La EMT de Valencia pide al juez que Caixabank aclare las comisiones cobradas en la estafa de cuatro millones

Sucursal de Caixabank.

La instrucción de la estafa a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia ha aflorado una serie de zonas grises en la gestión de Caixabank. La mercantil pública ha pedido al juez instructor que impute a la entidad bancaria por blanqueo imprudente al incumplir varios de sus protocolos internos de prevención de fraudes. El escrito, del que informó este diario, también destaca un extraño cobro de comisiones por las transferencias a Bank of China que los estafadores consiguieron engañando a Celia Zafra, la exjefa de Administración y única investigada en la causa.

Mientras que en las cuatro primeras transferencias, la entidad bancaria aplicó una comisión de entre el 0,42% y el 0,61%, en las tres últimas apenas cobró el 0,01%. Así, las tres ultimas transferencias, por más de medio millón de euros cada una, apenas supusieron una comisión de 82 euros. La cifra es notablemente inferior a las comisiones aplicadas a la primera tanda de transferencias (de entre 1.942 y 2.903 euros).

CaixaBank aportó a la instrucción un documento en el que figuraban los extractos de los movimientos de la cuenta de la EMT. Las primeras transferencias fueron ejecutadas por el Servicio Operativo de Banca Institucional (SOBI). En la primera etapa de la estafa, con el gestor de la cuenta de la empresa de vacaciones, las transferencias las efectúa el SOBI, localizado en Barcelona, mediante órdenes telefónicas de Zafra y a pesar de que la propia entidad bancaria ya había detectado que las firmas en las órdenes de pago podían ser falsas.

"Las dudas surgen", apunta el escrito de la EMT al juzgado, "con la cuantía de la comisión de las operaciones realizadas por el gestor de banca de EMT en CaixaBank, J. M. G. R., puesto que las tres últimas operaciones (pese a ser de un importe superior que las anteriores y tener diferente importe entre ellas), generan la misma comisión". Los 82 euros de comisión son un "importe muy inferior respecto a las anteriores, ya que implica un 0,01% de la operación efectuada". 

La representación letrada de la EMT ha solicitado al juez que pida a Caixabank "información respecto a la diferencia en los importes de las comisiones". También que aclare el motivo de "una diferencia tan circunstancial entre la comisión de unas transferencias y otras".

La empresa pública cuestiona el papel de la entidad bancaria durante la estafa. La alerta interna tardó 17 días en saltar y los distintos empleados que intervinieron en la operativa en ningún momento advirtieron a sus respectivos superiores sobre las sospechas de las firmas falsificadas. De hecho, una revista interna de Bankia, entonces en la competencia, homenajeó a los trabajadores que impidieron que la entidad cayera en la trampa (Celia Zafra intentó tramitar la primera transferencia a través de Bankia).

La EMT ha solicitado que el ejemplar de la revista se incorpore a la causa. 'Somos Bankia', publicación interna de la entidad, elogiaba a los trabajadores que evitaron tramitar la transferencia por haber ahorrado una "grave crisis reputaciones" al banco.

Etiquetas
Publicado el
5 de octubre de 2021 - 22:30 h

Descubre nuestras apps

stats