La portada de mañana
Acceder
Sánchez imprime un giro a la izquierda para retomar la iniciativa
El Gobierno se blinda ante una batalla legal con las eléctricas
OPINIÓN | 'El PP secuestra y el PSOE se dispara en el pie', por Elisa Beni

El Gobierno valenciano pide a Transición Ecológica que “reconsidere” los cambios en el trasvase Tajo-Segura

La consellera de Agricultura, Mireia Mollà, y la consellera de Innovación, Josefina Bueno, en la protesta en favor del trasvase en Alicante.

El Gobierno valenciano reclama al Gobierno central que reconsidere su postura sobre el Plan Hidrológico del Tajo, que prevé un aumento del caudal ecológico y, por tanto, una reducción de la cantidad de agua para el trasvase del Segura. Durante una protesta con un millar de agricultores y regantes, la titular de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha reclamado al Ejecutivo central que reduzca las limitaciones previstas en el proyecto, ya aprobado en la Confederación Hidrográfica.

Mollà reclama a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que reconsidere la planificación hidrológica para no seguir agitando a los agricultores de las comarcas de sur. Las asociaciones de regantes han convocado una marcha a la que se han sumado dirigentes del Gobierno valenciano y de todas las formaciones del arco parlamentario, que reclaman una respuesta ante la escasez de agua para regadío. La titular de Agricultura del Gobierno autonómico ha solicitado a Ribera que “reconsidere la planificación para fijar un caudal ecológico de 6 m3 por segundo que aseguraría la masa ecológica del Tajo y la llegada del agua necesaria para poder seguir siendo la huerta de Europa”.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha insistido en que la posición del Ejecutivo se sustenta en criterios técnicos y pide evitar una nueva “guerra” del agua entre partidos y territorios. “Es evidente que nuestra defensa del trasvase está fundamentada desde el rigor y está fundamentada, además, en la voluntad de un acuerdo que pase por que los regantes tengan finalmente agua para siempre, de calidad y a un precio asequible”, ha subrayado el presidente en un acto este martes.

Aunque los dirigentes del Gobierno valenciano insisten en que hay margen de negociación, dado que el proyecto no ha pasado aún por el Consejo de Ministros, advierten que acudirán a los tribunales si el proyecto no garantiza recursos suficientes para la Comunitat Valenciana. “Tenemos el aval técnico y tenemos la razón para pedir, junto con los regantes, un caudal ecológico que garantice el riego y el trasvase Tajo-Segura”, insisten en el Consell.

El Ejecutivo valenciano, que ha constituido un grupo técnico para valorar las alegaciones y acciones jurídicas, considera que hay margen de diálogo con el ministerio de Transición Ecológica, mientras que los dirigentes del PP apuntan que se trata de una cuestión política del Ejecutivo liderado por el PSOE. “En España hay agua para todos y no hay que depender de que llueva para que todos podamos regar nuestros campos”, ha afirmado el dirigente del PPCV, Carlos Mazón. El también presidente de la Diputación de Alicante insiste en que “no es una concentración contra nuestros hermanos regantes y agricultores de Castilla-La mancha, también les defendemos de los engaños, de la demagogia y de la división entre españoles que está fomentando el gobierno socialista de Sánchez”.

La protesta, convocada por Asaja, Riegos de Levante, Riegos de Levante margen derecha, Junta Central de Usuarios del Vinalopó, Alacantí y Consorcio de Aguas de la Marina Baja y el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, pretende llevar la reivindicación directamente a Moncloa.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats