La portada de mañana
Acceder
España sortea el abismo pero sigue contando cientos de muertos
Incógnitas en Unidas Podemos sobre los equilibrios en el Gobierno
OPINIÓN | Tangana fiscal, por Antón Losada
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El presidente alemán inaugura la sala Boulez, la "perla" de Barenboim en Berlín

El presidente alemán inaugura la sala Boulez, la "perla" de Barenboim en Berlín

EFE

Berlín —

El presidente alemán, Joachim Gauck, inauguró hoy el auditorio Pierre Boulez, una "perla" surgida del impulso del director argentino-israelí Daniel Barenboim, centro de su academia para músicos árabes e israelíes abierta en Berlín.

"Es mucho lo que une a Barenboim con Berlín. La sala Boulez es una perla que nos ha regalado, nacida de su empeño personal y de su capacidad para movilizar recursos y amistades a favor de grandes ideas", indicó Gauck, durante una pausa del concierto inaugural.

Entre esos "amigos" a los que movilizó el maestro estuvo el arquitecto estadounidense Frank Gehry, quien diseñó desinteresadamente la sala Boulez, con 680 butacas, entre las que hoy se sentaron el presidente Gauck y el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, hombre fuerte del Gobierno de la canciller Angela Merkel.

También acudieron al estreno otros incondicionales de Barenboim de anteriores Ejecutivos, como el exministro de Asuntos Exteriores, el verde Joschka Fischer, o el titular de Interior bajo el canciller Gerhard Schröder, el socialdemócrata Otto Schily.

Gauck, políticamente independiente, abrió la ceremonia con un simple "Guten Abend" -"Buenas tardes"- acorde a su estilo alejado de protocolos, para un acto que será de los últimos a los que acuda como jefe del Estado, cargo que asume la próxima semana el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier.

Barenboim hizo alarde de su versatilidad y abrió el concierto dirigiendo el "Initiale", de Boulez, desde la segunda planta, para descender luego al escenario y colocarse al piano, donde interpretó "Der Hirn auf den Felsen", de Franz Schubert.

Le siguieron un cuarteto de Wolfgang Amadeus Mozart y, ya al frente de la Boulez Ensemble, una joven orquesta surgida de su academia, interpretó piezas de Alban Berg y Jörg Widmann.

Cerró el concierto inaugural "Sus Incises", otra composición de Boulez, esta vez a tres pianos.

Barenboim estrenó así oficialmente el auditorio de su academia para jóvenes músicos árabes e israelíes, a modo de continuidad de la Orquesta Divan Oriente Occidente, fundada en 1999 en la ciudad de Weimar (este de Alemania) y actualmente con sede en Sevilla.

La fundación de la Divan fue impulsada por el propio Barenboim y el fallecido crítico literario palestino Edward Said, con el propósito de tender puentes de conciliación entre los jóvenes de Oriente Medio.

La "Akademie" berlinesa está emplazada en el corazón de la capital alemana en un edificio adyacente de la Staatsoper Unter den Linden, institución de la que Barenboim es director musical desde 1992.

El pianista y director musical pretende ofrecer en esa Akademie formación musical, desde una concepción global que integra pensamiento filosófico y diálogo entre culturas y religiones.

La primera promoción de 90 jóvenes músicos, procedentes de Siria, Irak, Turquía o residentes en Europa, empezó sus estudios en ese centro el pasado octubre, aunque la inauguración del auditorio Boulez se postergó hasta este marzo.

Además del trabajo desinteresado de Gehry, Barenboim atrajo recursos necesarios para la consecución de la escuela, en parte procedentes de la financiación pública de Berlín y en parte de donantes de todo el mundo.

La capital alemana y ciudad-estado ha prestado por 99 años el edificio donde ha quedado albergada, mientras que las arcas del Estado federal alemán aportaron 21,4 millones de euros.

Los restantes 31,1 millones de euros que ha costado proceden de contribuciones diversas, sea de personalidades del ámbito político, financiero o simples entusiastas, contagiados de las ideas de Barenboim.

Por Gemma Casadevall

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2017 - 21:21 h

Descubre nuestras apps

stats