eldiario.es

9
Menú

DESALAMBRE

La nave de los guardacostas italianos atraca en Catania, pero los rescatados siguen sin permiso para desembarcar

El barco llegó anoche al puerto siciliano, pero el Gobierno aún no ha autorizado el desembarco de los 177 migrantes y sigue a la espera de que otros países europeos acepten reubicarlos

"O Europa comienza a defender seriamente sus fronteras y a reubicar a los inmigrantes, o empezaremos a llevarlos de vuelta a los puertos de donde partieron", ha dicho Salvini

El Diciotti, de la propia Guardia Costera italiana, ha permanecido cinco días en alta mar a la espera de que el Gobierno le autorizara un puerto

- PUBLICIDAD -
 Vista del barco "Diciotti" de la Guardia Costera italiana el lunes 20 de agosto de 2018, atracado en el puerto de Catania (Italia), con los 177 migrantes rescatados la noche del 15 de agosto desde una barcaza cerca de la isla de Lampedusa.

Vista del barco "Diciotti" de la Guardia Costera italiana el lunes 20 de agosto de 2018, atracado en el puerto de Catania (Italia), con los 177 migrantes rescatados la noche del 15 de agosto desde una barcaza cerca de la isla de Lampedusa. EFE/Orietta Scardino

El Diciotti, el barco militar italiano con 177 migrantes a bordo permanece amarrado al puerto siciliano de Catania, adonde llegó en la noche de este lunes, pero el Gobierno del país aún no ha dado permiso a estas personas para desembarcar.

Los migrantes han pasado la noche en la embarcación y no está previsto que desciendan a tierra, al menos de momento, tal y como ha ordenado el Ministerio del Interior italiano, en su empeño de que estas personas sean distribuidas entre países miembros de la Unión Europea. De lo contrario, Matteo Salvini ha insistido en su amenaza de devolverlos a Libia. 

"O Europa comienza a defender seriamente sus fronteras y a reubicar a los inmigrantes, o empezaremos a llevarlos de vuelta a los puertos de donde partieron. Italia ya ha cumplido con su papel, y cuando es demasiado, es demasiado", ha escrito el ministro del Interior en Twitter. 

Así, los migrantes tendrán que quedarse en el barco mientras Italia trata de convencer a otros países europeos de que acuerden una solución de reubicación, igual que se ha hecho en recientes ocasiones, como la semana pasada con los rescatados por el Aquarius, que atracó en Malta y seis países, entre ellos Italia, se repartirán a las 141 personas que iban a bordo.

"El ministro Salvini no dio ni dará ningún permiso para el desembarco de los migrantes del barco Diciotti hasta que tenga la confianza de que los 177 irán a otra parte", indicaron este lunes fuentes del departamento que dirige Matteo Salvini, después de que el ministro de Infraestructuras y Transportes, Danilo Toninelli, anunciara que la nave militar ya tenía puerto para atracar, Catania, al sur de la isla de Sicilia.

En declaraciones recogidas por el medio italiano La Repubblica, Carlotta Sami, portavoz de la Agencia de la ONU para los refugiados, recuerda que estas personas "han sido víctimas de abusos, torturadas, son víctimas de la trata y de tráfico de seres humanos. Necesitan urgentemente ayuda y tienen derecho a solicitar asilo". "Es un derecho fundamental, no un crimen", recalca.

El barco ha permanecido cinco días en el mar Mediterráneo, a la espera de que el Gobierno italiano, formado por el Movimiento Cinco Estrellas y la ultraderechista Liga, le autorizara un puerto.  En este tiempo, las autoridades de Italia y de Malta han evitado responsabilizarse de las personas rescatadas. En esta patrullera de la Guardia Costera se encuentran 6 mujeres y 34 menores, mientras que 13 personas tuvieron que ser evacuadas a Lampedusa debido a problemas de salud.

El jueves, este barco se hizo cargo de estos migrantes, que habían sido socorridos por otras dos embarcaciones de la Capitanía de Puerto cuando se encontraban en dificultades en aguas de Malta, según el Ministerio del Interior italiano.

El Gobierno italiano pidió a Malta que acogiera a estas personas, pero el ministro del Interior maltés, Michael Farrugia, afirmó que su país no tenía la obligación de hacerlo y acusó a Italia de haber interceptado a los migrantes en aguas maltesas, "pero solo para impedirles entrar en aguas italianas", ya que la embarcación, defiende, "no estaba pidiendo"ser rescatada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha