eldiario.es

9
Menú

Cultura

Dalas Review, juzgado por abuso sexual a una menor: "Es una conspiración y está más que demostrado"

El youtuber canario declara ante los medios mientras se graba a sí mismo con el móvil justo antes de entrar en la Audiencia Provincial de Madrid

La Fiscalía pide 5 años de cárcel por un delito de ciberacoso sexual infantil y otro de abuso sexual a menores de 16 años

- PUBLICIDAD -
El youtuber Dalas declara en la Audiencia Provincial de Madrid

El youtuber Dalas declara en la Audiencia Provincial de Madrid EFE

Este viernes, el youtuber José Santolomé Lemus (Tenerife, 1993), más conocido como Dalas Review, ha acudido a un juicio en la Audiencia Provincial de Madrid en el que  se podría enfrentar a cinco años de cárcel por un delito de ciberacoso sexual infantil y otro de abuso sexual a menores de 16 años. Sin embargo, como recoge El Confidencial, el acusado ha querido defenderse ante los medios justo antes de entrar en los juzgados.

"Es una conspiración y está más que demostrado", ha ratificado ante las cámaras, las de los periodistas y la de su propio móvil. Además, desmiente el relato de la presunta víctima, que por entonces tenía 13 años, asegurando que "no hubo nada de eso. Se firmó un libro, que fue para lo único que nos vimos y eso es todo".

No obstante, el relato del youtuber contrasta con lo que recoge el  escrito de la Fiscalía: "Comenzó a manifestarle que ella le gustaba y que entendía que había tensión sexual entre ellos. Y cuando ella le objetaba que era menor de edad, él le manifestaba que eso era una tontería". 

Además, Dalas ha aprovechado la ocasión para criticar la cobertura mediática del caso. "En cuanto dices eso la presunción de inocencia se va a la mierda. No puedes decir: 'sí, acusado de abusos sexuales y además de malos tratos'. Ya me pones el set completo, solo falta terrorista". Continúa diciendo que "porque mucha gente lo diga o mucha gente lo haga eso no quiere decir que sea más cierto", ya que "es como decir que la mayoría de las personas son religiosas y que Dios existe".

En cuanto a la reacción de los fans, el acusado sostiene que está recibiendo "mucho apoyo incluso de gente que me odia y detesta la reacción de algunos medios". Finalmente, el youtuber se ha despedido de los periodistas y de sus propios seguidores, mirando a la cámara de su móvil, para entrar en los juzgados.

Dalas niega las acusaciones 

Durante el juicio, Dalas ha asegurado que nunca le pidió en sus conversaciones que le mandara fotos desnuda ni que mantuvieran relaciones sexuales. Tampoco le dijo, según ha contado, que ser menor fuera una tontería ni que borrara los chats. Y la foto que tenía ella de su torso desnudo era una foto pública que él había subido a la red.

Sí ha reconocido que le contó que tenía 14 años y que cuando se vieron fue en una firma de libros en enero de 2016 en Madrid en la que más tarde envió a una persona para invitarla a cenar, pero nunca para pasar la noche en su hotel.

Respecto a su único encuentro a solas, el 8 de febrero de 2016, lo justifica porque no le pudo firmar el libro y como iba a ir a Madrid quedaron en Atocha solo 15 minutos para firmarlo, pero nada de ir al Parque del Retiro, donde supuestamente se cometieron los abusos.

"No se me hubiera ocurrido en la vida besarme o cualquier otra cosa con alguien en un parque", ha manifestado, pues es "muy cuidadoso" con este asunto ya que, debido a su fama, le "toman fotos por todos los sitios". Poco después perdieron el contacto.

Su versión choca frontalmente con el testimonio de la menor. Ella sí habla de la "tensión sexual", de las ganas que tenía de besarla y de las fotos que le pidió que le enviara, a lo que ella se negó.

Le confesó que le gustaba, que la edad no era importante "porque la Policía no iba a estar investigando" y que borrara los chats porque era lo mejor para ella. Sobre el encuentro a solas de Atocha, ella ha comentado que le besó en la estación y le propuso ir a su hotel, pero como se negó, fueron al Retiro, donde le besó, le tocó y le dijo palabras subidas de tono.

Tras ello dejó de hablarle. No dijo nada a sus padres hasta cuatro meses después, cuando se enteró de la existencia de un grupo de chicas a las que al parecer les había pasado lo mismo. Entonces denunció.

Una denuncia con precedentes

No es la primera vez que Dalas se encuentra en el punto de mira por casos similares. Etiene varias denuncias de malos tratos y acusaciones de acoso sexual a sus espaldas y, de hecho, otro youtuber conocido como Wismichu publicó un vídeo titulado Así es Dalas Review donde enumeraba las polémicas misóginas más graves en las que se ha visto envuelto el canario. Poco después, perdió 320.000 seguidores y mantuvo este dato oculto en su canal.

Entre otras reyertas personales, Wismichu dedicó dos capítulos a las denuncias de malos tratos interpuestas por dos de sus exnovias y las acusaciones, sin denuncia oficial, de acoso sexual a menores. La  youtuber María Rubio (Miare), de 20 años, denunció en 2016 a Dalas Review por constantes maltratos psicológicos y arranques de agresividad durante sus dos años de relación.

"Una vez que rompimos me fui a casa de una amiga y me amenazó con que me mataría si volvía a casa", aseguró la joven en un reportaje titulado No sirves para nada, eres una puta, que incluía extractos de la denuncia de malos tratos. Según los testimonios que le acusan de acoso a menores, Dalas habría coaccionado a algunas de sus jóvenes seguidoras para que le mandasen desnudos o para pasar la noche con él en su hotel durante las giras promocionales, como sugiere el caso que ahora se juzga en la Audiencia Provincial.

En el caso de las denuncias de violencia machista, la de Ingrid Michel (Soy Mia) fue archivada y la de María Rubio (Miare) continúa investigándose.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha