eldiario.es

9

CATALUNYA

La vocación de los maestros sostiene la escuela pública catalana un curso más

La plantilla de docentes encara el nuevo curso con las mismas preocupaciones que en los años anteriores, la mayoría relacionadas con la crisis y los recortes: menos sustituciones, más alumnos en el aula, pobreza infantil...

L'escola barcelonina La Mar Bella, de només una línia, pateix especialment els efectes del nou sistema de substitucions. / Edu Bayer

Imatge de l'escola Mar Bella, de Barcelona.

Òscar Simón, profesor de instituto en Sant Feliu de Guíxols (Girona), tiene muy claras sus preocupaciones, traducidas en retos, de cara al curso que comienza el próximo jueves: por un lado, tener que gestionar las consecuencias que la crisis provoca en algunos niños, y por el otro, garantizar una educación de calidad a sus alumnos a pesar de tener menos recursos y un aula más llena. A María José, por su parte, maestra veterana en la localidad de Cabrils, le preocupa que las sustituciones no se cubran íntegramente -sólo el 86% de la jornada-, porque ve como los sustitutos terminan haciendo la jornada completa a cambio de un sueldo inferior.

Estos quebraderos de cabeza, a dos días de arrancar el curso escolar, no son nuevos. Se derivan de las políticas de recortes que han aplicado en los últimos dos años la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, y el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y que han obligado a los maestros a "tirar de vocación" -en palabras de Simón- para evitar, un curso más, que las reducciones de presupuesto perjudiquen el aprendizaje de los niños y niñas. La vocación docente suple lo que la Administración recorta, según coinciden en afirmar maestros, sindicatos y movimientos de renovación pedagógica. En palabras de Rosa Cañadell, portavoz hasta este lunes del sindicato USTEC-STEs -ha jubilado- los maestros mantienen viva la escuela pública "a pesar de la Administración".

"El compromiso de los maestros está asumiendo el impacto de los recortes, y hasta ahora lo ha conseguido en muchos casos", sostiene Ismael Palacín, director de la Fundación Jaume Bofill, que ve en el crecimiento demográfico "una gota malaya" que amenaza la escuela pública, incapaz de ampliar su plantilla. Cataluña cuenta con 50.000 alumnos más y 3.000 maestros menos que hace dos años.

Este curso, 2013-2014, los nuevos ajustes presupuestarios no afectan directamente a la actividad en el aula -la conselleria ahorra esta vez suprimiendo líneas de P-3 en algunas escuelas y apoyándose en las diputaciones, que pagarán la parte que correspondía a la Generalitat de las guarderías-, pero las políticas regresivas "empiezan a pesar" sobre los hombros de los maestros, después de tres años de crisis, afirma Montse Ros, secretaria de Educación de CCOO.

Preguntados por catalunyaplural.cat, maestros , sindicatos y movimientos de renovación pedagógica presentan una lista de preocupaciones de cara al inicio de curso no muy diferente a la de años anteriores. Preocupa la cobertura de sustituciones, que no se cubren si la baja es de menos de diez días -una medida impulsada por Wert que Rigau ha aplicado excepto en las escuelas más conflictivas-; preocupan los ratios de elevadas -"tenemos alguna de 27 niños en nuestra escuela, ¿alguien tiene idea de cómo se trabaja con tanta gente?", se pregunta María José-; generan inquietud los problemas de malnutrición -"muchos nos hemos encontrado en alguna ocasión que algún niño venía sin desayuno en clase", explica Óscar Simón- y en general las consecuencias de la pobreza infantil. En esta cuestión, otra vez aparece la vocación de los maestros: "La escuela ofrece una asistencia social de primer orden, además de contener el estrés y la angustia de los niños", valora Palacín.

A medio plazo: el decreto de plantillas

En la lista interminable de retos para el mundo de la educación -en continua revisión-, que se vuelve a poner en marcha este jueves, los docentes se enfrentan a lo largo de este curso el desarrollo del decreto de plantillas, previsto en la Llei d'Educació de Catalunya. Una medida que en principio debe servir para ampliar la autonomía de los centros pero que es vista con recelo por muchos maestros porque cambia sus condiciones de contratación. A partir de su entrada en vigor, los directores de cada centro podrán establecer los criterios de contratación para el 50% de la plantilla.

Desde el sindicato USTEC-STEs, Cañadell considera que lejos de suponer una mayor autonomía de centros, este decreto instaurará el modelo privado de selección de personal, por lo que maestros de la escuela pública deberán presentar currículos y estar sujetos "a la santa voluntad del director".

Más expectante, Palacín cree que el decreto es una oportunidad para "creernos la autonomía de centros", considerada mayoritariamente por la comunidad educativa como un factor cualitativo, y espera que a lo largo del año se vaya concretando la propuesta de la Generalitat.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha