La portada de mañana
Acceder
España sortea el abismo pero sigue contando cientos de muertos
Incógnitas en Unidas Podemos sobre los equilibrios en el Gobierno
OPINIÓN | Tangana fiscal, por Antón Losada
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Calixto Bieito vuelve a París con una "Carmen" sensual y violenta

Calixto Bieito vuelve a París con una "Carmen" sensual y violenta

EFE

París —

El director español Calixto Bieito, uno de los más internacionales y polémicos de la escena actual, vuelve a París con la adaptación de la ópera "Carmen", donde asegura que la violencia y la sensualidad están a flor de piel.

Bieito ha regresado a la Ópera de la capital francesa con una obra que presenta "un choque entre los machos y las mujeres", señaló en entrevista con Efe.

El director estrenó ayer en París una adaptación que ha mostrado por toda Europa desde su éxito en 1999 en el festival de Peralada (España) y que continuará en cartel hasta el 16 de julio.

Creada por Georges Bizet en 1875, "Carmen" es una de las óperas más representadas de la historia -aunque el dramaturgo murió tres meses después de su primera representación sin haber conocido el éxito.

Situada en la Andalucía del siglo XIX, narra la tormentosa relación de amor de la cigarrera Carmen y el soldado don José, en la que el ansia de libertad de la protagonista choca con los celos del militar.

La versión de Bieito está desprovista de "clichés franceses y españoles" y su acción transcurre en la España de los años setenta.

Los disfraces pintorescos de Bizet dejan paso a los uniformes militares y a la ropa de calle para los habitantes de Sevilla. La acción transcurre en un decorado minimalista compuesto por elementos simples como una gran bandera, una cabina telefónica o un toro de Osborne.

"Es un espectáculo sobre gente que vive al límite, que vive en la frontera", afirmó Bieito.

En las antípodas de la historia de amor y el crimen pasional, para el autor "Carmen" habla de la violencia de género y el don José interpretado por el tenor francés Roberto Alagna "padece un trastorno obsesivo-compulsivo y asesina a su expareja".

El dramaturgo español realzó en su adaptación el carácter sensual de la obra con una Carmen explosiva tanto en el plano vocal como físico.

Una adaptación que no agradó a todo el mundo. El público aplaudió a los cantantes, en especial a Alagna, a Clémentine Margaine (Carmen) y a Aleksandra Kurzak (Micaela), pero Bieito compartió aplausos y abucheos cuando apareció en escena.

A algunas personas les afecta que se modifique una obra porque "quieren ver lo de siempre, pero eso sería el final de la ópera", explicó a Efe antes de la representación.

Nacido en Miranda de Ebro (Burgos) en 1963 y educado en Cataluña, el dramaturgo ha dirigido multitud de obras clásicas como "Sueño de una noche de verano", "Macbeth", "Hamlet" o "Parsifal".

La reputación de transgresor que se ha ganado proviene de su interpretación radical de estas obras o por mostrar escenas de sexo.

Llamado por algunos el "Quentin Tarantino del teatro", Bieito, que dio sus primeros pasos en la dirección en la década de los noventa, debutó en la Ópera de París el año pasado con su adaptación de "Lear".

Frente a las críticas a su obra, el director defendió una "Carmen" que cuenta con "unos referentes vitales o intelectuales muy sólidos" y declaró no estar obsesionado por agradar o desagradar al público, aunque todavía le tiemblen las piernas "los diez minutos antes de saludar".

Para el dramaturgo, Carmen no es una "femme fatale", ni don José el arquetipo de macho ibérico, sino que representa "personajes concretos".

Además, reivindicó el otro gran tema de la obra: la libertad. Representada en la figura de Carmen, sí, pero también a nivel musical. "Es impresionante ver cómo todo un coro experimenta una sensación de libertad. De esto me siento orgulloso".

Residente en Suiza, compagina la creación de obras con la dirección artística del Teatro de Basilea y del Teatro Arriaga de Bilbao, al que llegó en 2016 con la intención de abrirlo a la vanguardia internacional y de acercar el teatro a los más jóvenes, "el público del futuro".

Etiquetas
Publicado el
11 de marzo de 2017 - 16:57 h

Descubre nuestras apps

stats