La portada de mañana
Acceder
Los conservadores europeos, en decadencia tras su mínimo en Alemania
Entrevista - Maixabel Lasa: "Perdonar tiene connotación religiosa y yo soy agnóstica"
Opinión - Algo pasa con Escrivá, por Esther Palomera

El vicepresident del Govern acude a una comida con Puigdemont y otras 20 personas tras pedir reducir la vida social

Los asistentes al evento, entre ellos Puigdemont y Puigneró

"La previsión es que las hospitalizaciones más graves no bajen. Tenemos que reducir al máximo la interacción social". Esta fue la petición que reiteró la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, este martes, el mismo día en que el vicepresident de la Generalitat, Jordi Puigneró (Junts), asistió a una comida organizada por la periodista Pilar Rahola en el sur de Francia y que contó con la presencia del expresident y eurodiputado Carles Puigdemont y una veintena más de personas, entre ellas cargos públicos.

La polémica ha salpicado la comparecencia parlamentaria de este miércoles del conseller de Salud, Josep Maria Argimon, que ha lanzado un toque de atención a Puigneró: "Todo el mundo debe cumplir las normas, y más un responsable político". Antes los grupos de la oposición habían cargado contra Puigneró.

A diferencia de Catalunya, donde están prohibidos los encuentros sociales de más de 10 personas, en el sur de Francia no hay una restricción que imponga un límite al derecho de reunión. En la región de los Pirineos Orientales sí es obligatorio el uso de mascarilla por la calle –salvo en espacios abiertos como bosques y la playa– y se ha impuesto el cierre de bares y restaurantes a las 23:00 horas y vetado el consumo de alcohol en la vía pública para intentar contener el avance del virus.

El encuentro en el que participó Puigneró ha sido publicitado en redes sociales por otros de sus participantes, como el exlíder de Podem Catalunya Albano Dante–Fachin o la propia Pilar Rahola. Además de Puigneró y Puigdemont, los cargos públicos que asistieron al evento fueron los diputados de Junts Joan Canadell y Lluís Puig –quien permanece en Bélgica–, el eurodiputado de Junts Toni Comín y el senador de Junts Jami Matamala, además del diputado en el Congreso por EH–Bildu Jon Inarritu.

Este diario ha intentado contactar sin éxito con la vicepresidencia de la Generalitat para conocer su versión de los hechos. El contraste entre las reiteradas solicitudes del Govern para reducir la interacción social y la asistencia de Puigneró a un encuentro con dos decenas de personas ya ha provocado las primeras críticas de la oposición. "Está bien pedir responsabilidad a la gente, pero ponga orden en el Govern", ha reclamado el diputado de En Comú Podem David Cid a Argimon durante su comparecencia de este miércoles en el Parlament.

Etiquetas
Publicado el
28 de julio de 2021 - 13:51 h

Descubre nuestras apps