Entrevista Diego Corbalán, Premio Nacional del Cómic 2021

'Magius', ganador del Premio Nacional del Cómic: "Me interesa lo que ocurre en los centros de poder y lo que no se dice"

Ilustración de 'Primavera para Madrid'

Es una historia de ficción política, pero todos conocen los personajes en los que se inspiran. Primavera para Madrid (Autsaider Cómics) pone rostro a la corrupción de los últimos 10 años en España pasando por políticos, empresarios e incluso periodistas. Es un libro sobre el poder que primero llama por su estética, tintado en color dorado y negro, y que luego retiene al lector por un humor ácido que traspasa todas las capas hasta llegar a la monarquía o la clase política. Y, para sorpresa de su autor, Diego Corbalán (conocido como Magius), fue elegido por el Ministerio de Cultura como ganador del Premio Nacional del Cómic 2021.

En la historia no aparece el nombre del Pequeño Nicolás como tal, pero sí un joven con capacidad para infiltrarse entre las altas esferas del poder llamado Fede. Tampoco se ve literalmente a López Madrid, pero sí al yerno de un gran empresario de la construcción cercano a la corona llamado Lobo Madrid. Fantasía y realidad se mezclan dando lugar a un relato gráfico que, pese a estar publicado en una editorial pequeña y haberse atrevido a ficcionar escenas poco agradables para el poder, ha sido reconocido con uno de los mayores premios del cómic del país.

Es una obra crítica con las instituciones que recibe el premio de una institución. ¿Cree que ha causado división en el jurado?

No lo sé, pero creo que es una decisión muy valiente. No me lo esperaba en absoluto. Me llamó el ministro [Miquel Iceta] para decírmelo. También es necesario que veamos que no pasa nada porque se premie algo así. 

¿Cree que habría sido elegido ganador si el PP hubiera estado en el Gobierno?

Realmente creo que sí. En el cómic aparecen políticos que pueden ser de derechas u otros más de izquierda, pero realmente no está dirigido contra el sector conservador de la política. Pero claro, coincide que en Madrid ha gobernado mayoritariamente la derecha y por tanto es lo que más se refleja, pero no va a favor de un sector y en contra de otro. 

¿Cómo ha sido el proceso de investigación para Primavera para Madrid?

Primero quería hacer algo sobre la mafia en España, pero luego vi que la política y las altas esferas eran más interesantes por los casos de corrupción que habían surgido en los últimos años. Entonces empecé a indagar, a buscar noticias que imprimía para luego subrayarlas.

Luego fui haciéndome un esquema mental con todos los personajes, el problema es que eran muchos y quizá no enlazaban bien unos con otros. Al final lo conseguí atando cabos y suponiendo cosas, porque es una obra con mucha ficción. Así fui poco a poco haciendo la historia.

La obra está en impresa en negro sobre dorado porque es el símbolo del gasto de dinero público que se ha realizado de forma tan salvaje

El negro y el dorado inundan las páginas del cómic. ¿Por qué esos colores?

Quería hacer algo especial, aunque no sabía cómo. Entonces mi editor me sugirió que podríamos utilizar el negro sobre un papel dorado. Es el símbolo del gasto de dinero público que se ha realizado de forma tan salvaje por parte de gente que podría manejar todo ese poder. 

Hicimos una prueba con una hoja y vimos que estéticamente quedaba bien. Luego el problema fue buscar una imprenta que pudiera hacer eso, porque además de que el papel es caro necesitaba secarse durante un mes después de la impresión. 

Es decir, ¿tuvisteis que secar cada hoja?

Sí, además hemos necesitado una nave grande para poner a secar todas las hojas durante un mes. 

Lo curioso es que luego el precio de venta es similar al de otras novelas gráficas.

El precio es bastante bajo para lo que cuesta hacerlo. Pero bueno, el editor lo ha podido ajustar de manera que pueda ser viable. 

El cómic forma parte de una especie de trilogía sobre el poder, junto a Málaga y El método Gemini. Después de bucear en los secretos del poder, ¿a qué conclusión llega?

Me interesa lo que ocurre en los centros de poder: dónde se deciden las cosas, qué es lo que no se dice, qué afecta a las instituciones que nos venden una imagen que realmente no es… Por ejemplo, en Madrid hay gente que sabe lo que ha ocurrido con determinadas personas, pero luego no lo han hecho público. Era algo que se comentaba por lo bajo. En El método de Gemini era un poder diferente, más en la sombra, de una delincuencia casi barriobajera pero con empresarios. Pero claro, esto no es lo mismo que el poder institucionalizado.

Los nombres de las personas que aparecen son ficticias, pero son claramente identificables. ¿Temió algún tipo de represalia?

Como el cómic es un medio que tiene unos lectores muy determinados, entre ellos no suelen estar los personajes que pueden ser objeto de parecido. Eso también da una libertad muy grande a la hora de crear algo que es como un retrato de la realidad. 

En Madrid hay gente que sabe lo que ha ocurrido con determinadas personas, pero luego no lo han hecho público

Pero ahora, tras haber ganado el Premio Nacional, probablemente el cómic llegue a mucha más gente. ¿Le preocupa cómo se lo puedan tomar?

Sí, pero al final es una ficción sobre unos hechos reales con personajes públicos y eso hay que transmitirlo de alguna manera. No sale el nombre ni se dice que son ellos, porque es una ficción y hay cosas que no son verdad, pero para reflejar todo lo que ha pasado y trascendido en la sociedad hay que fabricar una historia basada en ese tipo de cosas. Además, yo creo que esto es algo que en una democracia no puede ser perseguido. 

El premio existe desde 2007 y desde entonces lo han merecido solo tres mujeres frente a 18 hombres. ¿A qué se debe esta disparidad?

Es algo histórico, pero yo creo que a partir de ya puede cambiar. Yo creo que dibujantes de cómics mujeres ahora mismo hay incluso más que hombres, al menos en el sector alternativo. En algún momento esto va a igualarse.

De hecho, el autor galardonado participa como vocal para la próxima convocatoria del premio. Si hubiera dependido de usted esta edición, ¿qué obra habría defendido?

Este año me han gustado varios. Por ejemplo Anunnaki, de Vicente Montalbá, que es una parodia sobre la conspiranoia de los reptilianos para la dominación mundial. Luego está Tarde en Mcburger's, de Ana Galvañ, una obra futurista que es muy original a nivel gráfico. Y por último Romeo muerto, porque significa la vuelta del dibujante Santiago Sequeiros después de mucho tiempo sin sacar nada y el resultado final es muy impactante. 

Etiquetas
Publicado el
10 de octubre de 2021 - 20:48 h

Descubre nuestras apps

stats