eldiario.es

9

Los tesoros ocultos del Casco Histórico de Toledo: "Una pequeña obra puede dar unos resultados impactantes"

Proteger el patrimonio de la capital es el principal objetivo de la Comisión Especial para el Patrimonio Histórico de Toledo en la que trabajan miembros de la Junta y el Ayuntamiento

“Lo importante de una obra no es lo que se sabe cuando se empieza sino lo que va surgiendo”, señala el secretario de la Comisión

Casa del Temple FOTO: Gobierno Castilla-La Mancha

Casa del Temple FOTO: Gobierno Castilla-La Mancha

La Colección Roberto Polo ya es una realidad en Castilla-La Mancha. El pasado mes de marzo se inauguraba el nuevo Centro de Artes Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha (CORPO) donde se puede disfrutar de parte de su colección. Esta nueva sede está ubicada en el Convento Santa Fe de Toledo, un monumento declarado Bien de Interés Cultural (BIC) que cuenta con joyas como la Capilla de Belén, un espacio que ha sido recientemente restaurado.

Su puesta a punto ha requerido de estudios y autorizaciones previas por encontrarse en un edificio declarado Bien de Interés Cultural. Una situación que se repite en muchos de los edificios que se encuentran en el Casco Histórico de Toledo, especialmente tras la aprobación del Plan Especial del Casco, en el que se establece que cualquier proyecto que se quiera realizar en un edificio declarado BIC o en su entorno, tiene que recibir la aprobación por parte de la Comisión Especial para el Patrimonio Histórico de Toledo.

“Se trata de un organismo en el que trabajamos dos Administraciones, el Ayuntamiento de Toledo y la Junta, en relación con el Plan Especial del Casco Histórico de Toledo. Cuando se elaboró este Plan, se acordó que en los inmuebles, que sean BIC o que se encuentren en su entorno en los que se quiera hacer obras, tienen que estar autorizadas por esta Comisión”, explica Ramón Villa González, jefe de servicio de Patrimonio y Arqueología de la Junta, y secretario de la Comisión Especial del Casco Histórico de Toledo.

Casa del Temple FOTO: Gobierno Castilla-La Mancha

Casa del Temple FOTO: Gobierno Castilla-La Mancha

“Una pequeña obra en Toledo puede dar unos resultados impactantes”

La ciudad de Toledo cuenta con dos Comisiones: la Especial y la Técnica. La diferencia entre ambas es que la primera la preside el viceconsejero de Cultura y como segundo responsable se encuentra el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Toledo y la Técnica solo está integrada por técnicos de ambas Administraciones. Además en la Comisión Técnica solo se supervisan obras que se realizan dentro del Conjunto Histórico de Toledo, pero no en edificios declarados de Bien de Interés Cultural ni en su entorno. Aborda otras zonas que no tienen una protección específica.

“En la Comisión Especial lo que hacemos fundamentalmente es supervisar los proyectos de obras que nos presentan particulares, administraciones, u organizaciones y abarca desde obras de la Iglesia, obras que propongan particulares, o las propias administraciones que tengan edificios en el Casco. Cualquier obra que se quiera hacer en el Casco Histórico de Toledo necesita estar aprobada por esta Comisión”, asegura Ramón Villa.

Casa Temple FOTO: Ayuntamiento de Toledo

Casa del Temple FOTO: Ayuntamiento de Toledo

Su objetivo principal, por tanto, es que los proyectos de obra que se quieran llevar a cabo cumplan con la legislación y con la protección del patrimonio. “Lo importante de una obra en Toledo no es lo que se sabe cuando se empieza sino lo que va surgiendo a través de la propia obra”, explica Ramón. De hecho ofrece tres ejemplos de obras que se han llevado a cabo en edificios, de los que se conocía muy poco pero de los que han salido “verdaderas maravillas” que no se esperaban.

Casa del Temple

La Casa del Temple fue en tiempos, propiedad de la Orden de Los Templarios y funcionó como casa-hospedería en el siglo XIV. La estructura original de la casa data del siglo XI-XII y es típicamente andalusí, sustentada por las bóvedas del sótano y organizada en torno a un patio central, con diversos salones y alcobas en la planta baja y algorfas en la superior. Posee restos de un salón de época califal, del siglo X, situados en el subsuelo.

Casa del Temple FOTO: Gobierno Castilla-La Mancha

Casa del Temple FOTO: Gobierno Castilla-La Mancha

De la planta baja se conserva el salón, la alcoba y la algorfa del ala occidental con su alfarje. La primera planta presenta la disposición característica de la casa-corredor o corrala, con importantes trabajos en madera. La planta segunda es un claro añadido sobre el primitivo edificio.

Casa del Temple FOTO: Gobierno Castilla-La Mancha

Casa del Temple FOTO: Gobierno Castilla-La Mancha

“Tenemos en un solo patio toda la evolución del arte hispanomusulmán y andalusí desde la época califal hasta la época múdejar muy avanzada, y todo en una casa. Por ello se decidió declararla como Bien de Interés Cultural, con la máxima consideración. Este es un ejemplo de elemento de valor que se ha descubierto a raíz de las obras que pide el Plan Especial del Casco Histórico de Toledo”, asegura Ramón Villa.

Termas Romanas

En el año 2002, el Consorcio de la Ciudad de Toledo decidió abordar la puesta en valor de estos restos arqueológicos dentro de un proyecto global de recuperación de la memoria histórica de la ciudad. En 2003, se abordan las obras de restauración que se estructuran en varias fases. Primero se realizó una profunda investigación arqueológica, planteada como intervención directa en el subsuelo: en segundo lugar, se abordó la reconstrucción parcial de las Termas Romanas para facilitar su comprensión, y, por último, se llevó a cabo la adecuación del espacio para que sirviera de Oficina de Atención al Ciudadano y en especial al investigador, uniendo la revalorización del Patrimonio y la utilidad funcional en un solo inmueble.

Galería romana de Amador de los Ríos / Fidel Manjavacas

Galería romana de Amador de los Ríos / Fidel Manjavacas

A seis metros bajo la superficie actual de la calle se sitúan estas Termas que forman parte de un conjunto arqueológico de origen romano y medieval, donde han encontrado valiosos tesoros como la escultura del sátiro danzante esculpido en mármol griego, del que ahora se puede ver una replica en este espacio, u otros restos como decoraciones de mármol que están siendo estudiadas para su conservación en el Museo Provincial.

Tablas policromadas

Una serie de tablas policromadas de finales del siglo XV, donde se muestra una parte poco conocida de las artes decorativas de la época en la ciudad de Toledo, han sido localizadas, el pasado mes de diciembre durante las obras de construcción de un hotel proyectado en varios inmuebles de la Bajada del Pozo Amargo y del Callejón del Vicario.

Las tablas, que se han localizado reaprovechadas como material de carpintería en un forjado, se corresponderían, en su origen, con la decoración dispuesta en la parte superior de las paredes de un salón cuadrangular, formando y delimitando el arranque del alfarje que sustentaría su techumbre.

Tablas policromadas de finales del siglo XV

Tablas policromadas de finales del siglo XV

“Es lógico” suponer que el promotor de este encargo para la decoración de su vivienda fuera una persona ciertamente acomodada, señalan desde la Junta de Comunidades, con disponibilidad de recursos, quizás incluso relacionado con la propia Catedral de Toledo, que, “evidentemente”, muestra una sensibilidad especial por la ciencia y el conocimiento.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha