El Parlament catalán llama a declarar a Sánchez, Iglesias e Illa en la comisión de investigación sobre las residencias

El presidente del gobierno Pedro Sánchez (i), el ministro de Sanidad Salvador Illa (d), y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Fernando Simón (c), durante la reunión del Comité de Seguimiento del Coronavirus esta tarde en el palacio de la Moncloa.- EFE/Borja Puig de la Bellacasa/Moncloa

El Parlament de Catalunya ha aprobado este martes llamar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para que declaren en la comisión de investigación sobre la gestión de las residencias de ancianos durante la pandemia. La sesión se ha convocado oficialmente este martes, para que los miembros del Gobierno acudan como testigos a comparecer en la Cámara catalana el próximo 23 de noviembre.

El diputado que preside la comisión, Vidal Aragonés (CUP) aseguró la semana pasada que el objetivo de las comparecencias era que Sánchez, Iglesias e Illa dieran explicaciones al Parlament sobre "el papel que tuvo el Gobierno" tanto a la hora de abastecer a los centros de equipos de protección individual (EPI) y otros recursos, como sobre la intervención y medidas tomadas en las residencias de ancianos durante la primera ola de la pandemia. Los anticapitalistas recuerdan que entre marzo y junio pasados el ministro de Sanidad se convirtió en el mando único para la gestión de la crisis sanitaria a través de la declaración del estado de alarma.

Las comparecencias de los tres miembros del Gobierno central son uno de los platos fuertes de la comisión, aunque los llamados podrían optar por no acudir, dado que hasta el momento nunca se ha reconocido un mecanismo legal que obligue a los comparecientes a presentarse ante la Cámara. A la misma comisión serán llamados responsables del Govern catalán, como el conseller Chakir El Homrani, de Trabajo y Asuntos Sociales, o la consllera de Salut, Alba Vergès. Hasta el momento la comisión se ha reunido en media docena de sesiones además de la constitutiva, y varios de los ponentes han declarado por videoconferencia.

La comisión de investigación sobre la gestión de las residencias fue una de las primeras decisiones que el Parlament catalán, al igual que otras cámaras autonómicas y el Congreso, tomó tras los primeros compases de la pandemia. En el caso catalán fue forzada por la oposición y con el rechazo inicial de los grupos del Govern, aunque ERC acabó votando favorablemente tras ver que saldría adelante de todas formas. Los republicanos, que gestionaban tanto las residencias públicas catalanas como el departamento de Salut, aseguraron en aquel momento que deseaban aprovechar la comisión para replantear el modelo asistencial de las personas mayores. Una pretensión que el presidente de la comisión aseguró que no iba permitir que sirviera para desviar el foco respecto a la gestión realizada.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats