Ximo Puig: "De la crisis de la pandemia tenemos que salir con un 'green deal' y un keynesianismo verde"

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, sostiene los compromisos de recuperación en el debate de política general.

"Ha llegado la hora de volver a casa, la casa común que es la vida mediterránea y en sociedad". El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha dado este lunes por concluida la fase más cruda de la pandemia de la Covid-19 tras año y medio de emergencia sanitaria, con constantes fluctuaciones. Minutos después de la reunión de la Interdepartamental del Gobierno valenciano, que ha acordado la relajación de las restricciones vigentes, el dirigente socialista arrancaba su discurso en el debate de política general, la cita política más importante y la que da inicio al curso político.

Con el oxígeno que implica la suspensión de ciertas medidas y el anuncio de la vuelta gradual a la llamada normalidad, el presidente de la Generalitat marca un antes y un después en la emergencia sanitaria. Tras desgranar las medidas que el Ejecutivo ha puesto en marcha y agradecer de forma reiterada el trabajo al personal de la salud pública y de los sectores esenciales, Puig ha expuesto las principales líneas de la recuperación, del cambio de modelo.

El presidente valenciano ha destacado el cambio de paradigma en la Unión Europea, que ha abandonado las políticas de austeridad para aprobar una inyección económica sin precedentes. El plan de recuperación impulsado por los fondos europeos es para el presidente una "oportunidad" para afronta dos retos fundamentales: la superación de las secuelas de la pandemia y las consecuencias del cambio climático. "La emergencia climática es una realidad que todos sufrimos y cada vez más tememos. El Mediterráneo se encuentra en la zona cero de esa amenaza global. Nos preocupa el riesgo de más inundaciones, sequías, olas de calor o incendios y alineados con las prioridades europeas, actuaremos", ha afirmado.

En línea con las preocupaciones y en aras de una "prosperidad inclusiva y respetuosa con el medio ambiente", el presidente aboga por una salida distinta de las crisis que nos azotan: "De la crisis provocada por esta pandemia y de la emergencia climática tenemos que salir con un 'green deal' y un keynesianismo verde", ha expuesto Puig, en referencia a una transición económica y ecológica justa.

El dirigente socialista ha dibujado un ambicioso plan de reconstrucción que tiene sus ejes en la llamada economía verde, la digitalización y la innovación, tres herramientas para consolidar el Estado de Bienestar que ha protegido a la ciudadanía durante la emergencia sanitaria. Puig, que emplaza al resto de fuerzas políticas a colaborar en los planes de recuperación, apunta a un nuevo impulso de los servicios públicos con los fondos europeos y la reforma del sistema de financiación. En esta línea, ha prometido que "antes de que acabe el año presentaremos el nuevo modelo organizativo del sistema sanitario público articulado a través de nuevo servicio valenciano de salud", al tiempo que se acometerán las reformas proyectadas en los planes de infraestructuras públicas y se reclamará el traspaso de las competencias en los trenes de cercanías.

La financiación "toca ahora"

El presidente valenciano ha reiterado que la reforma del sistema de financiación es "inaplazable" y ha resaltado la postura de la ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero, que anunció el pasado miércoles que en noviembre se presentaría una propuesta de sistema para debatir. Puig ha reiterado que su postura es "firme, leal y patriótica", y busca "superar el estado de discriminación financiera" de la autonomía valenciana. "Lo que hace falta sobre todo son soluciones, no sobreactuaciones", ha aseverado el presidente, que considera que "es justo reconocer" que el actual Gobierno de España ha sido "sensible" a la cuestión valenciana y ha mejorado los fondos.

Descubre nuestras apps

stats