eldiario.es

Menú

CATALUNYA

ENTREVISTA | Oriol Junqueras

"No ponemos ninguna condición para dialogar, ni siquiera nuestra liberación"

"El juez Llarena no puede ser juez y parte y pretender a la vez juzgar con imparcialidad", subraya el líder de ERC que lleva 197 días en prisión

El exvicepresident de la Generalitat afirma que tener Govern es un primer paso pero añade que "solo es uno de los muchos que se han de dar"

Junqueras insiste en pedir diálogo y asegura sentirse "un chivo expiatorio de un Estado que actúa vengativamente"

101 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Junqueras, en su última imagen pública antes de ingresar en la cárcel

Junqueras, en su última imagen pública antes de ingresar en la cárcel EFE

Oriol Junqueras (Barcelona, 1969) lleva 197 días en la cárcel de Estremera. Desde entonces no ha parado de insistir en que el diálogo es imprescindible para resolver el conflicto catalán. eldiario.es le hizo llegar este cuestionario hace un mes, antes de que se conociese que Quim Torra sería el elegido para ser el nuevo presidente de la Generalitat. Al tratarse de una entrevista por escrito no existen repreguntas.

El líder de ERC y exvicepresidente del Govern defiende que hay que hablar con el Ejecutivo central sin condiciones previas, ni siquiera el traslado de los presos a cárceles catalanas. Junqueras evita polemizar con Carles Puigdemont, aunque insiste en que él siempre ha asumido sus responsabilidades.  

Usted insiste en ofrecer diálogo al Gobierno de Mariano Rajoy. ¿Cómo se puede concretar esta propuesta? 

Hablando se entiende la gente, dicen. Estamos en la cárcel y no ponemos como condición para dialogar ninguna premisa, ni siquiera nuestra liberación, el traslado a cárceles catalanas o el regreso de los exiliados. Diálogo sin condiciones. Es una cuestión de voluntad política. Nosotros la tenemos, el Gobierno español no parece tenerla. Siempre hemos tenido y tendremos voluntad de hablar y dialogar.

¿Esta negociación es posible mientras usted y otros dirigentes y activistas independentistas sigan en prisión? 

Sí. Es posible.

¿Alguien del Gobierno ha contactado con usted desde que está en la cárcel?

No.

¿Se siente un rehén del Estado? 

Me siento, como mis compañeros, un chivo expiatorio de la intolerancia y de un Estado que actúa vengativamente. No sólo sufrimos una prisión incondicional, nos tienen bien lejos de casa, que es un castigo adicional para nuestros hijos y familia. Aparte de atribuirnos unos delitos que ni remotamente hemos cometido, como ya ha dejado en evidencia media Europa.

¿El juez Pablo Llarena hace política? 

Lo que no parece, en ningún caso, es que respete la presunción de inocencia. No se puede ser juez y parte y pretender a la vez juzgar con imparcialidad.

Hace meses que ERC pide que se forme ya gobierno en Catalunya. ¿De quién es culpa que aún no lo haya? 

Finalmente, hay Gobierno. Era un paso necesario, aunque sólo es un paso de los muchos que se han de dar. 

Ha reclamado en alguna ocasión que se forme gobierno por encima de los intereses personales y esta petición se ha interpretado como un mensaje directo a Carles Puigdemont. ¿Es así? 

Reclamo un Govern porque creo que nos hace más fuertes. Porque responde a un mandato electoral. Porque es obvio que es mejor para el conjunto de los ciudadanos y la democracia que haya un Govern surgido de las urnas que una Generalitat literalmente ocupada por el PP. No hay ningún mensaje contra nadie y sí un mensaje a favor de todos.

¿Como exvicepresidente y exconsejero de Economía, puede asegurar que ni un euro público se destinó a la celebración del 1-O? 

Lo puedo asegurar, sí. De hecho, también lo admite públicamente el ministro de Hacienda.

De su actuación en las últimas semanas en el Govern han quedado muchos interrogantes que nos gustaría que nos aclarara por entender qué pasó. ¿Por qué dejó solo a Puigdemont cuando él quería convocar elecciones? 

No comparto el enunciado de la pregunta. En todo caso, hay cuestiones que ahora no es el momento de abordar. Por simple prudencia, por respeto y porque forman parte de un sumario. Cualquier cosa en este sentido que yo dijera podría ser utilizada en mi contra o contra el resto de compañeros encarcelados. La potestad de convocar elecciones es del president, ahora y antes. Mi opinión personal la expresé allí donde tocaba.

¿Por qué después de haber comprometido su respeto a la decisión de Puigdemont de convocar las elecciones, ERC anunció que saldría del Govern?

ERC hizo su debate interno. Era un momento difícil y en ningún caso ningún miembro del Govern hizo ninguna manifestación en este sentido.

¿Por qué una vez proclamada la nonata república catalana no acudió al encuentro en el que participaron todos los consejeros para decidir qué estrategia iban a seguir? 

Siempre he asumido mis responsabilidades. A menudo, más que mis responsabilidades. Las de Vicepresidencia y las de Economía y de Hacienda. Y todas las que nadie quería asumir y que me propusieron. En todo caso, insisto: hay preguntas que no puedo responder con un sumario abierto, por mí y por mis compañeros.

¿Se ha arrepentido de alguna de las decisiones que tomó mientras estuvo en el Gobierno? 

Hicimos un gran trabajo y hemos defendido hasta las últimas consecuencias que los ciudadanos tenían derecho a votar y decidir el futuro político del país, siempre de forma pacífica y democrática. Siempre intentando llegar a acuerdos.

Si algún actor internacional propone una mediación con la condición de dejar fuera la independencia, ¿el Govern tiene que aceptar?

El único límite es el respeto a la democracia. Bienvenidas todas las apelaciones al diálogo y la mediación. Si el Gobierno español tiene una propuesta para Catalunya, que la someta a votación de los ciudadanos. Somos demócratas y aceptaremos los resultados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha