Los sanitarios del hospital de Manises gestionado por Sanitas irán a la huelga a partir del 14 de enero por el déficit de personal

El Hospital de Manises.

EUROPA PRESS

0

Los trabajadores el departamento valenciano de salud de Manises irán a la huelga indefinida a partir del próximo 14 de febrero al no haber alcanzado un acuerdo con la concesionaria Sanitas en el acto de conciliación (TAL) que se ha celebrado este jueves, según han informado fuentes del comité de empresa.

Por su parte, desde la gerencia señalan que como concesión aplican el convenio de sanidad privada de Valencia y critican que los sindicatos aprovechan los meses restantes hasta abril de 2023 para “forzar un convenio y unas condiciones laborales que quedarán consolidadas a partir de mayo de 2023 con el paso de Manises a la gestión directa”.

Sin embargo, el comité de empresa asegura que la situación laboral de la plantilla es “insostenible” ya que Sanitas es “la única concesionaria sin un convenio propio” y hay un “déficit alarmante” de profesionales en todas las categorías, que afecta “gravemente” a la calidad asistencial de los pacientes y provocando situaciones de “estrés laboral y depresión en los trabajadores”.

Por ello, el comité ha presentado hoy por registro de entrada el documento en el que se informa a la empresa del inicio de una huelga indefinida. Los servicios mínimos que plantean son los propios de un domingo exceptuando dialisis, UHD, y hospital de día que mantendrán su actividad.

Así, los servicios de Hospitalización, Urgencias, UCI, Diálisis, Hospital de Día, UHD, Paritorio y Neonatos realizarán paros diarios de 12 a 13 horas. Además, el bloque quirúrgico permanecerá cerrado excepto el quirófano de urgencias y uno para pacientes oncológicos y la URPA tendrá un enfermero y un TCAE.

Por su parte, las consultas externas, centro de especialidades, radiología, rehabilitación, suministros, farmacia, mantenimiento, unidad del sueño, USCI, informática, documentación sanitaria y admisión y personal no asistencial permanecerán cerrados. Los centros de atención primaria permanecerán cerrados y se establece el personal de un domingo.

El comité ha criticado “la falta de previsión y una dejadez absoluta” por parte de la Gerencia del Hospital en estos años de pandemia pese a que desde el inicio de la concesión en 2009 ha conseguido “beneficios económicos que reparte entre sus inversores, beneficios obtenidos a costa de tener una plantilla estructural bajo mínimos a la que exprime sin ningún tipo de pudor a cambio de un salario que algunos profesionales tienen congelado desde hace 13 años”.

Asistencia de calidad

Por su parte, la gerencia mantiene que trabaja en una situación de “incertidumbre total” porque tienen “un compromiso de prestar asistencia sanitaria y de inversión de 138 millones pero una falta de liquidaciones desde 2009 no efectuadas que impide conocer la rentabilidad del proyecto”. No obstante, afirman que actúan coordinados con la Conselleria para prestar la asistencia sanitaria pública “excelente, de calidad y accesible para todo aquel valenciano que lo desee, evitando decisiones no alineadas”.

Además, mantienen que su posición de aplicar el convenio de sanidad privada de València está “recientemente respaldado por la reforma laboral del Gobierno, que prima los convenios sectoriales sobre los propios de empresa”, y la Conselleria de Sanitat está “convenientemente informada de esta situación”.

Asimismo, afirma que existe una hoja de ruta “desde hace meses para mejorar las condiciones laborales con diversas medidas que se están implementando progresivamente” con un impacto de más de 5,5 millones anuales.

Muestra de ello, señalan, es el Pago del Plus de Especialidad a Enfermería desde el 1 de marzo de 2020 que afecta a cerca de 450 profesionales. También resalta el incremento salarial en personal facultativo, el 29% del personal; y el incremento del salario bruto anual de 3,5% a todo el personal acogido a convenio, el 65% del personal.

Además, cita la concesión de un Bonus por consecución de objetivos relacionados con la mejora de los indicadores de los Acuerdos de Gestión, presentes en todos los departamentos, y por la mejora de la calidad, seguridad y accesibilidad de la asistencia sanitaria que prestamos, que afectan a un 23% de la plantilla.

Del mismo modo, resalta el 11% de incremento en los puestos estructurales desde 2018, pasando de 1.544 a 1.768 en 2021, respectivamente, y “el incremento de puestos estructurales para dar cobertura a las diversas olas de la pandemia, más de 100 en cada una de ellas”. Del mismo modo, resaltan otras medidas ya implantadas de selección, formación y desarrollo y otras “innovadoras” en beneficio de la calidad

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats