eldiario.es

Menú

Cultura

Los Planetas conquistan Madrid con un concierto místico y algunas sorpresas

- PUBLICIDAD -
Los Planetas conquistan Madrid con un concierto místico y algunas sorpresas

Los Planetas conquistan Madrid con un concierto místico y algunas sorpresas

Concierto místico el que han ofrecido esta noche Los Planetas en el madrileño Teatro Circo Price, donde el grupo granadino ha presentado su último álbum, "Zona temporalmente autónoma", en un directo bien recibido por el público en el que han participado como invitadas sorpresa Soleá Morente y La Bien Querida.

Tras su paso por Barcelona el 21 de abril, la banda -que ha tardado siete años en publicar un nuevo disco de larga duración- ha logrado el "sold out" en Madrid, ciudad a la que volverán en diciembre con un concierto en el Wizink Center (Ring), según ha informado hoy la promotora de la banda.

También hay nueva fecha para Barcelona (1 de diciembre, en el Sant Jordi Club), pero los músicos tendrán que hacer parada mucho antes en Valencia, el 18 de mayo, y en su Granada natal justo una semana después.

En el concierto de esta noche, lleno absoluto con 1950 personas que han respirado bajo una atmósfera muy "planetera" y bastante mística, creada desde el momento en que arrancó el concierto -pasadas las 21:00 horas- con música en lengua árabe de fondo.

"Los poetas", del álbum "Una ópera egipcia" (2010), abría una puerta por la que han pasado otros temas también muy consolidados durante la carrera de Los Planetas, en los que se mezclan todos esos géneros que han acompañado al quinteto en sus veinticinco años de vida, como el indie, el pop el flamenco o el rock and roll.

El vocalista de la banda, Juan Ramón Rodríguez -más conocido como Jota- ha estado poco locuaz durante la noche, sin más palabras que las de agradecimiento al público por su presencia y las de presentación de algunas de las canciones, para las que ha estado acompañado, como siempre, de Florent (guitarras); Banin (teclados); Eric (batería) y Julián Méndez (bajo).

Brazos arriba en la sala con cada estribillo que disparaban a su público los de Granada, que han iniciado el repertorio de "Zona Temporalmente Autónoma" con "Soleá", para continuar con "Seguiriya de los 107 Faunos".

Con un tema mucho más conocido, "Señora de las alturas", empezaba a entrar en calor la sala, que se ha ido desatando poco a poco a medida que sonaban los acordes de otros éxitos como "Nunca me entero de nada" o "Porque lo digas tú".

Intercalados en la segunda mitad del comienzo esos nuevos y viejos trabajos, el público ha alcanzado un nivel de entusiasmo que, pasada una hora de actuación, era imparable.

Bien ha hecho el Price en quitar las butacas de su pista para que los más inquietos no tuvieran que pelearse con ellas cada vez que Eric, experto en el arte de aporrear la batería, aumentaba el ritmo.

Entre esos temas con los que más ha vibrado la sala, algunos como "David y Claudia" o "Jose y yo", ambos pertenecientes a su álbum "Pop" (1996), y otros como "Alegrías del incendio", entonada entre calada y calada del cantante.

Llegadas las 22:30 y tras "Zona autónoma permanente", los cinco integrantes abandonaron el escenario, pero no por mucho tiempo porque volvían para sorprender al público con una primera invitada, Soleá Morente -hija del maestro Enrique Morente- con quien la banda ha tocado el fandango de Manuel Vallejo "Una cruz a cuestas".

A su paisana, con quien han trabajado anteriormente, la seguía otra invitada "de lujo", en palabras de Jota. Ana Fernández, conocida artísticamente como La Bien Querida, entraba al escenario para cantar "No sé cómo te atreves" y "Espíritu Olímpico" junto a los protagonistas de la noche.

Tras otra marcha del escenario, Los Planetas regresaban para los bises con "Islamabad", quizá el tema más esperado y coreado de la noche, que fue construido por el grupo sobre los cimientos de otra canción, "Ready pa morir", de Yung Beef.

"Tú sabes perfectamente lo que estoy diciendo", empezaba la canción. Pero lo cierto es que la dicción no es la virtud de Jota ni en estudio, ni en directo.

Poco le ha importado eso al público, que ha aceptado entre aplausos la versión con la que los músicos han hecho una primera toma de contacto con un género que aún no habían explorado, el trap, al que no temen -como no temen a nada- y al que se agarran de manera muy personal.

Y, cuando parecía concluida la velada, quedaban aún los broches de oro, que llegaban con "Segundo premio", "Reunión en la cumbre" y "Pesadilla en el parque de atracciones", cantadas al unísono entre Jota y sus seguidores, quienes han demostrado hoy que seguirán orbitando alrededor de Los Planetas, aunque pasen muchos años entre disco y disco. Jessica Martín.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha