eldiario.es

9

‘Makun. No llores’, historias de migrantes dentro y fuera de los Centros de Internamiento para Extranjeros

Se trata de un corto animado, de 30 minutos de duración que aterriza en Abycine tras haber ganado el concurso organizado en colaboración con Amnistía Internacional

Presentación en Abycine

Presentación en Abycine Foto: Lourdes Cifuentes

‘Makun. No llores’ es un corto animado, de 30 minutos de duración que este martes aterriza en Abycine tras haber ganado la séptima edición del concurso de cortos Anmistía Internacional-Abycine. En esos 30 minutos, su autor, el cineasta valenciano Emilio Martí, ha reflejado la vida en los Centros de Internamiento de Inmigrantes (CIES), “una realidad que se conoce poco” y que, tal y como apunta el director, ha concebido “más como activista que como artista”.

Lo ha hecho partiendo de las paredes de uno de esos CIES. Su viaje por encontrar las historias de los migrantes que se ven recluidos en estos centros le llevó hasta Fuerteventura donde pudo entrar en uno de estos centros, ahora en desuso. En el interior, cuenta Martí, se encontró “que todas las paredes estaban grafiteadas del suelo al techo, con nombres de personas, con dibujos y con muchos retratos”. Fue eso lo que le inspiró a “animar a esos dibujos que merecían moverse”.

Y a partir de imágenes animadas el director cuenta varias historias. Para ello entrevistó a varios migrantes que habían pasado alguna vez por algún Centro de Internamiento “que son auténticas cárceles”.

“Cuando empiezas a hablar con gente que ha estado en los CIES no sabes qué historia dejar fuera”, explica el director que estará esta tarde en la proyección junto con uno de los protagonistas a los que ha dado vida en el cortometraje donde ha mostrado “una realidad que se conoce poco” y que, tal y como apunta, ha concebido “más como activista que como artista”.

Las dificultades de grabar en los CIES

Martí ha destacado las dificultades por las que ha pasado para poder grabar imágenes en los CIES donde “el acceso está vetado casi absolutamente para periodistas o para poder sacar cualquier material gráfico” incluso de los propios ocupantes, a los que “les quitan los móviles a pesar de lo que dice la ley sobre esto”.

El trabajo, pese a las dificultades, han llevado a su trabajo, ‘Makun. No llores’ a ganar la séptima edición del concurso de cortos Amnistía Internacional-Abycine al que este año se han presentado 30 trabajos.

El concurso conlleva 5.000 euros para “poder producir el cortometraje” además de un segundo premio “que es mucho más importante: la presentación dentro del propio Festival”, ha dicho el miembro del grupo local de Amnistía Internacional, José María López

Los buenos resultados avalan este concurso ya que los trabajos anteriores han tenido “una difusión extraordinaria”. En años anteriores se han premiado cortos como ‘Tribus de la inquisición’ de Mabel Lozano, que también estuvo seleccionada para los Premios Goya.

La relación entre la ONG y el Festival permite “ impulsar un cortometraje fundamentado en valores y y la defensa de los derechos humanos”, explica el director de Abycine, José Manuel Zamora.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha