Comunidad Valenciana Blogs y opinión

Sobre este blog

Secció de cultura de l'edició valenciana d'eldiario.es

Incógnitas, comprensión y solidaridad en el sector del libro tras posponer la Fira por el coronavirus

Una imagen de la anterior edición de la Fira del Llibre de València.

El Patronat de la Fundació Fira del Llibre de València ha decidido posponer la 55 Edición de la Fira del Llibre, programada del 30 de abril al 10 de mayo en los Jardines de Viveros, como medida de prevención frente a la expansión del coronavirus. Una decisión “difícil y dura”, pero que responde a “un ejercicio de responsabilidad delante de una situación de emergencia sanitaria”, tal como explicó la organización este miércoles en un comunicado.

Las consecuencias para el sector del libro valenciano son, a día de hoy, una incógnita. La Fira del Llibre de València es el punto de encuentro más importante entre escritores y escritoras, editoriales,  librerías, lectores y demás agentes del mundo del libro y de la ilustración. “Para los libreros la Fira no es sólo una gran fiesta, a nivel empresarial venimos de un trimestre flojo en ventas y la Fira siempre es un apoyo que activa las ventas de cara al verano”, señala Nacho Larraz, presidente del Gremi de Llibrers de València.

La pasada edición de la Fira cerró registrando unas ventas de un 10% más que en 2018, unos 1.100.000 euros, según cifró la organización. Más de medio millón de personas visitaron los Jardines de Viveros durante los once días de duración del encuentro, en el que participaron 66 expositores, entre librerías, editoriales, instituciones y entidades con fondo editorial propio, en 107 casetas.

De momento, tal como apunta Larraz, “no se sabe cuál será el impacto económico” y están barajando otras fechas para la Fira, ya que no se cancela, se pospone: “No tenemos ninguna fecha confirmada por ahora. Puede que sea antes del verano o después, o antes de Navidad… Están todas las opciones encima de la mesa y son combinaciones que tienen partes positivas y negativas”.

Próximamente anunciarán una nueva fecha para dar margen y seguridad al sector del libro que, pese al golpe, han sido muchas las muestras de comprensión y solidaridad a la organización de la Fira.

“Para las editoriales supone perder un escaparate donde mostrar las novedades de la primavera; también se perderá la relación directa entre lectores y escritores, que son centenares, y para las librerías la facturación de la Fira es una cita anual que en muchos casos solventa la travesía dura del verano”, explica el Manel J. M. Romero, secretario de FULL Fundació pel Llibre i la Lectura.

Según indica el secretario de FULL, es “complicado” encajar la Fira en otro momento del año debido a que, a inicios del otoño coincide con la campaña del libro de texto y en invierno con la de Navidad. “Hay que fijar una fecha y ver cómo afecta. En cualquier caso, será un año complicado porque no se recuperará al 100% aunque se celebre la Fira en otro momento”, prevé.

Suspendidas otras ferias internacionales

La 55ª edición de la Fira del Llibre de València no ha sido la única afectada por el coronavirus. En los últimos días también se han suspendido otras ferias internacionales como la Feria del Libro de Londres, donde 25.000 profesionales del sector editorial se iban a dar cita del 10 al 12 de marzo. La decisión de la organización británica se suma a otras citas europeas como la del Salón del Libro de París, a la Feria del Libro de Leipzig y a la Feria Internacional del Libro Infantil de Bolonia, la más importante del mundo del género infantil y juvenil, a la que acuden hasta 14 editoriales valencianas.

“Para las editoriales valencianas la suspensión de ferias internacionales como la de Bolonia puede ser un problema grave, sobre todo para el libro infantil y juvenil. Para la venta internacional de derechos y para las exportaciones, también del álbum ilustrado, será un año complicado”, asegura Romero.

En la misma línea se ha expresado el director literario de Bromera, Gonçal López-Pampló. La editorial suma diez años sin faltar a la Feria de Bolonia, donde tenían previstas casi sesenta reuniones, iban a presentar novedades importantes y siempre es un buen momento para reforzar y afianzar lazos personales y empresariales. “Nos afectará mucho. El sector editorial, igual que todos los sectores productivos, van a entrar en una fase de contracción”, apunta López-Pampló sobre un escenario con más preguntas que respuestas.

Sobre este blog

Secció de cultura de l'edició valenciana d'eldiario.es

    Autores

Etiquetas
Publicado el
12 de marzo de 2020 - 17:57 h

Descubre nuestras apps

stats