eldiario.es

Menú

Cultura

"La magia del cine" de Méliès llega a Zaragoza tras tres años itinerando

- PUBLICIDAD -
"La magia del cine" de Méliès llega a Zaragoza tras tres años itinerando

"La magia del cine" de Méliès llega a Zaragoza tras tres años itinerando

Después de pasar por algunas de las principales ciudades españolas, la exposición "Georges Méliès. La magia del cine" llega al Caixaforum de Zaragoza, donde mostrará una vez más el legado más mágico de este pionero francés del séptimo arte, así como algunos de sus trucos.

Como ha explicado el comisario de la muestra, Laurent Mannoni, Méliès (1861-1938) puede ser considerado como el primer cineasta, el que más ha aportado al séptimo arte en sus inicios, a quien en el mismo Hollywood se refieren como "el padre de la industria cinematográfica".

"Inventor de todo", fue pionero en los efectos especiales, entonces llamados "trucos", creó una narrativa y un estilo propios, origen del cine moderno, y se caracterizó por su particularidad: fue su propio productor, director, guionista, actor y hasta arquitecto de sus propios decorados y estudios.

"Un hombre orquesta, el único que puede hacer todo a la vez", insiste Mannoni, quien es también director científico de Patrimonio y del Conservatorio de Técnicas de la "Cinémathèque Française", de donde procede el material audiovisual presente en la exposición, como "Una noche terrible", "El viaje de Gulliver" o varios trucos filmados.

Es una ínfima parte, pues de las más de 500 obras que se sabe que realizó el francés entre 1896 y 1913, tan solo se conservan unas 50, debido a su alta inflamabilidad y a que el mismo Méliès, en ataques de cólera tras caer arruinado, destruyó gran parte de su propia obra.

Entre las proyecciones que inundan la sala se incluyen también fragmentos del reciente largometraje dirigido por Martin Scorsese "La invención de Hugo", de 2011, que situó de nuevo en primer plano la vida y la obra de Méliès.

El objetivo de la muestra, que está dividida en varios ámbitos, es que el espectador reviva la magia del cine de este cineasta galo.

En el primero de ellos se abordan las raíces de su cine, sus primeros trucajes, como sus sombras chinas y juegos con las siluetas, que constituyen una de las primeras conexiones directas entre el movimiento, la luz y la puesta en escena teatral; la linterna mágica, que permitía proyectar imágenes pintadas sobre vidrio, o la fantasmagoría.

De hecho, antes de adentrarse en el mundo de la fotografía animada primero y de la proyección cinematográfica después, había sido un verdadero mago de renombre y siguió cultivando esta faceta durante el resto de su vida, por lo que no hay una clara distinción entre el Méliès cineasta y el Méliès mago.

Dentro de la magia o los títeres se inició en la prestidigitación, como se puede ver en algunas de sus escenas recuperadas y proyectadas en la muestra.

Del mismo modo, a lo largo de todo el recorrido aparecen sus propios bocetos, con los que hacía los preparativos de absolutamente todo: desde decorados hasta escenas, pasando por el vestuario.

Como amante de la expresión en color, llegó a colorear sus propias películas, imagen a imagen, convirtiendo así sus objetos, sus fotogramas, en piezas únicas.

En definitiva, un recorrido a la vez cronológico y temático en el que se muestra cómo concibió esa iconografía fantasmagórica tan personal, tanto desde el punto de vista de sus fuentes de inspiración como desde el aspecto más técnico.

La aparición del cinematógrafo, que también tiene un lugar destacado en la muestra, le marcó, como dice el comisario, y, una vez conseguido, lo mezcló con la magia.

A raíz de sus resultados comenzó a crear escuela con una gran multitud de autores que le han intentado imitar y copiar, pero sin nadie que haya conseguido igualarlo.

Quizás el único que se acercó, el único que tuvo una trayectoria similar y que pudo comprender en parte sus trucos fue Segundo de Chomón, que realizó películas similares en España, considerado "el Méliès español" y responsable, en buena medida, del éxito de aquellos primeros trabajos del francés al sur de los Pirineos.

Por ello, una de las principales actividades que trae consigo la exposición, que permanecerá en el Caixaforum de Zaragoza del 4 de febrero al 8 de mayo, será la proyección de la película "El hombre que quiso ser Segundo", dedicada al pionero español, y en cuyo coloquio participarán su director, Ramón Alós, o el realizador ganador de un Goya Gaizka Urresti.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha