Cinco cámaras de hasta 1000 euros para fotógrafos amateurs

Cinco cámaras de hasta 1000 euros para fotógrafos amateurs.

Ya hablamos sobre las mejores cámaras por menos de 500 euros para aquellas personas que están buscando una de cara a sus vacaciones… Pero, ¿y los que quieren no solo seguir aprendiendo sino sacar el máximo partido a su hobby?

Cinco cámaras de fotos por menos de 500 euros para tus viajes de verano

Cinco cámaras de fotos por menos de 500 euros para tus viajes de verano

Si la fotografía se ha convertido en una pasión o, incluso, en uno de nuestros pasatiempos favoritos, lo más probable es que nos pasemos horas y horas detrás de la lente. Por eso, es posible que las cámaras que recomendamos en el pasado se queden algo cortas.

Y sí: la cámara no hace al fotógrafo… pero puede ayudar. Ya sea porque estamos buscando profesionalizar nuestro hobby o, simplemente, ser esa persona a la que amigos y familiares acuden cuando se necesita una sesión.

En ConsumoClaro, hemos recogido cinco cámaras de hasta 1000 euros que te permitirán disfrutar de la fotografía o seguir aprendiendo al máximo de ella.

Fujifilm X-T30

Fujifilm, a pesar de ser una marca de renombre, no es de las más extendidas; aunque eso no significa que sus cámaras no sean cuerpos de gran calidad.

La Fujifilm X-T30 es una de las mirrorless con mejor calidad/precio del mercado y que, además, hará las delicias de los que añoran los formatos clásicos.

Por 999 euros (950 sin lente), el kit trae consigo el cuerpo de la cámara y un objetivo estándar de 15-45mm. La X-T30 es un cuerpo de la gama media-alta de Fujifilm que, como acostumbra la marca, mantiene las ruedas analógicas.

Es decir, para controlar la obturación o la apertura del diafragma, la X-T30 cuenta con botones específicos para ello, mientras que la mayoría cuentan con macros o menús. Además, cuenta con 16 "películas" digitales predeterminadas como imitación de las películas antiguas.

En cuanto al aspecto técnico, la X-T30 puede grabar en calidad 4K y cuenta con un sistema de autoenfoque de casi el 100% del espacio.

Canon EOS 80D

¿Y si estamos buscando una de esas cámaras réflex de Canon? La 80D puede ser tu alternativa. Por alrededor de 900 euros, la Canon EOS 80D es una cámara réflex semi-profesional que cumple con creces cualquier necesidad que se pueda tener.

Se trata de un cuerpo réflex, es decir, con visor óptico y espejo en su interior de objetivo intercambiable. Su sensor de 24.2 megapíxeles y el sistema de autoenfoque de 45 puntos pueden parecer un poco obsoletos (es una cámara de 2016), pero sus resultados siguen siendo espectaculares.

El principal aliciente de esta cámara es que se trata de un cuerpo Canon. Para aquellas personas que ya tengan una cuerpo de esta marca o a quienes les guste los cuerpos grandes y pesados "clásicos"; la EOS 80D es perfecta.

Panasonic DC-GX9M

Por 999 euros, la Panasonic DC-GX9M es la cámara perfecta para quienes buscan un cuerpo mirrorless (con objetivos intercambiables) pero especialmente pequeño y, sobre todo, que también les permita grabar vídeo sin problema.

Las Lumix, especialmente, destacan por ser buenos equipos tanto para la fotografía como para el vídeo. La DX-GX9M cuenta con un visor que apenas ocupa espacio en el cuerpo y que, por su tamaño, hace muy cómodo el agarre. Al mismo tiempo, tiene una pantalla abatible para las situaciones en las que debamos separar el cuerpo de nosotros.

Entre las características que destacan de esta cámara, está el modo L. Monocromo, para sacar fotografías directamente en blanco y negro; y el función 4K Photo. Esta última permite obtener fotografías individuales de gran resolución a partir de vídeos grabados en 4K.

Sony RX100 VI

Una de las grandes bazas de las cámaras de menos de 500 euros eran los cuerpos pequeños. Pero también hay algunas compactas "premium" que aúnan un tamaño pequeño, sencillez y una gran calidad. Por 800 euros (aunque su PVP es 1100), la Sony RX100 VI es una compacta de enorme calidad.

Con una lente de 24-200mm y f/2.8, esta compacta es una gran alternativa para quienes prefieren tamaño a versatilidad. Aun así, la RX100 VI no tiene nada que envidiarle a una mirrorless.

Cuenta con el sistema de autoenfoque al ojo, tan característico de Sony, para los vídeos o las fotografías en movimiento Además, su visor es retráctil y su pantalla es abatible y táctil.

Esta cámara compacta es perfecta para quienes están buscando un cuerpo especialmente pequeño y que no sea un gran amante de coleccionar objetivos. Se trata de una cámara perfecta para llevar siempre encima y para los amantes de la fotografía callejera.

Ricoh GR III

Otra de las mejores opciones para quienes son amantes de la fotografía callejera y de llevar la cámara siempre encima. La Ricoh GR III es un "clásico" de las compactas que, durante años, ha sido la mejor en este campo. Por 899 euros, se trata de un equipo perfecto para no soltar nunca.

Su mayor baza es que Ricoh, la empresa tras ella, ha mejorado estos cuerpos edición tras edición. Esto la sitúa como la cámara favorita de los fotógrafos callejeros, sobre todo por sus grandes resultados en RAW y lo sencillo que es acostumbrarse a ella.

El principal hándicap es que no cuenta con visor, algo que para situaciones de mucha luz puede suponer un problema. Aunque su pantalla, como es habitual, es abatible.

La lente, al contrario que la mayoría de modelos compactos, es fija: 18mm con f/1. Es decir, no tiene zoom. Su apertura de diafragma facilita su uso en cualquier situación, a pesar de que apenas haya luz.

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas

Descubre nuestras apps