La portada de mañana
Acceder
Las universidades que incumplan unos mínimos perderán su categoría
Así beneficia a los más ricos la política fiscal de Ayuso
Opinión - La ropa tendida de Rufián, por Neus Tomàs

Perros y crisis del coronavirus: las preguntas más frecuentes

Foto: ElvisClooth

1. ¿Puede mi perro infectarse por el COVID-19?

No. Lo dice la Organización Mundial de la Salud, el sector veterinario en tromba, el Ministerio de Sanidad a través de su cuenta de Twitter y la Dirección General de Derechos de los Animales: "No hay evidencia científica alguna de que los animales domésticos padezcan ni transmitan el COVID-19". Duda zanjada: los perros no cogen el virus. Tampoco los gatos, ni ningún otro animal de compañía.

2. ¿Puede mi perro contagiarme el coronavirus?

No, sencillamente porque no lo padece. Tampoco tu gato, ni tu hámster ni cualquier otro animal de compañía con el que vivas. Ya que ni tu perro ni tu gato pueden contagiarse por COVID-19, tampoco pueden transmitírtelo. Existe otro tipo de coronavirus que afecta a los perros, pero no tiene nada que ver con el virus causante del COVID-19 que infecta a los humanos.

"Tanto el coronavirus que afecta a los perros como el de los gatos son alfa-coronavirus, genéticamente diferentes al causante del COVID-19 en humanos, que es un beta-coronavirus", ha aclarado el Colegio de Veterinarios de Cataluña en un comunicado conjunto con el Centro de Investigación de Sanidad Animal y la Universidad Autónoma de Barcelona.

Aunque tu perro podría sufrir alguna enfermedad por este tipo de coronavirus canino (entre las más habituales se encuentra la tos de las perreras o la diarrea) ninguna afecta a los humanos. "De hecho, se trata de dos tipos de virus completamente diferentes a nivel genético", aclaran los veterinarios. En resumen: ni tú puedes contagiarte por el coronavirus de tu perro (o de tu gato) ni viceversa

3. ¿Puedo vivir con mi perro durante la crisis?

Claro, y debes hacerlo. Si tú estás sano, no existe ningún fundamento científico ni recomendación sanitaria para deshacerte o alejarte de tu amigo de cuatro patas. Y, en ningún caso, para abandonarlo. Es más, te puede ser de gran soporte psicológico durante el confinamiento. El jugador de baloncesto Rudy Fernández lo ha expresado así en las redes sociales: "Cuando hablamos de la responsabilidad de quedarnos en casa también hablamos de la responsabilidad hacia nuestros animales, nuestros perros: también hay que cuidarlos. No los abandones". Una declaración que ha acompañado del hashtag #yomequedoencasaconmisanimales.

El músico y compositor Julio de la Rosa ha hecho el mismo llamamiento: "No existe evidencia científica de que los animales domésticos padezcan ni transmitan el COVID-19. Así que abraza a tu perrete, juega con tu felino, corretea a tu iguana. Pero no te deshagas de ellos", dice De la Rosa, y lo acompaña con el comunicado de la Dirección General de Derechos de los Animales.

4. Si tengo el coronavirus, ¿debo buscar a alguien que cuide de mi perrete?

En este caso, lo aconsejable es que sí. En todo caso, si tienes síntomas hay que evitar el contacto físico con tu perro u otros animales por precaución; igual que harías con otras personas. Por eso, si das positivo en coronavirus, intenta que otra persona no infectada cuide de tu perro (o gato) mientras estés enfermo o dure la cuarentena.

El cuidador temporal debe disponer de comederos y bebederos nuevos, ya que los de su casa podrían estar infectados por el coronavirus que sufra la persona enferma. Su correa y otros accesorios como la cama, hay que lavarlos y desinfectarlos; o comprar otros nuevos.

Si das positivo en coronavirus y no encuentras a nadie que pueda hacerse cargo y cuidar de tu perro (o gato o iguana), puede y debe quedarse en casa. Pero hay que tomar algunas medidas para proteger a tu amigo peludo; las mismas que con las personas. Es decir: evita el contacto estrecho, usa mascarilla en su presencia y lávate bien y con mucha frecuencia las manos.

5. ¿Puedo sacarlo a pasear?

Sí,  salir a pasear el perro constituye una de las excepciones a la restricción de uso del espacio público durante el  estado de alarma. Pero hay que seguir las normas y "usar el sentido común": es decir,  mantener las distancias y las medidas de protección y  seguridad. Aunque en un primer momento, la Dirección General de Derecho de los Animales solo permitió salidas cortas para cubrir las necesidades fisiológicas, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias, aclaró ayer martes que sí se permite el paseo habitual.

"Sacar a pasear a la mascota no se ha limitado ni a un tiempo ni mayor ni menor; sino al habitual", ha señalado Simón. No influye el tiempo del paseo, sino "la forma de relacionarse entre los dueños de mascotas entre sí". El objetivo: impedir las relaciones entre personas que puedan estar infectadas.  Por eso, no hay que tener contacto con otras personas durante el paseo.  Además, es obligatorio bajar a la calle con una botella con detergente para limpiar la orina después y llevar bolsas para recoger las heces.

Como es lógico, una persona con el virus o en cuarentena debe cumplir la prohibición de salir de su casa para no propagarlo, y no puede salir a pasear con su amigo peludo. En este caso, hay que buscar a alguien que se encargue. Lo idóneo sería que esta persona además lo cuide y se lo lleve a casa durante la enfermedad. Si no es posible, al menos debería encargarse de los paseos y de limpiar a tu amigo (almohadillas y cola) después del paseo.

6. ¿Debo tomar alguna medida de higiene adicional?

Puesto que tu perro no puede contagiarse por coronavirus y tampoco lo transmite, no es ni más ni menos peligroso que un abrigo o que el libro que descansa en tu mesilla de noche. Del mismo modo que se recomienda limpiar las superficies que hayan estado en contacto con una persona enferma, conviene hacer lo mismo con tu compi de cuatro patas.

Si has salido, como prevención lávate las manos antes y después de tocar a tu amigo, y recuerda limpiar sus almohadillas y su cola con un gel desinfectante cuando llegues a casa tras del paseo. Ahora bien: olvídate de ponerle una mascarilla a tu perro. La Real Sociedad Canina de España desaconseja su uso: "No tienen ningún beneficio y, al contrario, sí pueden estresar a tu amigo".

7. ¿Puedo ir al veterinario?

Solo si es urgente. Las clínicas veterinarias permanecerán abiertas durante la vigencia del periodo de alarma porque "son centros sanitarios y, como tales, es posible acudir a ellos con animales en situaciones de emergencia", explica a eldiario.es Ignacio Miranda, responsable de comunicación de la Organización Colegial Veterinaria (OCV) Es decir: el vete estará abierto, pero hay que aplazar las visitas rutinarias, como vacunaciones y desparasitaciones, que no impliquen una urgencia. Para evitar posibles casos de propagación de la enfermedad, la organización recomienda llamar antes a la clínica para avisar que vamos, "de manera que no coincidan en las dependencias con otros animales y personas". La Organización Colegial Veterinaria ha editado un decálogo y un vídeo donde se resumen estos consejos.

8. ¿Puedo comprar comida para mi perro?

Sí. Además de los supermercados, los comercios de alimentos para animales se consideran de servicio esencial y, por tanto, permanecerán abiertos durante el estado de alarma. No obstante, hay que seguir las normas que rigen para otras excepciones, igual que para hacer la compra: evita aglomeraciones y mantén un metro de distancia entre personas. El amor se demuestra, más aún, durante las crisis; y tu perro, sin duda, lo merece.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2020 - 22:07 h

Descubre nuestras apps

stats