Los vídeos inéditos de los terroristas de la Rambla mientras fabricaban explosivos: “Alá nos ha prometido el paraíso y a vosotros el infierno”

Uno de los terroristas con el cinturón de explosivos

La primera sesión del juicio por los atentados del 17 de agosto de 2017 ha comenzado este martes con el visionado de un material inédito hasta ahora y que se alza como una de las pruebas de cargo claves para la Fiscalía: los vídeos de los terroristas fabricando bombas en la casa de Alcanar (Tarragona). Las grabaciones las realizó dos días antes de los ataques uno de los tres acusados en el juicio, Mouhamed Houli, herido en la explosión del chalé que precipitó los ataques en la Rambla de Barcelona y el Paseo Marítimo de Cambrils.

En los vídeos aparecen Mohamed Hichamy, que junto a otros cuatro terroristas fue abatido en Cambrils tras matar a una mujer, Younes Abouyaqooub, el terrorista de la Rambla abatido días después por los Mossos, y Youssef Aalla, que falleció junto al imán de Ripoll cuando estallaron de forma accidental los explosivos en el chalé de Alcanar el 16 de agosto. La explosión obligó a la célula a improvisar sus planes terroristas, pues el plan inicial era usar los explosivos para causar una masacre atentando contra la Sagrada Familia, entre otros objetivos.

"Esto va dirigido a los enemigos de Dios, esperad que aquí os esperaremos", empieza Hichamy señalando los cinturones de explosivos que está fabricando junto a Abouyaqooub y Aalla. "Que vean como van a sufrir", tercian los otros miembros de la célula. Los discursos y diálogos de los terroristas ante la cámara que sostiene Houli alternan el catalán, el castellano y el árabe para emitir tanto proclamas religiosas como amenazas de muerte a la población cristiana y las fuerzas de seguridad. También se reafirman en sus planes terroristas.

"Os vais a arrepentir de haber nacido", dice Hichamy en otro momento entre las risas del grupo, para después, en catalán, focalizarse en la policía catalana: "Sobre todo, vosotros Mossos d'Esquadra, os estáis metiendo en un berenjenal que no sabéis dónde os habéis metido". "El musulmán tiene la dignidad y la fuerza con el poder de Dios, vosotros queréis la vida, nosotros hemos sido elegidos entre millones de hombres, Alá nos ha prometido el paraíso y a vosotros el infierno", apostillan.

Aalla remarca, mientras fabrica los explosivos, que "con la ayuda de Dios" el grupo pretende "proteger la religión". "Dios es el más grande, en nombre de Dios", agrega Abouyaqooub. La grabación también se dirige a otro depósito de explosivos de los terroristas en el chalé de Alcanar.

Antes de mostrar el depósito, los terroristas alardean de lo barato que les han salido los cinturones de explosivos. "Tener fe en Dios no supera los 15 euros", presume el terrorista de la Rambla. "Y hace mucho daño", añade Houli riendo. Hichamy, mostrando una, en sus palabras, "granada de mano improvisada pero que hace su trabajo" también destaca ante la cámara el bajo presupuesto con el que pretenden perpetrar la matanza. En su caso, porque ha robado el material de la empresa de Ripoll donde trabajaba: "El presupuesto de cada granada no se cuánto es porque todo lo he traído de mi trabajo. Os mataremos con vuestro dinero. Cada gramo de este hierro se va a meter en las cabezas de vuestros hijos y vuestras mujeres con el permiso de Dios".

En el último de los vídeos, Abouyaqooub sale vestido con un cinturón de explosivos y mantiene un breve diálogo con Houli. "¿Qué hace esto?", pregunta Houli. "Hace ¡puk!", responde Aalla, a lo que el acusado en el juicio de la Audiencia Nacional replica: "¡Faltaría algo de metralla!". A preguntas de su defensa este martes, Houli se ha ratificado en lo que declaró en fase de instrucción sobre los vídeos, cuando reconoció haber grabado los vídeos pero alegó que lo hizo para "pasar desapercibido" ante la célula y por miedo. "Me podían haber matado en cualquier momento", afirmó, además de insinuar que los terroristas le podrían "haber tirado algo en la comida".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats