eldiario.es

9

CATALUNYA

ERC enfocará su campaña contra Podemos con el lema "El único cambio posible"

Los republicanos quieren disputar el primer puesto a En Comú Podem contra los que cargarán de frente con un eslogan que remite al universo léxico habitual de los morados

ERC se decanta por no entrar en lucha contra Convergència, a quienes consideran amortizados a tenor de las encuestas publicadas

Los independentistas barajan volver a defender el referéndum a diferencia de las últimas generales, cuando lo daban por superado

Rufián, partidario de que ERC tenga un grupo distinto a CDC en el Congreso si se repiten las elecciones

Joan Tardà y Gabriel Rufián números dos y uno a las generales del 26-J por ERC

El 26J todos los partidos, menos el del Gobierno, quieren ser "el del cambio". PSOE y PSC tendrán como lema "Un sí por el cambio" y Unidos Podemos, aunque no llevará la palabra en el lema, volverá a proponerse como el partido del cambio. ERC también competirá en el mismo terreno, pero utilizando un eslogan que carga directamente contra la idea de cambio de Podemos. Los republicanos tendrán como lema "El único cambio posible", según ha podido saber Catalunya Plural y ha sido confirmado por la formación. El partido no presentará su lema hasta el próximo jueves, junto con la cartelería aprobada y la estrategia de campaña.

ERC ha planteado la campaña como un marcaje en corto al fuerte impulso de Podemos en Catalunya. En Comú Podem ganó las pasadas elecciones por un amplio margen de más de 300.000 votos sobre el segundo, ERC, y las encuestas publicadas hasta ahora refuerzan a ambas formaciones, que crecen en similar medida y, por lo tanto, mantienen la distancia. Pese a eso, el equipo de campaña de los republicanos está convencido de que puede disputar una bolsa importante de votos a los de Xavier Domènech.

Según fuentes de la formación, la campaña de ERC se centrará en negar las posibilidades de cambio de la vía que Podemos propone. En concreto, la propuesta de Pablo Iglesias sobre una coalición de gobierno con el PSOE. Los de Rufián quieren aparecer como "el cambio real", ligado al independentismo, una carta que además ERC ya ha jugado en el Ayuntamiento de Barcelona ante el pacto entre Barcelona en Comú y el PSC.

El tercer sorpasso a CDC

Esta estrategia deja de mirar a Convergència como competidor principal, después de los dos "sorpassos" dados –en las europeas y en las últimas generales– y el tercero que se produciría el 26J, según dan por descontado en la sede republicana de la calle Calàbria. La candidatura de Francesc Homs lucha contra la polarización entre En Comú y ERC haciendo hincapié en sus valores más tradicionales de centro-derecha y que hacen frontera con Ciutadans en el eje social pero se encuentran en solitario por el lado independentista. Sin embargo, las encuestas continúan mostrando los graves momentos que vive la formación que fue hegemónica en el nacionalismo catalán y que en los últimos años acumula una colección de caídas en todas las elecciones.

El mapa que dejaron las últimas elecciones generales demuestra que CDC ha cedido hasta 10 puntos en las ciudades más importantes del Área Metropolitana. El 14% obtenido por CiU en L'Hospitalet en 2011 se convirtió en un 4,5 el pasado 20D. En Sabadell pasó algo similar, con una caída del 25,5 al 12,2%, en Terrassa, donde bajó del 25,8 al 11,2%, o en Badalona, del 18,7 al 6,9%.

La bajada de Convergència ha sido simétrica a la subida de ERC en estos territorios, pero los republicanos dan por amortizado el caladero de votos de la derecha independentista y apuntan sus miradas hacia otro dato: De votantes de JxSÍ, el 20D un tercio fue a parar a CDC y otro a ERC, pero el tercero se lo comió En Comú Podem. La formación de Domènech se mostró competitiva por el flanco de la izquierda soberanista contra los independentistas.

Vuelta al referéndum y presupuestos

ERC se ha fijado como prioridad revertir la captación de voto independentista por parte de En Comú. Por eso, en las elecciones del próximo junio, no harán ningún cambio en las listas pero sí cambiarán algunos de sus mensajes. El más claro, el relativo al referéndum. Si en la última contienda Gabriel Rufián dio por amortizado el referéndum con el "plebiscito" del 27S, en estas elecciones los independentistas volverán a tomar la bandera del referéndum, asegurando que son los únicos para los que el referéndum es una línea roja en unas negociaciones de investidura.

Un importante terreno con el que también juegan será la negociación presupuestaria que se lleva a cabo en el Parlament. Los de Junqueras han querido mostrar unas cuentas que revierten una parte de los recortes llevados a cabo en los últimos años, marcando perfil izquierdista desde el Govern. Sin embargo, la actual oposición de la CUP a retirar su veto podría jugar en contra de ERC, que podría comenzar la campaña un día después del rechazo total al proyecto presupuestario en el pleno del próximo miércoles. 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha