Borràs defiende romper con ERC y Turull no dice qué votará en la consulta de Junts

Borràs, Turull y la plana mayor de Junts a la entrada de la Ejecutiva

Junts vive en ebullición interna la consulta de este jueves y viernes sobre su salida del Govern, que bien podría terminar en una fractura del partido. En las últimas horas, la mayoría de consellers han defendido el 'no' a salir del Govern, mientras que a favor del ‘sí’ se han pronunciado la presidenta del partido Laura Borràs, varios diputados en el Parlament y el expresident Carles Puigdemont –este último de forma velada. El secretario general, Jordi Turull, ha optado por guardar silencio públicamente.

La hora de la verdad para Junts

La hora de la verdad para Junts

Tal ha sido el alud de pronunciamientos que a media mañana la sindicatura electoral del partido ha salido al paso para reclamar “neutralidad” a los cargos y representantes institucionales de su partido, a quienes les ha pedido que se abstuviesen de aprovechar su posición para hacer campaña. La tardía reacción de este órgano interno no ha servido ni siquiera para que la acatara la propia Borràs, presidenta de la formación. Ya había dado a entender el sentido de su voto, pero ahora lo ha hecho oficial. Votará ‘no’, ha asegurado, a quedarse en un Govern que han “certificado” que “no avanza nacionalmente”.

Por si fuera poco, instantes después la misma sindicatura se ha enmendado a si misma y, en un nuevo comunicado, ha añadido que sí están permitidos los posicionamientos “a título personal” y no aquellos que los cargos realizasen “en ejercicio de sus responsabilidades”. Eso sí, han advertido que en esos mensajes no se puede incluir el logotipo o la simbología de Junts, algo que muchos han hecho (entre ellos, Laura Borràs en su cuenta de Twitter).

Borràs, dirigiéndose abiertamente a la militancia de Junts, ha cargado duramente contra la presidencia de Pere Aragonès. “Este Govern ya no es del 52% [de votos independentistas]”, ha afirmado. “No le queda legitimidad democrática porque no puedes querer aprovecharte de unos votos y olvidarte de los compromisos por los que te los han proporcionado”. Borràs ha insistido en que se sienten “expulsados” por ERC. “La unidad que tanto hemos reclamado no era para gestionar las migas de la autonomía”. 

En cambio Turull, agarrándose a la petición de neutralidad de la sindicatura electoral de Junts, ha declinado dar a conocer su voto en la consulta. Con su silencio público, ha agregado en Twitter, pretende mantener “la cohesión y el fortalecimiento” del partido. Turull es el dirigente de Junts que más esfuerzos ha dedicado a que la crisis con ERC no parta en dos a Junts.

La mayoría de consellers, a favor de la continuidad

En el bando del ‘sí’ a la permanencia destacan por encima de las demás las voces de la mayoría de consellers, pero también un número creciente de alcaldes, como la veintena de la comarca del Maresme, en Barcelona, que firmaron un manifiesto a favor de la permanencia. O los de Girona que participaron en un encuentro con la consellera de Acción Exterior de la Generalitat, Victòria Alsina, en la que esta hizo campaña por la continuidad.

Tal ha sido la cascada de pronunciamientos de cargos del partido y representantes institucionales que la sindicatura electoral de Junts les ha reclamado “neutralidad”. En un comunicado emitido este miércoles ha instado a “cargos internos”, “órganos colegiados” y “representantes en instituciones” a que se abstengan de “usar estos cargos para favorecer cualquiera de las opciones de la consulta”:

Giró: “No somos la CUP”

Jaume Giró, responsable de Economía, fue el primero en posicionarse por esta opción y la ha defendido con contundencia en una entrevista en Rac1. “Somos un espacio de Govern. No somos la CUP”, ha afirmado. Giró ha expresado que duda “mucho” de que ERC les quiera fuera del Ejecutivo, pero ha dejado claro que si esta es la opción más votada, lo aceptará y dejará el Govern.

Una de las razones por las que no quiere abandonar el Ejecutivo es porque está en plenas negociaciones por los Presupuestos de 2023, para los que ha asegurado que ya ha llegado a un principio de acuerdo con los Comuns en varios puntos. Las conversaciones con esta formación, con la que se han aprobado las dos últimas cuentas del Govern, no están cerradas pero sí muy avanzadas, ha afirmado.

En su línea se han pronunciado Alsina, de Acción Exterior, que se afilió precisamente para hacer campaña por la continuidad. Y también Violant Cervera y Loudes Ciuró, conselleraz de Derechos Sociales y Justicia, lo secundan. “Nos ha costado mucho llegar a la mayoría del 52% de votos independentistas y si nos vamos del Govern no veo ninguna posibilidad de avanzar hacia la independencia”, afirmaba Ciuró en el diario Segre.

Ciuró, por su parte, proclamaba en Twitter: “Hay que trabajar por la unión del independentismo. hay que ayudar a la ciudadanía en momentos difíciles y nuestro partido –útil y cercano a las necesidades de la gente– debe seguir trabajando por la independencia desde la solvencia en la gestión del día a día. Hay que estar y hay que gobernar”, ha remachado.

La única consellera que ha dado a entender que apuesta por la salida es Gemma Geis, de Investigación y Universidades, precisamente la que ha ocupado de forma provisional el puesto que deja el cesado Jordi Puigneró en la Vicepresidencia y Territorio. “Si no cumplimos los pactos de gobierno y no puedo asegurar que en Madrid vayamos con la fuerza para defender el sistema universitario, no me veo capaz de seguir desarrollando mis tareas como consejera”, ha afirmado.

Entre los partidarios de la continuidad, estos últimos días se han contado el exsecretario general del partido, Jordi Sánchez, y el exconseller de Interior, Joaquim Forn, ambos del grupo de políticos presos por los hechos de 2017.

Puigdemont y su entorno alientan la salida

Una de las figuras más escuchadas dentro de la formación, el expresidente Carles Puigdemont, se ha decantado por la salida del Ejecutivo, al difundir en Twitter un artículo de Josep Rius, vicepresidente del partido y su exjefe de gabinete en la Presidencia. 

“Ante el inmobilismo de ERC por incumplir el pacto de Govern que firmamos y que nos debía llevar a la independencia, hago público mi voto. Sí a Junts. Sí a la independencia. No en este Gobierno”, afirma Rius, que ha recibido el retuit de Puigdemont. 

Acto seguido, el expresident ha lamentado que se incida en la “división” o el “disenso” que existe en Junts sobre la permanencia o no en el Govern cuando ha argumentado que el “debate” en el interior de una formación fomenta la democracia. “Hay partidos en los que manda un único poder, a menudo una única persona, y a veces el dedo de esa persona. Pensamiento único, bloque granítico, defensa sectaria”, ha expresado, para defender que Junts hace lo contrario. “El trabajo de los líderes, sea en los partidos o en los gobiernos, es la de conjugar esta pluralidad para poder gobernar mejor, para poder gobernar de forma más democrática”, ha afirmado, para cerrar con un “bienvenido el debate”.

Más allá de Puigdemont y de Borràs, varios de los cuadros de Junts que ya se han posicionando a favor de dejar el Ejecutivo proceden del entorno del expresident. Se trata, más allá de Rius, del diputado Jaume Alonso-Cuevillas, el senador por Girona Jami Matamala o el secretario de política internacional del partido Aleix Sarri. También han defendido el ‘no’ diputados como Francesc de Dalmases o Joan Canadell.

En su artículo en El Punt Avui, Rius acusa a ERC de haberles dicho “abiertamente a lo largo de las negociaciones” que no tienen intención de cumplir los acuerdos de legislatura suscritos con Junts. Y añade que lo dice con conocimiento de causa porque ha participado en ellas. “No quieren sumar otra estrategia que no sea la suya. Solo priorizan el pacto que firmaron con el PSOE para investir a Pedro Sánchez y que hemos constatado que o ha dado ningún rédito a Catalunya”, afirma en el texto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats