eldiario.es

9

DESALAMBRE

ENTREVISTA | Vanessa Angustia (IU)

"La situación del barco Lifeline puede volverse muy peligrosa con el temporal: está lleno, necesitan un puerto ya"

Entrevista a Vanessa Angustia, senadora de Izquierda Unida, quien ha pasado la noche a bordo del barco de rescate Lifeline, que lleva cuatro días en el mar tras el rechazo de Italia y Malta

"El temporal es un riesgo, el barco es pequeño y está sobrecargado, el oleaje puede lanzarles por la cubierta o golpearles, mañana pueden empezar a morir personas por este mal tiempo", alerta la senadora

La senadora de IU,  Vanessa Angustia, durante su visita al barco Lifeline.

La senadora de IU, Vanessa Angustia, durante su visita al barco Lifeline. Imagen cedida

Llevan cuatro días en alta mar en un barco abarrotado. Italia no les abre sus puertos. Malta tampoco. 234 personas a bordo de la nave Lifeline, de la ONG alemana 'Seenotrettung, siguen esperando este lunes cerca de la costa de malta una autorización para acudir a un puerto seguro y poder pisar tierra firme. 

La situación a bordo, dice la tripulación, empieza a ser preocupante ya que el buque supera varias veces su capacidad y las condiciones meteorológicas se deterioran, por lo que se desplazará hacia el sur de la isla en busca de refugio.

Es lo que también recalca, una y otra vez, Vanessa Angustia, senadora de Izquierda Unida (IU), que, junto a una delegación de parlamentarios europeos, ha pasado la noche a bordo del barco de rescate para tratar, dice, de contribuir 'in situ' a encontrar una solución a la "grave" situación en la que se encuentra el buque. 

Si no se actúa pronto, alerta la senadora, puede ser "demasiado tarde" para las personas a bordo. "El capitán está preocupadísimo por la previsión de mal tiempo para mañana por la tarde, con fuertes vientos, oleaje y posibles tormentas. El temporal es un riesgo, el barco es pequeño y está sobrecargado, no se pueden refugiar en ningún espacio del oleaje de varios metros, incluso puede lanzarles por la cubierta o golpearles", insiste Angustia en una conversación telefónica con eldiario.es desde Malta. 

La ONG escribió el pasado viernes un correo electrónico al Gobierno español para pedir ayuda tras el rechazo de Italia y Malta. Aunque descartaban un viaje como el que tuvo que hacer la nave Aquarius hasta Valencia, le reclamaban que otorgase visados humanitarios a los 234 rescatados.

Esta demanda ha sido recogida por Alberto Garzón, coordinador de IU, quien ha reclamado por carta a Sánchez por que "actúe" para solucionar la situación del barco. "El Gobierno español podría negociar a nivel bilateral con Malta para facilitar el desembarco de las personas del ‘Lifeline’ para su posterior transporte a España en avión", dice Garzón. Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ofreció este domingo el puerto de la ciudad para acoger al Lifeline.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha opinado este lunes en rueda de prensa, durante un Consejo de ministros de Asuntos Exteriores celebrado hoy en Luxemburgo, que "no es el mismo caso" que el Aquarius. Ha añadido que España está en contacto con las autoridades de Italia, Francia y Malta y que espera que finalmente sea la UE la que responda en esta situación. "Incidentes de este tipo se pueden producir todos los días. La actuación solo puede ser europea", ha dicho Borrell. 

Pero el Lifeline no es el único barco que espera desde hace días una autorización para atracar en puerto seguro. El buque mercante danés Alexander Maersk se encuentra en aguas italianas a la espera de órdenes con 113 migrantes a bordo, en cuyo rescate también participó la ONG alemana. La ministra de Inmigración danesa, Inger Støjberg, ha enviado este lunes una carta al ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, en la que reclama a Roma que los acoja.

Ha visitado el Lifeline durante la pasada noche. ¿Cómo ha visto la situación?

Vinimos como observadores internacionales porque respondimos a la llamada de urgencia de las ONG, que están trabajando ante el silencio y la invisibilidad, y es necesario denunciar lo que está pasando. El barco está solo a 25 millas de Malta. Solo se tarda dos horas en llegar desde el puerto, está muy cerca de la costa. 

La situación del barco de por sí es grave, porque nadie debería pasar por esto. Pero está estable gracias al trabajo de la tripulación, de 18 personas, entre ellos médicos y enfermeros. No hubo ninguna emergencia sanitaria que atender, pero si hay fracturas y golpes que necesitarían atención para resolverlas a tiempo.

La embarcación supera cinco veces la capacidad para la que está preparada, podría pasar cualquier cosa. No cabe un alfiler, no hay un solo hueco libre en ninguna superficie. En todas las cubiertas hay personas. De hecho, en algunos espacios es difícil poder tumbarte para dormir, lo hacen en otras personas o sentadas. Se procura que las personas tengan un espacio cómodo y se intenta garantizar un espacio seguro para las familias con niños, pero todo el barco está ocupado, el único espacio libre es el que hay sobre el puente donde están acumulados todos los chalecos salvavidas.

La ONG ha denunciado que la situación es preocupante y que les quedan pocos suministros a bordo.

Ahora los migrantes están tranquilos, porque la tripulación es muy profesional y las condiciones mínimas están garantizadas. El motor funciona porque hay fuel para tres días más, aún puede producir agua, y esto también ayuda a la sensación de tranquilidad. Malta ha enviado comida para dos días más. Pero están hacinados, nadie sabe qué va a pasar y hay cierta sensación de inseguridad. Mientras no vean la proximidad con Europa, se mantiene el terror respecto a la idea de volver a Libia.

Todos nos preguntaban si Libia está en los planes de alguien. Les hemos respondido que nadie está barajando esa posibilidad y su respuesta literal es que prefieren morir en este tránsito que tener que volver a Libia.

Además, en el mar, aunque estés parado, te estás moviendo. No da la sensación de estar parados. A las cuatro horas, esto te genera ansiedad. Se están moviendo, pero están en mar abierto, no ven tierra, no ven nada. Pero tienen la sensación de estar yendo a alguna parte, y eso tiene que ser horrible. No solo tenemos que hablar de los problemas físicos, sino los daños psicosociales que genera esto. 

Mencionaba que el barco está abarrotado, y que "podría pasar cualquier cosa". ¿A qué se refiere?

Ahora mismo, la situación, como digo, se mantiene estable, pero podría volverse muy grave y peligrosa en las próximas 24 horas. El capitán está preocupadísimo por la previsión de mal tiempo para mañana por la tarde, con fuertes vientos, oleaje y posibles tormentas. El temporal es un riesgo, el barco es pequeño y está sobrecargado, no se pueden refugiar en ningún espacio del oleaje de varios metros, incluso puede lanzarles por la cubierta o golpearles. 

En estas circunstancias el barco no está en condiciones de ir a puerto y hay riesgos de golpes y muertes. Mañana pueden empezar a morir personas por este mal tiempo, necesitan desembarcar en un puerto seguro ya. Si sucede, la tripulación puede lanzar un mayday [llamada de emergencia] en ese momento, pero podríamos estar perdiendo vidas por no haberlo hecho antes, estas personas están varadas en medio del mar.

De momento, Italia y Malta siguen sin responder a la petición de puerto seguro. ¿Han tenido alguna noticia en las últimas horas?

El capitán se ha puesto en contacto con Malta e Italia, y no ha habido respuesta, nadie ha aportado ninguna solución. También, ahora mismo hay otro barco mercante danés, el Alexander Maersk, con 113 migrantes a bordo en aguas territoriales italianas [este grupo fue trasladado de un dispositivo en el que Lifeline participó el jueves pasado]. Nos consta que la comunicación con este buque también es débil.

El problema de seguir propiciando que se vayan a desembarcar a otros puertos, es que estamos fortaleciendo a los que incumplen la ley del mar. Hay que cumplirla, y si reiteradamente no obligamos, o no sancionamos, o no denunciamos que se está incumpliendo una ley universal, por ejemplo en el Tribunal de Justicia de la UE, estamos lanzando un mensaje muy negativo, están reforzándoles para que sigan incumpliendo la ley.

Hay que obligar a Malta y a Italia. La UE debería estar pronunciándose a sus Estados miembros. Ellos sí tienen facultad de denunciar el incumplimiento en el TJUE. Me parece mentira, son vidas, y lo más estúpido que puede pasar en el mundo es lo que esta pasando.

Hoy hemos sabido que la ONG se puso en contacto con el Gobierno de España por correo electrónico para pedirle ayuda, aunque descartaban poder viajar a los puertos españoles precisamente por los riesgos que conllevaría. 

No es seguro para el barco a un puerto lejano como hizo el Aquarius, no es seguro para las personas seguir en el mar, en casos de emergencia hay que desembarcar en el puerto más cercano que es Malta, así lo dice el derecho internacional.

Si sigue así la situación, se volverá a lanzar la ayuda de petición humanitaria que España debería responder, esto es un riesgo que puede hacer que se pierdan vidas en ese barco, tienen que salir del mar ya, con estas previsiones de tiempo, si se les sigue denegando un puerto seguro, puede ser muy tarde.

¿Ha podido hablar con alguna de las personas rescatadas? ¿Ha conocido alguna de sus historias?

Hay un niño pequeño que no llega a los tres años. Está solo, puede haberse perdido, o puede que su familia solo haya podido pagar un pasaje a la mafia que les extorsiona. Hemos estado hablando con ellos mucho tiempo, aunque muchos no tienen ganas de hablar y eso hay que respetarlo.

En este barco hay esclavos. Hay un joven nigeriano de 21 años que se marchó a los 17. Lleva cuatro años vagando por África. Ha sido esclavo en Libia, ha conseguido escaparse en una patera. También hay una chica muy joven de Sierra Leona que lleva dos años intentando llegar a Europa. Este era su tercer intento. También es el segundo intento de otro chico de 20 años de Sierra Leona. El primero se frustró hace siete meses, cuando presenció la muerte de diez personas que viajaban en su patera. A este chico también le obligaron a trabajar por comida en Libia. Esto es esclavitud. Y así hasta el infinito.

En general, lo que hay es gente muy joven que sale de su lugar de origen creyendo que llegando a Europa podría ayudar a su familia. Lo único que podemos hacer ahora es remarcar la urgencia. Hay que garantizar que sobreviven y se les ayuda a tener una vida digna.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha