eldiario.es

Menú

Para el PP el 2017 no fue un año "difícil" sino un año "perdido"

Francisco Cañizares, portavoz del Partido Popular en las Cortes regionales, asegura que lo pasado en lo institucional en Castilla-La Mancha es "para echarse a temblar"

El diputado ha calificado la gestión de Podemos dentro del Gobierno regional como "lamentable": "Ha sido un reparto de cargos", asegura Cañizares

- PUBLICIDAD -
Reunión del grupo popular de Castilla-La Mancha con Mª Dolores de Cospedal

Mientras el portavoz de la Junta de Comunidades, Nacho Hernando, señalaba en su propio balance de fin de año que el 2017 había sido "difícil". No es la misma impresión del Partido Popular. "Ha sido un año perdido para Castilla-La Mancha", afirma el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Cañizares. El diputado regional ha recalcado que como "todo va tan rápido" se han "olvidado los líos" que han ocurrido a lo largo del año.

Es muy similar al discurso que ofreció el secretario general del partido a nivel regional, Vicente Tirado, que le dio un "suspenso rotundo al desgobierno del bipartito de perdedores de Page y Podemos". En este sentido, Tirado recordaba que Page ha sido el "primer presidente de toda España que mete en su Gobierno a Podemos para asegurarse su sillón a cambio de una vicepresidencia y una consejería para Podemos, además de altos cargos y prebendas para PSOE y Podemos".

"Sin embargo, si analizamos lo que hemos pasado en lo institucional, es para echarse a temblar", afirma el portavoz parlamentario. Entre otras cosas, se refiere a lo ocurrido en abril, cuando  Podemos rechazó por sorpresa los presupuestos para 2017, tras la negociación del techo de gasto. "No podemos olvidar que votaron en contra, en el último segundo, sin avisar, después de negociarlos durante meses y con enfrentamientos previos. Decían que la relación con el Gobierno estaban rota", señala Cañizares.

El 'popular' continúa: "Se pasaron la mitad del año insultándose, llamándose mafiosos y traidores entre ellos", afirma. Critica que los "líos internos" de las dos formaciones han hecho un año "bastante complicado y duro" porque han estado "más pendientes" de los Congresos de cada uno de los partidos que "en resolver los problemas de los ciudadanos". "Han pasado el año en estos enredos, y ahora parece que han encontrado la paz pero no la consecución de objetivos de Castilla-La Mancha", afirma Cañizares.

En definitiva, señala el parlamentario, se ha solucionado la "crisis interna del bipartido que tienen desde el inicio de la legislatura. Ha sido caótico", recalca Cañizares. Y es que el diputado afirma que ha sido "negativo para todos", incluso para el PP que, como partido de oposición, ha sufrido "tremendos momentos de incertidumbre". Eso, recuerda, los llevó incluso a querer negociar los presupuestos después de que no salieran adelante con unas condiciones "muy básicas": las conocidas de no subir los impuestos y también "revertir las decisiones que se han tomado". "Queríamos acercarnos a los tributos que se pagan en regiones como Madrid", rememora.

Oposición "crítica y constructiva"

El PP no hace autocrítica de su gestión dentro de la oposición parlamentaria. Su trabajo a lo largo de este año lo describen así: "Hemos intentado ser duros en las críticas de la situación que se ha vivido y hemos intentado ser constructivos. Nosotros no hemos pedido vicepresidencias ni consejerías ni ningún tipo de prebenda, sino cambios de política que favoreciese la mayor sinergia de crecimiento económico", explica Cañizares. Los 'populares' lamentan no haber salido adelante en estas condiciones y que Page se decantase por Podemos.

Las críticas del PP al Gobierno liderado por Emiliano García-Page no cambian: siguen apuntando a la sanidad, "se nos ha colocado como la segunda Comunidad Autónoma donde la gente más tiene que esperar", o la educación, "no podemos olvidar lo que ocurrió en el inicio de curso escolar donde faltaron profesores durante más de un mes". "Hemos sido duros porque son temas sangrantes, y por eso también hemos intentado ser generosos porque somos los que ganamos las elecciones y queríamos sacar adelante las cuentas", afirma Cañizares.

"Lamentable" gestión de Podemos

Con los que también han querido ser muy críticos, ha sido con Podemos. En este sentido, afirman que "desde el punto de vista de los ciudadanos" la entrada de la formación morada al Gobierno regional ha sido "lamentable". "Esto hablando en cuanto a las funciones que han desarrollado, porque no han gestionado nada que redunde en beneficio de los ciudadanos", explican. En este sentido, Cañizares resume la entrada del Gobierno como un simple "reparto de cargos" que son sólo políticos " y no de gestión". "Lo único que ha hecho es que Podemos tenga más cargos y gente para colocar", asegura.

En cuanto al PSOE, Cañizares señala que la estrategia se ha llevado cabo para "tener a dos personas en la tripa del gobierno". Por eso le pide a ambos partidos, "deben estar para trabajar pero no es el caso de Castilla-La Mancha. Son consejerías que sirven para colocar", señala. También ha identificado la "desconfianza" dentro del mismo Gobierno como otro de los problemas. "Hace cuatro días estaban a la gresca, las disensiones siguen siendo evidentes y esto puede generar complicaciones al final", advierte.

Sin embargo, tiene claro que de cara al próximo año, el PP seguirá trabajando "de la misma manera". Esto, explica, es "sacando lo mejor para Castilla-La Mancha, colaborando con el Gobierno en lo que veamos bien y siendo críticos con lo que se hace mal" "Seguiremos llevando temas de forma constructiva, para que se toquen los asuntos que preocupan de verdad, sin depender de si hay más o menos consejeros de Podemos", ironiza. Entre otras cosas, se plantea que el crecimiento económico de la región sea "mejor que el de la media nacional". En cuanto a las elecciones autonómicas de 2019, no quiere revelar un candidato, pero, afirma: "Tenemos una líder clara, que es María Dolores Cospedal".-

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha