El Valencia CF presentará a Ribó el 18 de enero el plan para reactivar el nuevo estadio, pero aún no ha remitido el proyecto a la Generalitat

Situación actual del nuevo Mestalla.

El alcalde de València, Joan Ribó, recibirá en el Ayuntamiento al presidente del Valencia CF, Anil Murthy, el próximo 18 de enero en un encuentro solicitado por el club para presentar al primer edil el plan de reactivación de las obras del nuevo estadio.

Murthy ya hizo lo propio cuando se reunió el pasado 28 de diciembre con el presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig: "La reunión ha sido positiva, al menos esta vez han venido con un proyecto", apuntaron entonces fuentes de Presidencia a elDiario.es.

Dos días después de este encuentro, se reunieron los consellers de Economía, Rafael Climent, y Política Territorial, Arcadi España, junto con sus equipos de trabajo, con una delegación del València CF liderada por su presidente Anil Murthy y formada por la directora Financiera, Inmaculada Ibáñez, el director de operaciones, Christian Schneider, el director de marketing, Jorge García y el abogado Germán Cabrera.

Durante la reunión, el València CF presentó un esbozo del proyecto del Nuevo Mestalla y actuaciones adyacentes, así como del plan de la financiación para llevar el proyecto adelante.

En este encuentro, las autoridades políticas solicitaron al club por registro de entrada diferente documentación para estudiarla, principalmente el proyecto completo del nuevo estadio y las garantías económicas.

Sin embargo, fuentes de Política Territorial y de Economía han confirmado a elDiario.es que de momento no han recibido nada por parte del club.

Según diversas fuentes consultadas por este diario tras aquel encuentro, la finalización del nuevo estadio está valorada en 108,2 millones de euros, más los 6,8 millones del polideportivo de Benicalap, con lo que el coste total de ambas infraestructuras asciende a 115 millones.

El club tiene previsto financiar las obras con los 80 millones del crédito del fondo de inversión CVC, más la venta de los 40.000 metros cuadrados de suelo terciario de la actual parcela de Cortes Valencianas, en la que se podría ubicar un hotel para el que ya se habrían recibido ofertas.

Además, se espera que el reinicio de las obras fomente también el interés de la venta de la parcela del viejo Mestalla ante la perspectiva de que finalmente el actual campo acabará quedando liberado. El club también tiene prevista la venta de su actual sede social y la obtención de recursos procedentes de la explotación de los palcos, naming y la zona comercial y de ocio que habrá en el interior del coliseo.

Sobre las características, se prevé un aforo inicial de 46.000 a 53.000 espectadores, ampliable a 63.000. La previsión es que todo el estadio esté cubierto y además que sea sostenible mediante la instalación de placas solares en toda la cubierta, para lo que se buscará un socio tecnológico.

En cuanto a los plazos, si la tramitación de las licencias municipales de obras y actividades lo permiten, el Valencia Cf prevé iniciar los trabajos del polideportivo en junio de 2022 y del nuevo estadio en septiembre del mismo año, de forma que el polideportivo se podría inaugurar en diciembre de 2023 y el nuevo estadio en agosto de 2024.

Una vez el club remita la documentación solicitada por Política Territorial y Economía, si se le diera el visto bueno se analizaría la fórmula por la que el Valencia CF conservaría los beneficios urbanísticos de la Actuación Territorial Estratégica (ATE), pero bajo otra figura urbanística que habría que tramitar y aprobar.

Independientemente de esto, como ya informó elDiario.es, tanto las fuentes municipales como las autonómicas consultadas coinciden en afirmar que las obras podrían reiniciarse antes de final de año.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats