Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez impulsa la investigación a Gómez tras descartarse indicios
El PP escenifica una bronca con Vox en la campaña mientras blanquea a Meloni
Opinión - Valentía en tiempos de guerras. Por Rosa María Artal

El guardia que mea y otras obras de Banksy en su exposición (no autorizada) en Barcelona

Uno de las obras de Banksy expuestas en el Disseny Hub de Barcelona

Lúa Pena Dopazo

1

Los barceloneses y visitantes de la ciudad pueden visitar, a partir de este viernes y hasta el 23 de marzo del año que viene, más de 70 obras del grafitero británico Banksy en el museo Disseny Hub. La muestra no ha sido autorizada por el artista, que asegura que prefiere mantenerse al margen del circuito artístico tradicional y permanecer en el anonimato.

Muchas de las obras que se muestran en la exposición 'BANKSY. The Art of Protest' son mundialmente conocidas, la mayoría de ellas serigrafías y piezas de estudio, pero hay dos que el gran público no había podido ver nunca expuestas: Pissing Guard (un guardia que mea en la calle) y Out of Bed Rat (una rata que se acaba de levantar de la cama), ya que fueron realizadas en paredes de edificios de Londres y Los Ángeles.

Estas dos obras inéditas fueron “arrancadas” de su localización original por los propietarios de los edificios y vendidas a coleccionistas privados que se encargaron de conservarlas, según ha explicado el comisario de la exposición Alexander Nachkebiya en la presentación ante la prensa.

Por primera vez, los propietarios de estas piezas han decidido compartirlas con el público. Y para preservar la esencia con la que Banksy las creó, los responsables de la muestra las han ubicado en la entrada de la exposición, de manera que cualquiera se pueda acercar a contemplarlas sin pagar la entrada.

Mireia Escobar, directora del Disseny Hub Barcelona, ha explicado ante los medios que no ha sido nada sencillo reunir todas estas obras en un solo espacio, puesto que provenían de muchos países diferentes y que la situación se ha visto entorpecida por pandemia y por el Brexit.

No obstante, ha asegurado que llevar a cabo una exposición como esta es “una declaración de principios” que muestra el deseo de este museo de convertirse en un lugar de diálogo entre el público y los creadores que, como en el caso de Banksy, fuerzan al espectador a la reflexión ética.

En el acto, también ha participado el primer teniente de alcalde Jaume Collboni quien ha querido remarcar la apuesta del consistorio por convertir la Plaça de les Glòries y el distrito del 22@ en un nuevo centro cultural de la ciudad de Barcelona y también en “el quilómetro cero de la creación artística”.

A su vez, ha agradecido al museo su apuesta por las exposiciones para el gran público y ha subrayado que la ciudad de Barcelona no podría ser un mejor emplazamiento para una exposición llamada 'BANKSY. The Art of Protest', pues cree que la capital catalana siempre se ha situado al frente de las protestas y luchas sociales, como ejemplo de ello, ha citado la Semana Trágica o el movimiento 'No a la guerra'.

En su intervención, el comisario de la exposición Alexander Nachkebiya ha señalado que el éxito y la fama que ha alcanzado Banksy no radica solamente en que sea un artista con talento y que conoce muy bien la historia del arte. Nachkebiya cree que el enigmático artista resulta tan atractivo porque “es controvertido y, al mismo tiempo, nos hace darnos cuenta de que detrás de su misterioso nombre hay una persona real con sus preocupaciones, amistades, pasiones y miedos”, ha explicado.

Sobre la cuestión de que Banksy no participe en la muestra, Nachkebiya ha afirmado que “es su decisión y debemos respetarla, pero los coleccionistas tienen derecho a mostrar sus posesiones, pues para ellos es un motivo de orgullo”. “A mi me encantaría que el artista quisiese involucrarse, pero ya sabemos que es un rebelde que quiere mantenerse fuera del sistema y que, a menudo, se burla de los compradores que están dispuestos a pagar miles y miles de euros por sus obras”, ha añadido el comisario.

Entre las obras expuestas, destacan las icónicas Lenin on skates, Love is in the air (que es la imagen de la exposición), Girl with ballon y Napalm, entre muchas otras. En ellas, Banksy sitúa al observador ante cuestiones universales que incitan a la reflexión como la globalización, el consumismo, las guerras, el poder de la política y la religión, la lucha de clases, la crisis migratoria o la crisis climática. Para ello, el artista utiliza una gran variedad de formatos, por ejemplo, el óleo, el acrílico o el spray sobre lienzo o madera.

La parte final y complementaria de esta exposición, que se centra en la trayectoria y las obras de Banksy, está formada por un reportaje fotográfico de Steve Lazarides que retrata el modo de trabajar de Banksy en las calles de todo el mundo, las fotografías y los vídeos del proyecto llamado Dismaland (un macabro parque de atracciones que Banksy creó en el sur de Inglaterra), la recreación del estudio del artista y la presentación en formato de realidad virtual de sus obras en diferentes escenarios internacionales.

Etiquetas
stats