El 25% de los jóvenes valencianos ha estado en ERTE durante la pandemia y el 12% ha regresado al hogar familiar

Varios jóvenes con mascarillas conversan en una calle de Barcelona. EFE/Alejandro García/Archivo

El 25% de los jóvenes que residen en la Comunitat Valenciana han estado o están en un ERTE durante la pandemia. Al finalizar 2020, el paro juvenil había aumentado del 23,3% al 31,4%. Un 5% perdió su empleo tras el verano, porcentaje que hay que enmarcar en un paro juvenil del 40% en el Estado español y en que, según la encuesta, solo el 23% de los jóvenes encuestados trabaja. El informe sobre Juventud y Covid que presenta este martes el Instituto Valenciano de la Juventud junto al Consell Jove analiza la situación sociolaboral y emocional de un muestreo de 650 personas entre 12 y 30 años, un espectro de edad tan amplio que dificulta las conclusiones en ámbitos como el laboral, dado que cerca del 32% de los encuestados se encuentra en una etapa académica obligatoria y es menor de edad.

Con todo, el estudio arroja conclusiones destacables, como la situación de quienes sí tienen trabajo y especialmente las consecuencias de la pandemia para la salud mental de la juventud. Las cifras de la encuesta indican que el 22,2% de las personas jóvenes ha dejado de ser independiente económicamente, mientras que un 12,2% ha tenido que dejar la vivienda en la que residía y regresar al domicilio familiar. Así, el 38,3% de las personas jóvenes ha necesitado ayuda económica puntual, donde destacan especialmente las mujeres, las personas de 18 a 23 años y las personas extranjeras.

Respecto de las perspectivas de futuro, el 41,1% de la juventud valenciana considera que la pandemia retrasará el momento de emanciparse. “Si no tenemos trabajo, como podemos pensar al irnos de casa? Con qué dinero pagamos el alquiler?”, reseña una encuestada. "Desde el primer día me quedé sin trabajo. Fueron 6 meses de estar parada y sin ingresos. Me generó mucha ansiedad, que todavía me dura”, comparte otra.

Las consecuencias para la salud mental han sido notables. Cerca de la mitad de los jóvenes -un 43%- ha notado que se ha visto afectada, con la ansiedad como primer problema para el 50% de los jóvenes. Las mujeres perciben que el confinamiento ha afectado más su salud mental que los hombres, concretamente, el 54,5% de las mujeres afirma que el confinamiento ha afectado su salud mental frente al 30,4% de los varones. Concretamente, el 50,6% sintió ansiedad durante los meses a casa y el 25,8% todavía la sufre en la “nueva normalidad”. Destacan también la preocupación por no saber qué pasará, el aburrimiento y la tristeza como los sentimientos más frecuentes.

Etiquetas
Publicado el
23 de febrero de 2021 - 16:31 h

Descubre nuestras apps

stats