Seis ideas para reciclar tus corbatas viejas

Corbatas vintage

No es ni la sombra de lo que fue. Y hasta los políticos se la quitan a la mínima ocasión. El antaño obligado trozo de tela al cuello masculino, que fue símbolo de hombres serios y de bien, ha perdido presencia. Pero las corbatas viejas ocupan sitio y cogen polvo en el armario. Y es una pena.

Seis ideas divertidas (y que te solucionarán la vida) para aprovechar tus viejas perchas

Seis ideas divertidas (y que te solucionarán la vida) para aprovechar tus viejas perchas

Esta prenda desterrada suele estar confeccionada con tela de buena calidad; y las hay con estampados más que bonitos. Aquí van seis ideas para reutilizar este complemento olvidado; y lucirlo de nuevo por todo lo alto. Aunque no sea para anudárnoslo al cuello. 

1. Reconvierte tu vieja corbata en un cinturón

Tan sencillo como parece. Aprovecha esa corbata para darle un cambio de aire (y de uso), y reconvertirla en un cinturón. Basta un aro (será tu hebilla), unas tijeras y un poco de pegamento de tela.

Mide tu cintura, y añade unos diez centímetros (cm): ahí colocarás el aro. El pegamento sirve para que no se te deshaga la tela cuando la cortes; y también para colocar tu aro a modo de hebilla sin tener que dar una sola puntada. Ya lo tienes. [Hace un tiempo te contamos otras ideas para reutilizar tu ropa vieja.]

2. Funda para el móvil o para las gafas

Un pequeño proyecto que revivirá tu vieja corbata, y que hará que la vuelvas a llevar a todas partes contigo. Hazle un corte transversal, y quédate con un trozo de tela que incluya la parte de la corbata en forma de flecha, y que mida el doble de la longitud que quieras para tu funda, más otros 10 cm adicionales.

Dobla la tela por la mitad y cierra los laterales: puedes utilizar pegamento para tela o, si eres más manitas, aguja e hilo o la máquina de coser. Coloca un corchete para que cierre, y ya tienes lista tu funda para el móvil o para tus gafas.  

3. Decora un bolso (o ponle unas asas)

Aprovecha el estampado llamativo de tu vieja corbata (o la de tu pareja) para decorar una bolsa o un bolso que necesite un cambio. Hay infinitas ideas circulando por Internet: puedes utilizar este viejo complemento para cambiar las asas o, si te atreves, para añadir color al cuerpo de tu bolso. 

O hazte un bolso desde cero con tus corbatas. Para esta idea sí resulta aconsejable echar mano de una máquina de coser, porque te facilitará mucho la tarea. Por lo demás, solo necesitas unir tus corbatas colocadas una junto a la siguiente por su parte longitudinal; y coser tantas prendas como quieras hasta obtener el grosor que estás buscando. 

4. Hazte un turbante con tres corbatas viejas

No hay verano sin turbantes; una máxima que se repite cada año, y que no defrauda durante los días de piscina o de playa para mantener esa mata de pelo bajo control.

Para hacer el turbante, necesitamos tres corbatas, con tres tonos o estampados que te gusten. Solo hay que tejer una trenza con ellas; y, cuando termines, unir los extremos o partes finales entre sí con otro trozo de tela de corbata sobrante. De nuevo, si lo tuyo no es la aguja ni el hilo, el pegamento de tela te resolverá la papeleta. [Y aprende ideas geniales para reutilizar tu viejo cinturón.]

5. Hazte una funda bonita para un cojín

Es una pena desaprovechar todas esas corbatas de seda (o tela similar) tan suaves, y con esos estampados tan resultones. Una forma sencilla de reutilizarlas para decorar la casa consiste en convertir tus viejos complementos en fundas para los cojines.

La tarea resulta más sencilla con ayuda de una máquina de coser. Por lo demás, se trata de unirlas entre ellas y de ajustarlas al tamaño del cojín que quieras decorar. [Aprende también lo que puedes hacer con tus viejas almohadas.]

6. Decora una diadema con una corbata vieja

Con el tiempo, las diademas para el pelo se quedan feas y de aspecto tristón. Pero podemos devolver a este complemento para el cabello su dignidad, con una corbata colorida (y un estampado bonito). Solo hay que cortar la corbata y unirla a la estructura rígida de la diadema con pegamento para tela. Mete los extremos cortados por dentro, por la parte interior y que irá oculta. Es tan fácil como parece.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2021 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats