El SUP califica de "aberración" que Asuntos Internos investigue el independentismo

El SUP considera una "aberración" que Asuntos Internos investigue el independentismo

En declaraciones a este digital, un portavoz oficial del Sindicato Unificado de Policía (SUP), mayoritario en este cuerpo, califica de "aberración" que se haya creado una "una unidad de agentes pata negra para investigar temas delicados cuando hay otros grupos o unidades específicas" que tienen encomendadas por ley estas operaciones.

En la jerga policial, los agentes que realizan investigaciones políticamente delicadas se les llama con ironía "pata negra" porqué así los definió uno de sus responsables.

No obstante, este portavoz del SUP niega que se trate de una unidad policial secreta porque es de dominio público que dependen del responsable de la Dirección Adjunta Operativa (DAO), el comisario Eugenio Pino. Desde el SUP se critica que policías adscritos a la Unidad de Asuntos Internos, que tienen como objetivo investigar la corrupción policial, se les asignen investigaciones relacionadas con dirigentes políticos que no tienen nada que ver con sus competencias.

Las fuentes sindicales consultadas subrayan que utilizar agentes de Asuntos Internos para investigar cuestiones delicadas como las tramas de corrupción política, las peripecias de Francisco Nicolás –‘el pequeño Nicolás’- o el independentismo catalán "hacen sospechar al ciudadano de la legalidad de la actuación y de posibles intereses que pueda haber detrás".

En el mismo sentido, un comisario del CNP destinado en Catalunya advierte que las pruebas obtenidas por agentes de Asuntos Internos en casos de corrupción política o sedición podrían ser consideradas nulas por un juez porqué estas investigaciones corresponden a otras unidades policiales. Si no hay agentes policiales implicados en la comisión de un presunto delito, Asuntos Internos debería inhibirse para que el caso lo llevara otra unidad.

Estas fuentes precisan que siempre se ha investigado el independentismo catalán, una tarea de la que se ha ocupado la Brigada Operativa de Apoyo (BOA), un grupo de agentes del CNP que trabaja para el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), los servicios de inteligencia españoles, que no dependen del ministerio de Interior, sino de Presidencia del Gobierno. Sin embargo, sus informes se envían al CNI y a la Dirección Adjunta Operativa (DAO), al frente de la cual se encuntra el comisario Eugenio Pino.

Las fuentes policiales consultadas señalan que la Brigada Operativa de Apoyo "no ha hecho el trabajo esperado" y que, quizás por ello, desde el ministerio de Jorge Fernández Díaz se ha decidido enviar agentes de otras unidades para que metan la nariz en el entorno independentista.

Etiquetas
Publicado el
2 de diciembre de 2014 - 10:18 h

Descubre nuestras apps

stats