eldiario.es

9

CASTILLA Y LEÓN

El dueño de Lagun, la librería que resistió al franquismo y a ETA: "Decíamos: 'estos no nos van a doblegar"

El documental 'Lagun y la resistencia civil frente a ETA' profundiza en la lucha de los primeros vascos que salieron a la calle y se rebelaron ante el grupo terrorista

"Ermua no se explica sin los 20 años anteriores, no es casual. La calle se tomó y ETA quedó desplazada", comenta uno de los guionistas del largometraje

La librería donostiarra Lagun se enfrentó a ataques franquistas y etarras por su defensa de la libertad

Ignacio Latierro, fundador de la librería Lagun.

Ignacio Latierro, fundador de la librería Lagun. 'Lagun y la resistencia civil frente a ETA'

Una librería es un santuario lleno de páginas, historias e ideas. Es un lugar de peregrinación para amantes del pensamiento y del raciocinio, con diferentes argumentos y puntos de vista. Es símbolo de pluralidad y tolerancia, como los libros que llenan las estanterías y que tantas veces han sido maltratados, quemados, prohibidos y boicoteados. Entre todas las librerías defensoras de la libertad, la donostiarra Lagun destaca por su resistencia a la violencia franquista durante la dictadura y a la etarra durante los llamados años del plomo en el País Vasco. "Lagun es el símbolo de la resistencia civil", explica José María Izquierdo, periodista y guionista del documental 'Lagun y la resistencia civil frente a ETA', estrenado esta semana en la Seminci de Valladolid.

"Queríamos una librería que chocara con el ambiente político franquista, que ofreciese una cultura democrática. Durante el franquismo, sabíamos que los ataques eran posibles y asumimos el riesgo. Nos atacaban los guerrilleros de Cristo Rey. Después, durante los años de ETA, los ataques fueron paulatinos... Decíamos: 'Estos no nos van a doblegar'", relata Ignacio Latierro, el único fundador vivo de la histórica librería.

Lagun nació en 1968 de la mano de María Teresa Castell, José Ramón Rekalde e Ignacio Latierro. La primera estuvo en prisión durante la dictadura y al segundo le disparó un comando etarra en la cara. Ahora, cincuenta años después, 'Lagun y la resistencia civil frente a ETA' -dirigido por Belén Verdugo y escrita por los periodistas José María Izquierdo y Luis R. Aizpeolea- profundiza en los primeros vascos que salieron a la calle y se rebelaron ante el grupo terrorista en los años 80 y 90.

"Sobre todo queríamos ser libreros y vivir de vender libros. Desde el primer momento, Lagun tenía una vocación de política democrática", explica Latierro, que recuerda que todavía en los 80 "atacar a una librería que había sido antifranquista estaba muy mal visto". "En 1983 le explota una bomba a un chaval de ETA y muere. Su cuadrilla viene con la intención de que cerremos y hagamos huelga. Dijimos que no y empezaron a pintarrajearnos. Quien parecía estar al mando del comando nos dice: 'Eso os pasa durante el día, a la noche veremos lo que os pasa'. Lo mismo que nos hacían los de Cristo Rey, pensamos. Entonces apareció un sacerdote, el verdadero jefe del comando, les llamó, les susurró algo y se fueron. Este hombre tenía alguna noción de historia, pero a medida que fue pasando el tiempo, los de la siguiente generación dudo que supieran muy bien lo que era el franquismo", valora.

Cartel lagun

Cartel del largometraje. A. Camazón

Los dos guionistas destacan la importancia de Lagun en Donostia en esta batalla. "Lagun era un espacio claro de conversación", explica Izquierdo, a quien acompaña Aizpeolea: "No solo era por los libros, que también. Era un espacio de libertad individual no nacionalista, plural".

"Hubo resistencia frente al acoso y a la imposición de ETA. Movimientos como 'Basta ya' o 'Gesto por la paz' fueron fundamentales para quebrar a ETA", señala Latierro, librero y, entonces, militante del Partido Comunista. "Sin rechazo social, ETA seguiría existiendo, o no se habría disuelto como lo hizo", explica el historiador Luis Castells, que también participa en el documental. El largometraje recopila los hitos que explican "el salto de la resistencia civil": la primera carta de los intelectuales contra ETA, la primera víctima que se niega a ser solo víctima y sale a la calle -Cristina Cuesta-, el primer empresario que se negó a pagar el 'impuesto revolucionario', los primeros manifestantes que salían a la calle a protestar contra la violencia etarra...

'Lagun' significa 'compañero' en Euskera. La sociedad civil fue poco a poco movilizándose, precisamente como compañeros de resistencia. Empezaron con pequeños gestos y terminaron llenando las plazas tras el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco. "El cabreo de la gente fue espontáneo, pero Ermua no se explica sin los 20 años anteriores, no es casual. La calle se tomó y ETA quedó desplazada", comenta Aizpeolea. "Se ha ido germinando un movimiento social durante 20 años", remata.

Lagun

Algunos de los participantes del documental. 'Lagun y la resistencia civil frente a ETA'

Un movimiento social integrado por esa mayoría silenciosa entre la que destacaban un puñado de ruidosos "que ponen en riesgo su seguridad por la libertad dos veces en la historia". "Los primeros héroes contra la dictadura de Franco son los que se enfrentaron ya a la dictadura de Franco. La derecha viene después, los primeros en desafiar a ETA son los antifranquistas", explica Aizpeolea, que trabajó en los años 80 en el Diario Vasco.

"En 1996 nos machacaron la librería, la llenaron de pintura y era todo un amasijo de cristales rotos. Entonces se produjo una resistencia, la de la gente. Fuimos a ver cómo estaban los daños de la librería y nos encontramos con una cola de gente comprando libros", recuerda Latierro, que explica el miedo que sintieron en el año 2000, cuando ETA atacó a su compañero José Ramón Rekalde -que había sido consejero del Gobierno Vasco-. "Vemos que nuestras vidas corren riesgo y ahí paramos. Pero también hay una reacción de la gente, que nos ayuda a trasladar la librería a un sitio con menos peligro", relata el librero.

NNGG nombra presidente de honor a título póstumo a Miguel Ángel Blanco

Movilizaciones en Ermua en 1997. EFE

Una veintena de ciudadanos participan en el documental 'Lagun y la resistencia civil frente a ETA', que pretende aunar "un equilibrio de voces, con varias sensibilidades" como Luis Castells, Ramón Saizarbitoria, Fernando Savater, Carlos Totorica, Cristina Cuesta, Andrés Rekalde, Fernando Aramburu. Filósofos, políticos, activistas, historiadores y escritores que se plantaron ante la violencia. "Si no somos capaces de contar la verdad ahora, no vamos a ser capaces de contarla nunca", reflexiona Izquierdo, que añade: "Me sorprende que este haya sido el primer documental sobre la resistencia civil de esos años, deberían haber sido veinte por lo menos".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha