eldiario.es

9

CATALUNYA

JxCat calcula que una lista conjunta del independentismo hubiera conseguido dos escaños más por Barcelona

La formación esgrime los resultados que hubiera obtenido una fórmula electoral independentista diferente para insistir en su apuesta por la unidad

Los votos de las tres listas juntos hubiesen obtenido dos diputados más, mientras que la formación que hubiese sumado los del Front Republicà podría obtener uno más

JxCat hace estos cálculos asumiendo que todos los votantes de ERC, JxCat y FR hubiesen votado una lista conjunta

Torra y Aragonès se reunirán en el Palau de la Generalitat a las 10

Torra y Aragonès, junto a los candidatos a la alcaldía de Barcelona Elsa Artadi y Ernest Maragall

En JxCat están convencidos de que el independentismo podría haber maximizado su representación en el Congreso si las tres formaciones partidarias de la secesión se hubiesen presentado juntas a las elecciones generales el pasado 28 de abril. Para defender esta postura, el partido de Carles Puigdemont ha realizado una simulación del mapa catalán si el independentismo se hubiera presentado en una sola candidatura y hubiera obtenido los mismos votos que la suma de las tres. Su principal conclusión es que una lista conjunta hubiera conseguido dos escaños más por Barcelona.

Los cálculos de JxCat asumen previamente que todas las personas que votaron a ERC, a JxCat y al Front Republicà (FR) hubiesen apoyado también a una candidatura unitaria, un hecho que es imposible de conocer de forma previa. Así pues la formación suma los 713.000 votos conseguidos por ERC en la provincia de Barcelona, los 314.000 de JxCat y los 84.408 de FR, que dan como resultado 1,1 millones de votos. Una cifra que, traducida en votos a la misma candidatura hubiera obtenido en la demarcación de Barcelona 13 escaños, es decir, dos más que los conseguidos por ERC y JxCat. En el resto de provincias, apenas se hubieran movido.

Hasta aquí los números que presenta internamente la formación de Carles Puigdemont, para apoyar su apuesta por una candidatura conjunta a la que ERC se niega. Mientras que la formación postconvergente ve en estos números una razón de peso para reforzar su postura, para los republicanos este 28A ha demostrado que una lista independentista, la suya, puede ganar las elecciones por sí misma. Además argumentan que, por separado, en estas elecciones los representantes independentistas son 5 más que en 2016.

Un factor diferencial en las últimas generales fue la aparición del Front Republicà, una coalición entre Poble Lliure, integrante de la CUP, la plataforma Som Alternativa de Albano-Dante Fachin, y Pirates de Catalunya. Esta candidatura no obtuvo representación pero se llevó 113.000 votos entre las cuatro demarcaciones, 84.400 de ellos en la provincia de Barcelona. ¿Qué hubiera pasado si todos ellos se sumaran a otra candidatura independentista?

Siguiendo con los cálculos hechos por JxCat, si los votos de esta formación se hubiesen sumado íntegramente a alguna de las otras dos formaciones en liza, la vencedora podrían haber conseguido un representante más por la provincia de Barcelona para la candidatura a la que se sumarán, tanto si hubiera sido ERC como si fuera JxCat la que hubiera convencido a todos los electores de JxCat.

En los despachos de JxCat se hacen estas cábalas mientras repasan sus propios resultados en las últimas elecciones. El cambio de siglas, de Convergència con la que se presentaron en 2012 a la actual coalición de Junts per Catalunya, ha permitido a la formación salvar los muebles, con una ligera caída de 16.000 votos, pero ha cedido definitivamente el liderazgo independentista a sus rivales de ERC. En esta tesitura, la formación de Puigdemont reafirma su apuesta por la unidad independentista mientras los republicanos cada vez se sienten más alejados de esas tesis.

La idea de la unidad independentista ha sido una constante desde el año 2014, cuando el entonces president Artur Mas trató de impulsar una lista conjunta para las europeas que ERC rechazó. Ocurrió entonces la primera victoria de los republicanos sobre Convergència, un hito que habitualmente se lee como el inicio de la dura competición por la hegemonía del independentismo que ha jalonado la política catalana desde entonces.

Puigdemont ha intentado en diversas ocasiones durante los últimos meses formar una candidatura unitaria con ERC para las europeas, llegando a proponer una lista que encabezara Junqueras y con él mismo como número dos. Los republicanos la rechazaron mientras pactaban una fórmula con Bildu y el BNG, con la que finalmente se presentarán a Europa bajo la fórmula Ara Repúbliques. A la espera de la decisión final del Supremo sobre la exclusión de Puigdemont de su lista, si finalmente acaba pudiéndose presentar el expresident y Junqueras se enfrentarían cuerpo a cuerpo el próximo 26 de mayo en una contienda en la que también se medirá la proyección personal de ambos líderes.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha