eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Exclusiva

Hacienda investiga a la empresa de la esposa de Jesús Posada presente en los paraísos de Malta, Panamá y Nevis

La empresa de bebidas alcohólicas Varma informa por primera vez de una inspección referida al ejercicio 2012, el año de la amnistía fiscal inconstitucional de Cristóbal Montoro

Afecta al impuesto sobre Sociedades y no se prevén "pasivos significativos", según la empresa, con participadas en territorios offshore valoradas en más de 56 millones

En 2013, eldiario.es ya contó como la familia de la esposa del exministro y diputado del PP escondió cifras millonarias a Hacienda a finales de los 80

22 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Posada busca un director de perfil técnico para la Oficina Presupuestaria de las Cortes, que quiere nombrar este mes

Cristóbal Montoro y Jesús Posada, en una imagen de archivo.

El grupo español de distribución de bebidas alcohólicas Varma SL, del que es consejera y accionista junto con su familia Blanca de la Mata y Pobes, la esposa del exministro, expresidente del Congreso de los Diputados y actual diputado del PP, Jesús Posada, ha reconocido por primera vez la existencia de una inspección de la Agencia Tributaria que se remonta al impuesto de Sociedades del ejercicio cerrado en junio de 2012.

Así lo refleja la empresa en sus últimas cuentas anuales consolidadas referidas al ejercicio cerrado el pasado 30 de junio, aprobadas el pasado 29 de septiembre y depositadas recientemente en el Registro Mercantil.

En ellas, Varma explica que "está siendo inspeccionada por el impuesto sobre sociedades relativo al ejercicio finalizado a 30 de junio de 2012". Aunque "a la fecha de formulación de las presentes cuentas anuales todavía no han finalizado las actuaciones inspectoras", señala que "la Dirección y sus asesores fiscales estiman que no se derivarán pasivos significativos para la Sociedad consecuencia de esta inspección".

Es la primera vez que Varma, que no ha respondido a las preguntas de eldiario.es sobre este asunto, se refiere a esta inspección, que comprende el ejercicio de la amnistía fiscal inconstitucional del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Hasta ese año y desde 2009, según las cuentas de aquellos ejercicios, el mayor accionista de Varma SL fue una sociedad de nacionalidad no especificada denominada Food Choice Investment Limited, que tenía un 12,86% de las acciones.

En sus cuentas de 2017, Varma SL, con sede en Alcobendas (Madrid), recuerda que "según la legislación vigente las liquidaciones de impuestos no pueden considerarse definitivas hasta que no hayan sido inspeccionadas por las autoridades fiscales o haya transcurrido el plazo de prescripción de cuatro años o el periodo legalmente establecido por las leyes de cada país, en el caso de sociedades extranjeras".

Malta, Panamá y Nevis

Las cuentas reflejan que la sociedad mantiene la presencia en diversos territorios opacos para la Hacienda española que afloró hace unos meses la investigación de Los Papeles del Paraíso, que centró su atención en sus filiales en Malta. En ese país, la empresa contaba a junio de 2017 con el 75% de las acciones de Viesa Malta Limited (dedicada a "tenencia de valores) y Viesa Trading Limited ("exportadora e importadora y tenencia de acciones"), domiciliadas en la localidad maltesa de Birkirkara y con una valoración conjunta de 24.430.390 euros.

En Panamá, declara el 34,33% de las panameñas Rones Finos del Caribe, SA y Barceló Comercial Internacional, SA, cuyas participaciones valora en 17.645.912 euros. Y en Nevis, otro paraíso fiscal en el Caribe, declara participaciones en Barceló Internacional, SA (34,33%) y Alcoholes Finos Dominicanos, SA (8,58%). Ambas las valora en 14.750.136 euros.

En total, esas participaciones en sociedades en Malta, Panamá y Nevis están valoradas, según la empresa, en un total de 56.826.438 euros. En 2017, Varma SL incrementó sus ventas un 6%, hasta 188,8 millones de euros, y redujo su resultado neto de impuestos un 9,13%, hasta 7 millones.

1.200 millones de pesetas opacos en los 80

En 2013, eldiario.es  adelantó que la esposa del expresidente del Congreso invirtió en 1988 unos  188 millones de pesetas en un instrumento financiero diseñado por el entonces Gobierno socialista: unos pagarés del Tesoro opacos para el fisco, que no tenían retención, que no pagaban impuestos, que apenas generaban rentabilidad y que solo servían para aflorar el dinero negro que manejaban grandes fortunas. El Estado vendía esos títulos y no hacía preguntas sobre el origen del dinero.

Todas estas operaciones financieras a las que se sumaron Blanca de la Mata y sus hermanos se hacían a través de una sociedad de inversión: Eurocapital, que en el año 1991 protagonizó uno de los mayores escándalos financieros de la época al quebrar y ser intervenida por el Banco de España, que descubrió una contabilidad B con una caja negra por valor de 5.000 millones de pesetas. Una vez saneado, el banco fue vendido por una peseta a Unicaja. La familia política de Posada, que está casado con Blanca de la Mata en régimen de separación de bienes, controlaba el 20% del Banco Europeo de Finanzas, la filial de Eurocapital que también quebró junto a la matriz.

La  documentación a la que accedió en 2013 eldiario.es mostró que la esposa, los cuñados, la suegra y las empresas familiares del entorno del entonces presidente del Congreso tenían hasta 1.200 millones de pesetas fuera de la vista de Hacienda. Al cambio actual, convertido en euros y descontada la inflación, la cifra equivaldría a casi 15 millones de euros de este momento.

Estas fuertes sumas se gestionaban mediante Eurocapital y se invertían en esos productos financieros opacos que no tributaban. Nunca se aclaró qué fue de estos importes, si se regularizaron, como en un primer momento asumió el presidente del Congreso, o si se buscó otra vía para mantenerlos fuera del alcance del fisco.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha