La portada de mañana
Acceder
La mala ventilación en escuelas augura un invierno de abrigos en clase
Los barrios más ricos se enriquecieron casi el triple tras la crisis
Opinión - La tentación de jugar con el fuego de Vox, por Olga Rodríguez

La Diputación de Castelló activa un plan de emergencia para paliar los daños por nieve, lluvia y temporal marítimo en la provincia

Castell de Cabres, el minúsculo municipio de la comarca del Baix Maestrat en Castelló, completamente nevado.

La Diputación de Castelló activará un plan de emergencia que comportará la contratación, por vía de urgencia, de maquinaria para reforzar las tareas de retirada de la nieve que se acumula en diferentes localidades del interior de la provincia y para acometer, una vez el tiempo lo permita, la limpieza de los restos que está dejando el temporal en las playas castellonenses.

Esta es la respuesta del ejecutivo liderado por José Martí para combatir los efectos de la borrasca Gloria que, desde el domingo, azota las comarcas de Castelló con lluvia, viento, nieve y temporal marítimo. Para el presidente de la institución provincial, José Martí, “estamos ante una situación excepcional que requiere medidas excepcionales”. Y es que, desde el pasado lunes, las intensas nevadas mantienen incomunicada la comarca de Els Ports, donde se acumula más de un metro de nieve en muchos municipios, mientras que en la costa se suceden los daños y desperfectos a causa del oleaje.

Tanto el presidente Martí como el diputado de Bomberos, Abel Ibáñez, han concretado este martes las principales medidas de urgencia desde el centro de control de operaciones que el Consorcio Provincial de Bomberos tiene en Castelló, desde el que se coordinan las actuaciones de los más de 200 efectivos que están en alerta para intervenir, en caso de que sea necesario, de la forma más rápida y efectiva ante las inclemencias del tiempo.

En total, en las últimas 48 horas, los efectivos del Consorcio han realizado más de un centenar de servicios por las intensas nevadas en el interior y por el fuerte temporal de viento y oleaje en la costa. Los bomberos han efectuado 52 salidas relacionadas con la nieve, destacando en especial las labores de limpieza de las vías y haciendo la máxima prioridad la reapertura de los accesos a los municipios y puntos poblacionales afectados. Además, también se han realizado intervenciones de rescate a personas atrapadas. Asimismo, el viento ha ocasionado 40 actuaciones por desprendimientos de árboles y otros elementos como vallas publicitarias, cornisas o muros.

La cuestión que más preocupa a los responsables del operativo de bomberos a estas horas es la evolución del estado del mar, puesto que mientras las previsiones apuntan a que la situación mejorará en el interior, para las próximas horas se esperan chubascos de 50 litros por metro cuadrado en la costa, por lo que los parques de Nules, Orpesa y Benicarló están movilizados para actuar de forma inmediata. De hecho, este martes los profesionales de los centros han efectuado servicios de salvamento en vehículos atrapados en el agua y traslados de vecinos que no podían salir de sus viviendas. Además están realizando rutas preventivas inspeccionando zonas como paseos marítimos o campings.

José Martí y Abel Ibáñez han informado que están en contacto directo con la Generalitat y los servicios de protección e información meteorológica, así como con los ayuntamientos, para recopilar con más precisión las informaciones y adaptar la respuesta acorde a las circunstancias. Aprovechando la presencia en el centro de control, ambos diputados han querido transmitir su fuerza a los profesionales y voluntarios del equipo de bomberos “por estar siempre dispuestos a todo por el pueblo y por su respuesta siempre profesional ante situaciones adversas”.

El presidente de la Diputación de Castelló y el diputado de Bomberos han hecho un llamamiento a la prudencia de toda la ciudadanía ante una situación que todavía se alargará durante este martes. “Nuestro objetivo es que la normalidad vuelva a todos los municipios en el plazo más breve posible de tiempo”, apostillan.

El consorcio ha puesto todos sus medios a trabajar para asistir a la población, tanto en cascos urbanos como en lugares aislados: 18 máquinas quitanieves, ocho vehículos salero y 250 toneladas de sal. El dispositivo dispone de una moto de nieve de rescate y vehículos ATV asignados a la Unidad de Rescate de Montaña.

El equipo humano está integrado por 200 efectivos diarios entre Parques de Bomberos, Unidades de Mando y Coordinación, operadores del centro de coordinación, Parques de Bomberos Voluntarios, Unidad de Maquinaria y Logística, Protección Civil de Diputación y 15 unidades de Bomberos Forestales de Generalitat asignadas del Consorcio.

Etiquetas
Publicado el
21 de enero de 2020 - 18:09 h

Descubre nuestras apps

stats