitación que debería haberse realizado conforme la normativa, por lo que se han recurrido las actuaciones municipales .

La batalla contra las macrogranjas en Castilla y León: "Ancha es Castilla para tirar su basura"

La batalla contra las macrogranjas en Castilla y León: "Ancha es Castilla para tirar su basura"

San Miguel en Vivo, integrado por vecinos, ha instado al juzgado la suspensión y anulación de la licencia urbanística otorgada por el regidor para la ejecución de las obras de la macrogranja de pollos por considerar ilegal dicha resolución y, por el mismo motivo,  también pide la anulación de la resolución del alcalde de archivar el expediente de autorización de uso excepcional en suelo rústico, necesaria previamente para otorgar dicha licencia .

La asociación denuncia que "en algunas ocasiones" no ha recibido la documentación solicitada, no le han dado traslado de escritos y actuaciones realizadas por el Ayuntamiento en relación con este asunto o  incluso no ha recibido contestación del Ayuntamiento, lo que ha presentado "una indefensión y pérdida de derechos tanto de la asociación como de muchos vecinos e interesados". San Miguel en Vivo considera que, en algunos casos, "no se habría observado la tramitación que debería haberse realizado conforme la normativa", por lo que se han recurrido las actuaciones municipales .

Según ha informado la organización a través de un comunicado, la Corporación actual "no quiere extender en las normas municipales la protección existente para evitar las macrogranjas porcinas a las avícolas como lo habían pedido cientos de vecinos y alegantes". La asociación plantea al Ayuntamiento la recusación del regidor en el asunto de la macrogranja de pollos. 

Mas de medio centenar de vecinos e interesados han interpuesto en el Ayuntamiento un recurso por indefensión contra la licencia y piden su suspensión. Falta la autorización previa de la Junta y la documentación necesaria para poder otorgar la licencia. Existe riesgo de incendios, y se incumple la ordenanza reguladora del transito de caminos; podrían ser dos naves y no una sola, y ninguno de los dos sondeos de abastecimiento son reales. 

La asociación considera que esta macrogranja de pollos está catalogada como "actividad potencialmente contaminadora de la atmósfera". "Se produce contaminación ambiental por la emisión de gases tóxicos al exterior permitida por el ayuntamiento sin depuración alguna y con riesgo de filtración a acuíferos. No existe control adecuado de ruidos y emisiones al exterior y la macrogranja, y aunque se pretenda decir lo contrario, también produce contaminación por la noche", reprochan desde San Miguel en Vivo.

La organización alerta de que se produzcan "perjuicios irreparables a los propietarios de fincas", por la presencia de gases tóxicos y olores "que conlleva la pérdida de valor de sus parcelas por imposibilidad de utilizarlas para otros fines que ahora sí tienen". "La contaminación ambiental y los efectos perjudiciales afectan al medio ambiente, flora y fauna y salud de los afectados", advierte la plataforma.

"San Miguel está inmerso en una zona con agotamiento y contaminación de acuíferos y es un pueblo contaminado por nitritos que afecta al agua que bebemos. La macrogranja emitiría todos los gases tóxicos y olores sin ningún sistema de depuración y esta contaminación se extendería a cultivos y cosechas de la zona", censura.

Además, la asociación San Miguel en Vivo ha agregado una dirección de correo electrónico (sanmiguelenvivo@gmail.com) de atención a los afectados por la macrogranja.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats