eldiario.es

9

CATALUNYA

Juanan Geraldes, candidato de Más País por Barcelona: "La vía pragmática es que haya una petición de indulto y que el Gobierno lo otorgue"

El candidato de Errejón por Barcelona defiende que la salida para los presos independentistas debe ser el indulto, con la condición de que ellos lo pidan

Geraldes, procedente del soberanismo, asegura que su candidatura quiere dar voz a los progresistas que en Catalunya "se han sentido marginados con el procés"

"Un nuevo referéndum no creo que ahora mismo sirva para nada", asegura el número uno de Más País por Barcelona

Juanan Geraldes, candidato de Más País por Barcelona

Juanan Geraldes, candidato de Más País por Barcelona ROBERT BONET

Juanan Geraldes, hasta hace dos semanas un desconocido para el gran público, es la apuesta de Íñigo Errejón para intentar conseguir alguno de los 32 escaños que se reparten en la provincia de Barcelona el próximo 10N. Proveniente del soberanismo de izquierdas y tras participar en dos candidaturas con la CUP, la opinión de Geraldes ha cambiado en los últimos meses y su objetivo principal ahora es garantizar la investidura de un presidente progresista para España. El candidato considera que, en Catalunya, la propuesta de Más País viene a representar al sector progresista que se ha sentido "marginado por el procés" y carga contra los 'comuns' porque, en su opinión, han sido ambiguos sobre la independencia.

El sábado pasado asistió a una concentración para reclamar diálogo entre el Gobierno y la Generalitat. ¿Sobré qué cree que deberían hablar?

La necesidad no solo es que hablen el Gobierno de España y el de Catalunya o que el presidente del Gobierno y el de la Generalitat hagan sus funciones como representantes del conjunto de la población. Primero debe haber un diálogo dentro de la ciudadanía catalana, del 50% con el otro 50%, porque lo que no tiene sentido es que se den la espalda una mitad a la otra. Ese es el primer obstáculo a salvar. Creemos que ha habido una parte de la ciudadanía catalana progresista que se ha ha sentido marginada en los últimos años por el procés.

¿Y sobre qué deberían de hablar entre estas dos partes?

Primero debe haber un acuerdo que incluya al conjunto de la población catalana, que no sea un acuerdo donde se intente imponer un bloque sobre el otro. Y en base a este acuerdo intentar desbloquear la situación, llegar a un consenso y que ese acuerdo pueda ser refrendado en las urnas por los catalanes.

¿Este acuerdo interno entre los catalanes debe estar dentro de los márgenes del Estatut?

Creemos que un acuerdo supera al otro y que debe de darse en aquellas dinámicas en las que una amplia mayoría se sienta cómoda. Si eso implica superar el Estatut, ¿por qué no?

¿Por qué cree que hubo tan poca gente en la convocatoria de Parlem, a la que acudieron unas 150 o 200 personas?

Al final las pasiones y las identidades llaman mucho más que el llamamiento al sentido común. Lo importante de esa concentración no fue lo cuantitativo sino lo cualitativo, que es poder expresar que hay gente que quiere salir de la política de bloques y de la confrontación. Creo que ese es el gran valor de la concentración del sábado.

Me decía que tenía que haber un acuerdo en Catalunya para luego llevarlo a negociar con el Gobierno. Si Más País fuese invitado a esa mesa, ¿cuál sería la solución concreta por la que apostaría para solucionar el conflicto catalán?

Nosotros partimos de un enfoque federal y republicano para el conjunto de España. Ese sería nuestro punto de partida. A partir de aquí creemos que la política es hablar con el distinto y llegar a acuerdos. Habría que ver qué es lo que realmente quieren proponer el resto de fuerzas.

Pero más allá de lo que propongan los demás, ¿cómo se articula la solución federal y republicana de Más País? ¿Mediante un reforma constitucional?

Sí, habría que abordar reformas en la Constitución, las que sean necesarias, pero hacerlo de una manera, no sé si decir coordinada, pero que nos podamos llegar a entender. Es decir, no intentado desde un bloque imponernos al otro. Entre las medidas que podemos plantear, que el Senado sea realmente una cámara de representación territorial. Habría que hacer también reformas en la fiscalidad, manteniendo siempre una solidaridad entre los distintos pueblos de España. Básicamente esa es nuestra línea.

¿Cuál es la diferencia entre este plan y el que presentaron los 'comuns' la semana pasada, donde hablaban también de votar un acuerdo al que llegaran los catalanes, también la apuesta por un modelo confederal o federal…?

Al final el modelo confederal quiere decir que primero se separan las partes y después se vuelven a unir, o no. Nosotros en ese sentido defendemos directamente el modelo federal, que es que no llegue a haber la ruptura entre las partes sino que haya una cesión de soberanía pero manteniéndose el Estado español. Lo hemos dicho por activa y por pasiva desde el primero momento, no solo lo decimos en campaña electoral.

Ha habido sectores que se han visto un poco alejados de los 'comuns' porque ha habido gente, o dirigentes, que han sido muy ambiguos, y que han dicho "yo voté sí en tal sitio" o "yo defendería tal cosa". Nosotros, desde el respeto más profundo a todas las opciones, creemos que acabar con esa ambigüedad también le da a la parte de la población que no simpatiza con el procés una voz para poderse expresar políticamente.

¿Cree que la posición de los 'comuns' ha sido demasiado blanda o condescendiente con el procés?

No creo que se trate de ser blandos o no, sino de ser claros. Al final no se trata de no hablar de según que temas, sino de decir que, pese a que respeto que se hable de esto, yo no lo defiendo sino que estoy por otra opción. Tenemos que hablar todos, porque tenemos que hablar todos, con los independentistas y soberanistas hay que hablar, pero también con aquellos que fueron el domingo a la manifestación [de Societat Civil Catalana]. Nosotros nos mantenemos en una opción clara, que es la de la República federal española.

En este momento Sánchez no coge el teléfono a Torra. ¿Quién cree que es más culpable de la falta de diálogo entre ambos?

Está habiendo movimientos extraños, como la carta de Sánchez a Torra, que nos recuerda a la carta premonitoria sobre el 155 [enviada por Mariano Rajoy a Carles Puigdemont en octubre de 2017]. Creo que lo que tienen que hacer ambos es representar al conjunto de la población. En cuanto a responsabilidad, no nos corresponde a nosotros decir quién es más responsable que quién, creemos que ambos han de representar la institución que presiden, es decir, al conjunto de la ciudadanía.

¿Cree que Sánchez no está representando al conjunto de la ciudadanía española?

No, creo que Sánchez, igual que Torra, están en dinámicas de campaña electoral y de marcar líneas, no en una de responsabilidad institucional.

En los últimos días el independentismo ha cargado contra Miquel Buch y los Mossos por su actuación ante las protestas independentistas, mientras desde el constitucionalismo dan apoyo al conseller. ¿Usted cree que los Mossos han actuado bien?

Para empezar, creo que hay cierto material antidisturbios que debería desaparecer, por ejemplo las pelotas de goma, que aquí en Catalunya en principio ya no se usan, pero que la Policía Nacional sigue usando. Nosotros cuando estemos en el Congreso una de las primeras cosas que haremos será prohibir el uso de pelotas de goma, porque te pueden hacer perder un ojo o te pueden matar, es demasiado desproporcionado. Por otro lado, nosotros lo que defendemos, y lo dijo Amnistía Internacional, es el derecho de reunión, creemos que las fuerzas de seguridad han de garantizar el derecho de reunión, de manifestación y de huelga. Y esa es también una de sus tareas.

¿Y sobre la actuación que hemos visto de los Mossos, cree que merece reproche o lo contrario?

La actuación de los Mossos… hay 600 heridos, creo que habrá gente dentro de los Mossos, espero, que se encarguen de controlar que esas actuaciones hayan sido en todo momento las adecuadas. Creo que hay gente que se debe encargar [de revisarlo] y que si no se hace habrá que investigar y ver si hay una actuación proporcional en todas las cargas policiales.

¿Si usted resulta elegido diputado, qué condiciones le pondría a Pedro Sánchez a cambio de su voto para la investidura?

Empezar a aplicar las medidas que son más importantes para la ciudadanía, como es el límite al alquiler desde el primer momento [la regulación de precios del alquiler]. Creemos que hay un montón de desafíos para la sociedad catalana y española y que esos desafíos no se están tratando como deben. Necesitamos un gobierno progresista para empezar a tratar todos esos temas. Seguimos teniendo pobreza infantil, en Catalunya a partir de los 1.500 euros se considera clase media, y todas estas cosas se han de comenzar a tratar ya. Hay que subir el salario mínimo. Son medidas que son necesarias, que incluso sectores que en principio parecía que no iban a estar por ello ya empiezan a estar por ello. Foment del Treball [principal patronal catalana] ha salido defendiendo una renta básica y una subida del salario mínimo interprofesional y nosotros creemos que eso es urgente.

Habla de salario mínimo, pobreza infantil y regulación del alquiler. ¿Son condiciones de partida para investir, o son medidas que se pueden negociar tras la formación de un Gobierno?

Nosotros anteponemos el programa. Lo primero es el programa y luego veremos cómo conformamos ese gobierno. Pero creo que el programa no fue el problema que llevó a la repetición electoral, creo que el problema fue otro. Y nosotros ese otro problema no lo vamos a poner, vamos a poner condiciones de programa, que no fue lo que llevó a la repetición electoral.

Entiendo que se refiere al reparto de cargos y ministerios.

Exactamente.

Usted se ha presentado dos veces en candidaturas autodeterministas y en coalición con independentistas, la última vez hace cinco meses. ¿Por qué ahora cree que no debe hacerse un referéndum sobre la independencia?

Son cosas distintas. Cuando yo me presento en las candidaturas municipalistas defendemos un programa de una visión urbanística de la ciudad y de cómo afrontar una serie de problemas locales en los que estamos de acuerdo con gente de la CUP, con gente que venía de Podemos, con gente que incluso venía del PSC. De ahí es de donde partimos. Y tampoco creo que haya variado tanto el discurso, creo que el pueblo catalán tendrá derecho a poder votar en futuro, pero es como el Brexit, en el Brexit la gente votó sin saber qué consecuencias iba a tener. Por eso primero debemos generar un acuerdo que marque unas reglas del juego.

Pero en todo este tiempo, si tomamos declaraciones suyas o el programa que ha defendido durante años, apostaba por un referéndum binario sobre la independencia, de forma clara. ¿Por qué ahora le parece que esto ya no es una buena solución?

Porque hay una situación de bloqueo. Hay un momento en el que vemos que no se avanza y que lo más útil es lo que está defendiendo Más País, es decir, el planteamiento de un nuevo referéndum no creo que ahora mismo sirva para nada, porque nos va a volver a llevar a la situación de partida. Y mientras hay una serie de problemas que no se están tratando. No se niega la posibilidad de que más adelante, después de ese acuerdo, pueda darse ese referéndum. Pero el mientras tanto es importante y en ese mientras tanto hay que conformar un Gobierno que trabaje para la mayoría.

¿Considera que las condenas a los líderes independentista son justas, que cometieron delitos de sedición?

Creo que especialmente en el caso de los Jordis las condenas son muy problemáticas en tanto que no tenían un cargo público. Y aún así participaron de una movilización y han sido condenados a nueve años de prisión. Creo que ese precedente es peligroso. Más allá de eso, lo que ha pasado es que se ha trasladado un problema político a los tribunales y se ha generado un problema de orden público. Y en ese sentido lo que deberían haber hecho es tratar un problema político desde el punto de vista político. Obviamente a nadie gusta, y creo que es una situación que provoca dolor a los familiares y tristeza a una parte de la ciudadanía, y por eso hemos llegado a lo que ha pasado la semana pasada [los disturbios]. La sentencia no es útil para solucionar el problema en Catalunya y los tribunales no son los que han de dirimir este tipo de conflictos.

Más allá de no solucionar el conflicto, ¿cree que las condenas son justas?

Es que al final creo que tenemos que respetar la división de poderes. Y que los políticos hagan las veces de tertulianos no es positivo. Por lo tanto, creo que lo mejor que podemos hacer ahora mismo es rebajar la tensión y buscar la mejor forma de salir de este embrollo. Y es precisamente sentarnos en una mesa donde estén también los líderes de millones de catalanes.

Desde el Legislativo, los partidos han planteado hasta tres opciones para cambiar la situación de los presos independentistas, que son una reforma del Código Penal que permita una revisión retroactiva, la opción del indulto o una ley de amnistía. ¿Alguno de estos tres caminos le parece transitable?

Hay que ser pragmáticos y dentro de este pragmatismo creo que los presos también tendrán su papel. Desde mi punto de vista que haya un cierto acercamiento por su parte también ayudará a las fuerzas progresistas que queremos llegar a un acuerdo para desbloquear la situación. Obviamente la opción de la aministía es inviable, se necesitan dos tercios del Congreso. Seguramente la vía más rápida sería que los presos… aquí hay un problema y es que todo esto debería darse en unas circunstancias donde no hubiese ni revanchismos ni humillaciones, cosa complicada, pero es para lo que estamos los políticos. En esta disyuntiva nosotros, desde el respeto a cada opción, creemos que la vía pragmática es que haya una petición de indulto y que el Gobierno lo otorgue.

¿Quiere decir que estaría de acuerdo con que el Gobierno conceda el indulto si los presos lo piden?

Sí, si los presos piden el indulto, que es algo que al final han de pedir ellos.

Dígame una razón para que un votante indeciso coja la papeleta con su nombre y no la de En Comú Podem.

Creo que la principal razón es que estamos en una situación en la que hay la posibilidad de que Vox gane más escaños y pueda acabar marcando la agenda política en España, y que eso se debe a una irresponsabilidad que es, en primer lugar, del PSOE, y después de Unidas Podemos y por extensión de En Comú Podem. Por lo tanto que aquella gente que quería un gobierno progresista y que no lo ha tenido ahora tiene la opción de votar a una fuerza que garantiza ese gobierno para que nos pongamos de acuerdo para frenar la posibilidad de que Vox entre con más fuerza.

Aseguraron que se presentarían solo en los lugares donde pudieran sumar para la izquierda. Si no obtienen representación por Barcelona, ¿cree que Más País debería seguir existiendo en Catalunya?

Por ahora nuestros datos nos dan representación. Pero no tener representación ahora mismo no nos preocupa. En Catalunya hay un sector de la ciudadanía progresista que se ha sentido marginada, y creo que nosotros representamos a ese sector, que se ha sentido marginado por el procés y que sentían que no se les daba protagonismo político por ponerlos en posiciones que no les eran propias.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha