Barcelona amplía un 13% su red de carriles bici con obras en Via Augusta o Joan de Borbó

Carril bici en la calle Aragó de Barcelona, inaugurado el pasado diciembre.

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado un nuevo paquete de carriles bici que ampliará la red de la ciudad en un 13%, de los casi 240 kilómetros ciclables actuales a los 272. Entre las actuaciones previstas destacan largas reivindicaciones de los usuarios, como son la Via Augusta, Joan de Borbó, parte de la ronda Sant Pere o una conexión en varios sentidos en la Plaza Catalunya. 

Barcelona quiere que el uso del coche suponga menos del 20% de los trayectos en 2024

Barcelona quiere que el uso del coche suponga menos del 20% de los trayectos en 2024

En total, la intención del consistorio es invertir 30,8 millones de euros en unas obras que incluyen también bajar varios carriles de las aceras a la calzada, y que se acometerán entre 2021 y 2023. La teniente de alcaldía de Urbanismo, Janet Sanz, ha sacado pecho una vez más de avanzar hacia una "ciudad ciclable" y ha recordado que los Comuns llegaron al gobierno con menos de 120 kilómetros de carriles y los han más que duplicado. Pero a la vez cabe recordar que el Plan de Movilidad Urbana de la ciudad fija un horizonte de 90 kilómetros más de carriles para 2024, mientras que el paquete comprometido es de 32,6 para 2023.

Las nuevas actuaciones llegan después de que se haya registrado un aumento del uso de la bici en la ciudad tras la pandemia, un 22% más concretamente. “Esto se traduce en una demanda más consolidada de infraestructura ciclable”, ha constatado Sanz. 

Una de las principales novedades de este plan para el segundo tramo del mandato es que tendrá una importante incidencia en los barrios de montaña, históricamente peor conectados al resto de la red de carriles bici. Destacan aquí el citado tramo de Via Augusta (entre Laforja y Bonanova), el Paseo Maragall (desde Plaça Maragall hasta Castillejos, empalmando por Rosselló), Fabra i Puig (entre Meridiana y Virrei Amat), Ronda Guinardó (nuevo tramo entre Vinyals y Cartagena) y Avenida Vallcarca (desde la Plaza Lesseps hasta el viaducto). 

En cuanto al resto, resalta la incorporación de un carril bidireccional segregado en Joan de Borbó, para conectar con el mar la Via Laietana, que también tendrá vía ciclable cuando complete su reforma. También se añaden kilómetros a la trama del Eixample con un carril en la calle Mallorca que irá de punta a punta del distrito, desde Clot a Tarragona, y se suman itinerarios en Avenida Roma (entre Tarragona y València), Manso (entre Ronda Sant Pau y Paral·lel), ronda Sant Pere (entre Girona y Roger de Llúria), Travessera de Les Corts (entre Numància y Joan Güell) o las calles Independència y Badajoz desde Sant Antoni Maria Claret hasta el mar. 

La edil de Movilidad, Laia Bonet, que se estrena en el cargo este inicio de curso en sustitución de Rosa Alarcón, ha querido destacar también que las actuaciones deben ir destinadas a mejorar la “convivencia” de las bicis con los peatones. En esta línea se seguirán bajando a la calzada carriles que todavía estaban en las aceras. Es el caso de Gran Via (entre las plazas Espanya y Cerdà y entre Pau Claris y Marina) y varios tramos de la Avenida Diagonal.

Etiquetas
Publicado el
9 de octubre de 2021 - 10:00 h

Descubre nuestras apps

stats