eldiario.es

9

‘Better Call Saul’, la bajada a los infiernos de Jimmy McGill

Tras los diez primeros episodios, el spin-off de ’Breaking Bad’ ha conseguido convertirse en un ‘must’ seriéfilo.

Es una experiencia casi religiosa imbuirse en el universo creado por Vince Gilligan.

'Better Call Saul' / Foto: amctv.com

Foto: amctv.com

Creada por Vince Gilligan y Peter Gould, ‘Better Call Saul’ era una de las series más esperadas de esta temporada. El ‘spin-off’ y/o precuela de ‘Breaking Bad’  protagonizado por el personaje de Saul Goodman (Bob Odenkirk) tenía la difícil misión de llenar, en parte al menos, el hueco dejado por la serie protagonizada por el Sr. Walter White. El listón es y será alto ya que es la hija de una de las mejores series de la historia. Tras los diez primeros episodios la serie ha conseguido convertirse en un ‘must’ seriéfilo. Aquí en España se puede ver a través de ‘Movistar Series’.

En el tráiler puede verse al protagonista huyendo, pero ¿de quién? Son los primeros minutos premonitorios de Saul Goodman. Nuestro abogado favorito se esconde en una pastelería intentando huir de alguien. Así como acostumbra Vince, nos vuelve a introducir con imágenes el futuro del protagonista como haría con ‘Breaking Bad’, aportando una continuidad en su mitología y universo. Una declaración de intenciones que se palpa a lo largo de la primera temporada, aunque al final ‘Better Call Saul’ logra tener su propia identidad. Eso sí, no faltan guiños a su predecesora: cameos como el de Tuco, localizaciones, expresiones, referencias, etc., que harán disfrutar los más fans.

Con un pasado conflictivo, Jimmy McGill decide enderezar su rumbo y convertirse en un simpático y excéntrico defensor de la ley. Pronto descubre que el sueño americano es una utopía para él. Todos son trabas y problemas para demostrar que él es algo más que Jimmy ‘El escurridizo’, sobrenombre que tenía cuando era un pequeño estafador. Así ‘Better Call Saul’ nos cuenta el particular viaje a los infiernos de McGill hasta convertirse en el abogado criminalista Saul Goodman. El recorrido, como lo fuera en ‘Breaking Bad’, vuelve a ser un tira y afloja entre: el bien y el mal, lo legal y lo ilegal, lo moral y lo amoral. Tendrá que navegar a través de tormentas muy peligrosas para escapar de un destino eminentemente inevitable. Aquí entran en juego sus cataduras morales para lograr salvaguardar las trampas que encontrará a lo largo del camino en busca de su particular salvación.

'Better Call Saul' / Foto: revistaroulette.com

Foto: revistaroulette.com

Tenía muchas dudas que un personaje como Saul Goodman pudiera cargar en su espalda con una serie, pero solo han faltado unos pocos episodios para poder empatizar con este adorable y extravagante jurista. Bob Odenkirk realiza un trabajo admirable logrando meterse al público en el bolsillo desde el minuto uno. En ‘Breaking Bad’ siempre estuvo más ligado al lado cómico, algo que aquí cambia, ya que se mueve más en el drama con los tonos característicos de humor negro marca de la casa. Se podría decir que ha tenido un salto con éxito de secundario a principal.

También con ‘Better Saul Call’ le llega la oportunidad a otro personaje, Mike Ehrmantraut interpretado por el gran Jonathan Banks. Empezamos a conocerlo y a indagar en su pasado doloroso, para por fin comprender y empatizar con él. En esta primera temporada, aún con poco protagonismo, nos ha dejado las mejores escenas y quizás el mejor episodio. Él seguramente va ser el que ponga el punto duro y sangriento a la serie, recordándonos a la más salvaje ‘Breaking Bad’. Cruzaré los dedos para que en la segunda temporada gane mucho más protagonismo.

'Better Call Saul' / Foto: ew.com

Foto: ew.com

Gilligan nos vuelve a embriagar con un ritmo pausado muy parecido al que nos tenía acostumbrados en las primeras temporadas de su predecesora. El montaje vuelve a estar muy presente en el desarrollo de la historia, prestando sobre todo atención a los pequeños detalles. Tenemos de nuevo esos planos subjetivos desde dentro de los objetos, planos cenitales, contrapicados y planos detalles. El uso del color vuelve a ser importante y ya varias páginas web se han puesto las pilas y han empezado a analizar los diferentes usos del mismo, como ya pasara con ‘Breaking Bad’. Todo ello conjugado con un gusto muy característico por la composición de cada secuencia y plano, para lograr la carga narrativa buscada. En la dirección y la atmósfera vuelve a ser también marca de la casa. Por último, el guion vuelve a tener la misma sobriedad y entereza, eso sí, lleno de guiños a la primera y sus buenas dosis de humor negro.

Es cierto, que ‘Better Call Saul’ puede acusar el ritmo que a muchos echó para atrás en esas dos primeras temporadas de ‘Breaking Bad’. También se le puede achacar que se queda a medio camino entre el procedimental y el drama serializado no sabiéndose muy bien donde situarse. Tras los diez primeros episodios parece que va ser una mezcla de ambas pero seguramente se confirmará en la próxima temporada.

'Better Call Saul' / Foto: amctv.com

Foto: amctv.com

Recomiendo ‘Better Call Saul’, por supuesto, tanto a los fans de ‘Breaking Bad’ como a los que no la hayan visto, ya que es igual de disfrutable. Además es una experiencia casi religiosa imbuirse en el universo creado por Vince Gilligan. Con una segunda temporada asegurada prácticamente desde antes del estreno de la primera, parece que tenemos entre manos una serie muy prometedora.

“Ya sabes, si tienes problemas con la ley, llama a Saul Goodman”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha