Seat prevé fabricar 500.000 vehículos eléctricos en su planta de Martorell

El presidente de Seat, Wayne Griffiths, durante la rueda de prensa

ACN

Barcelona —

0

Seat tiene intención de producir unos 500.000 coches elétricos al año en su planta de Martorell para todo el grupo Volkswagen, aunque ha reclamado este lunes un "compromiso claro" de la Comisión Europea, a través de los fondos europeos, para electrificar la planta. En una rueda de prensa este lunes, el presidente de la compañía, Wayne Griffiths, ha anunciado que van a lanzarár al mercado un nuevo vehículo eléctrico urbano en 2025, que valdrá entre 20.000 y 25.000 euros, pero no ha aclarado si el lugar de fabricación será la planta catalana.  

El Gobierno precisa que no está decidido que la nueva fábrica de baterías se implante en Catalunya

El Gobierno precisa que no está decidido que la nueva fábrica de baterías se implante en Catalunya

Griffiths ha explicado que la planta de producción de ese nuevo modelo se anunciará "en los próximos meses", a la vez que ha vinculado sus planes a la implicación de la Comisión Europea y el gobierno español en el impulso del coche eléctrico. El anuncio se enmarca en el proyecto global de Seat con una quincena de empresas más y que incluye contar con una fábrica de baterías.

Aunque no ha querido dar detalles, Griffiths ha admitido que hay "conversaciones" con varios socios necesarios para ayudar Volkswagen a contar con una fábrica de baterías. "Si España quiere ser competitiva, debe tener al menos una fábrica de baterías en su territorio", ha afirmado Griffiths, que ha recordado que Volkswagen todavía no ha confirmado que vaya a ubicar en España una de las seis gigafactories de baterías que tiene previstas para los próximos años.

"Planeamos 500.000 vehículos eléctricos en Martorell para las diferentes marcas de Volkswagen, pero necesitamos un claro compromiso del gobierno español y la Comisión Europea", ha insistido el presidente de Seat, reiterando que la compañía no puede "transformar toda la industria".

En este sentido, Griffiths ha afirmado que si se quiere fabricar un vehículo eléctrico en 2025 se deben tomar decisiones "rápido, este año". El futuro de Martorell, ha apuntado el presidente de Seat, será totalmente eléctrico en el futuro, especialmente a partir de 2030. Preguntado sobre qué pasará con Seat en Martorell si no se consigue una planta de baterías, Griffiths ha explicado que él es " optimista "y que no contempla esta opción. "Este escenario no es uno de los míos, no es para lo que trabajo cada día con mi equipo. Necesitamos el apoyo del gobierno español y la Comisión Europea, no es sólo importante para nosotros, sino para España y la Unión Europea", ha remarcado.

Condiciones para la electrificación

En este sentido, Griffiths ha lamentado que la demanda de vehículos eléctricos en España ahora mismo está a la cola de Europa, con un 4,7% del total de los vehículos, y ha reclamado que se aumente hasta al menos el 10% del total al cierre del año, con unos 100.000 coches. Además, Seat también exige que el Estado haga 20.000 nuevos puntos de recarga de vehículos eléctricos, por encima de los 8.000 actuales. "Pedimos apoyo para crear la demanda para coches eléctricos, el MOVES III es clave", ha valorado Griffiths. 

"Sólo cuando este paso se complete, estaremos preparados para centrarnos en donde localizar los vehículos eléctricos", ha afirmado el presidente de Seat, que ha apuntado a la importancia de contar con una fábrica de baterías para poder fabricar este tipo de coches.

Griffiths ha remarcado que el objetivo de Seat es mantener el nivel de empleo en los próximos años, pero mucho depende de si se materializa la electrificación de la planta, que implicaría generar nuevo empleo para jóvenes y también "recalificaciones" para el personal actual. En este sentido, el objetivo de la empresa es extender un año más el convenio colectivo actual, que acababa en 2020, porque hay "decisiones muy relevantes" que pueden afectarlo. "Hay que negociar con el comité de empresa", ha apuntado Seat.

Durante la rueda de prensa, Seat también ha presentado los resultados de 2020, que de acuerdo con el sistema español incluye unas pérdidas operativas de 418 millones de euros, frente a los beneficios de 352 millones del 2019. Si se consideran las pérdidas después de impuestos, la cifra alcanza los 194 millones de euros, lejos de los 346 millones de beneficios del año pasado.

Seat atribuye estos resultados al impacto de la pandemia, que ha sido especialmente duro en sus mercados más importantes (España, Reino Unido e Italia). Las ventas han caído un 26%, hasta las 427.000 unidades, respecto a las 574.100 del año anterior. El volumen de negocio, por lo tanto, ha caído un 21% hasta los 8.748 millones de euros. Sin embargo, Seat confía en recuperar la rentabilidad este 2021, con los niveles de ventas y volúmenes previos a la pandemia, y defiende que la empresa es sólida. Entre los planes de la compañía, Griffiths ha anunciado que CUPRA lanzará al mercado el Tavascan 100% eléctrico en 2024.

Etiquetas
Publicado el
22 de marzo de 2021 - 14:37 h

Descubre nuestras apps

stats